Buscar este blog

martes, 6 de octubre de 2009

“Me voy con la frente en alto”

;

La Prensa

El Argentina-Perú, que se jugará el sábado en Buenos Aires, será el último partido de eliminatorias mundialistas que dirija René Marcelo Ortubé, el mejor árbitro boliviano de la actualidad. Y probablemente ese cotejo, en el estadio “Monumental de Núñez”, cancha de River Plate, también se constituya en su último cotejo internacional.

El próximo 26 de diciembre, Ortubé cumplirá 45 años, la edad límite impuesta por la FIFA para los jueces internacionales; a partir de entonces ya no podrá ejercer con esa insignia.

Pero al margen de la norma, el referí va más allá. Al cabo de la temporada liguera 2009 también se alejará definitivamente del referato, por más que en los torneos locales pueda continuar ejerciendo la profesión.

“Es una decisión tomada”, sostuvo ayer. Considera que se trata de un buen momento —el mejor— para despedirse y “colgar” el silbato.

Cuando termine 2009 le pondrá fin a una carrera de 26 años como árbitro nacional y 18 de ellos como referí FIFA. En su larga trayectoria tuvo el privilegio de dirigir un partido del Mundial de Corea del Sur/Japón 2002.

El del sábado será su último partido en eliminatorias mundialistas, ¿cómo lo asume?

Definitivamente va a ser el último en mi carrera en esta competición, creo que es un partido importante donde se van a jugar muchas cosas; solamente me resta agradecer a la Comisión de Árbitros de la FIFA, a través del doctor Carlos Alarcón, por haber considerado mi nombre para dirigir este encuentro Argentina-Perú.

Por la importancia del partido, ¿cree usted que su virtual retiro le llega en un buen momento?

Es un partido de mucha responsabilidad y el ser nominado para un juego de tanta importancia para una de las selecciones más grandes del continente (Argentina) creo que habla de que no estamos pasando un mal momento, al contrario. Esperamos responder al apoyo, la confianza y a las expectativas que tiene la comisión de árbitros.

Va a ser un partido de mucha presión por lo que se juega Argentina…

En los partidos de eliminatoria siempre hay mucha presión, no hay que olvidarse que son países los que están representados a través de su selección; pero creo que los árbitros que ya estamos algunos años en esto no la sentimos, nos abocamos simplemente a hacer nuestro trabajo y a tratar de aplicar bien las reglas del juego para no tener problemas y ser justos.

¿Recuerda usted algún partido especial de los que ha dirigido por eliminatorias?

Recuerdo uno de 1997, que no fue en Sudamérica, fue en El Salvador ante los Estados Unidos. Tenía mucha importancia para la selección local, pues debía ganar para poder clasificarse a ese Mundial (Francia 1998). Nos encontramos con un partido bastante difícil, complicado. Estados Unidos fue incluso con el FBI, pues ese cotejo era considerado de alto riesgo, y a pesar de que El Salvador no ganó (1-1), al salir el público se puso de pie y nos empezó a aplaudir. Creo que ha sido un partido muy especial y tengo muy lindos recuerdos. Incluso cuando abandonábamos el estadio la gente nos gritaba: “Viva Bolivia y su coca”.

La crítica de los periódicos fue muy positiva y esas cosas son las que nos abrieron las puertas para estar en una Copa del Mundo.

¿Y tiene recuerdos ingratos?

En eliminatorias, a Dios gracias no. En el arbitraje, cualquiera que sea el partido que dirijamos, existe la posibilidad de que no todo salga bien, es tan difícil tomar decisiones en fracción de segundos y más aún cuando hoy en día en el fútbol hay “ene” número de cámaras que enfocan la misma jugada desde varios ángulos. El árbitro tiene una sola oportunidad, un solo punto de vista, y siempre hay la posibilidad de error; pero hasta el momento en eliminatorias jamás he tenido mayores inconvenientes.

¿Cómo recuerda el Mundial de Corea/Japón?

El hecho de haber sido el único boliviano creó cierta expectativa aquí en el país, espero haber cumplido con ella; además, significaba la oportunidad para que un boliviano volviera a un Mundial después de mucho tiempo. Fue para mí un honor haber representado al país en el tema arbitral.

Me tocó dirigir Nigeria-Suecia (en Kobe, Japón), era considerado el grupo de la muerte porque estaba Argentina y no sé qué selección más, en ese partido quedó eliminada Nigeria.

¿No lo nominaron para otro encuentro?

No, porque hubo después de eso el recorte que habitualmente se hace cuando termina la primera fase. Muchos de los compañeros pensaron que por la tarea que había cumplido me tenía que haber quedado, pero son decisiones de la comisión arbitral y tuve que retornar al

país; sin embargo, considero que no fue una mala actuación; así que, a pesar de no poder dirigir más, volví muy contento.

Como para un jugador llegar a un Mundial, jugar en su selección, es una de las máximas aspiraciones, ¿a un árbitro le pasa lo mismo?

Es lo mismo. Así como los jugadores quieren llegar con su selección a jugar un Mundial de mayores, los árbitros queremos estar en un Mundial, es la cúspide, es lo máximo que se puede alcanzar en el fútbol. Ésa es una de las razones por las que me voy contento, ya que creo que cumplí el objetivo que me tracé desde que empecé a sentir cariño por el arbitraje.

El sábado será su último partido de eliminatoria, pero por ahí no es el último internacional, también podrían nominarlo para la Copa Sudamericana que aún se está disputando…

Vamos a ver qué decide la Conmebol; pero si fuera el último también me iría contento, porque el del fin de semana es un partido muy importante, es un partido de selecciones. Ojalá que hubiera otro, pero si fuera éste el último de mi carrera como árbitro internacional, tenga por seguridad que no me iría para nada amargado, sino con la frente en alto y sabiendo que por lo menos uno al terminar su carrera es reconocido con este tipo de nominaciones.

¿Seguirá dirigiendo en el ámbito nacional?

Podría seguir dirigiendo en el país, he recibido las sugerencias, la invitación incluso de alguna parte de la dirigencia para continuar en el nivel local, porque se puede; pero considero que uno debe irse cuando está pasando por un buen momento. Es mejor que uno deje el fútbol a que el fútbol lo deje a uno.

Lo siento mucho, de verdad me apena el pensar que desde la próxima gestión no voy a volver a entrar en un campo de juego para dirigir, pero creo que es el momento oportuno para retirarme.

¿La decisión está tomada?

Definitivamente. Es algo que, como le digo, me duele mucho, pero creo que hay que irse en un momento en el que uno tiene credibilidad, ya que en el arbitraje siempre hay la posibilidad de que en una batalla uno puede perder y echar por la borda toda su carrera.

Voy a abocarme más a intentar apoyar, guiar, aconsejar, a quienes están empezando en esta tan difícil labor, y tratar de que tengamos un arbitraje de primer nivel.

¿Cómo ha sido pertenecer a una familia de árbitros?

Considero que mi papi (Arturo); tal vez un poco más mi tío (Óscar), por haber sido nominado uno de los mejores cinco árbitros en Sudamérica en su tiempo, deberían haber llegado a un Mundial. Por eso cuando fui al Mundial no solamente fue un premio al esfuerzo personal, sino al hecho de darle un premio a la familia Ortubé y al arbitraje boliviano, porque ellos han sido de los mejores referentes, cada uno en su tiempo y tal vez los dos debieron haber estado en un Mundial. Tuve la bendición de llegar yo, pero es también el reconocimiento a la labor de mi papi y de mi tío.

Su carrera

Empezó —según recuerda— en 1984. El año anterior hizo el curso de la Asociación de Fútbol de La Paz. Fue nominado referí internacional en 1992.

Aparte de los 11 cotejos de eliminatorias (el sábado llegará a la docena), estuvo en diversas competiciones internacionales de selecciones, entre ellas Copa América, Copa Confederaciones y un Mundial, el de 2002.

559 arbitrajes lo convierten, de lejos, en el referí que más partidos de nuestra Liga ha dirigido. El primero fue hace 20 años, el 24 de junio de 1989, en La Paz, cuando jugaron Bolívar y el chuquisaqueño Universitario. A fin de año dirá adiós definitivamente.

Un día especial

Fue el viernes 7 de junio del año 2002. El estadio Alas, de Kobe, en Japón. Jugaban Suecia y Nigeria. Los suecos se impusieron por 2-1. Marcelo Ortubé fue el árbitro de ese partido por la primera fase del Mundial de Corea del Sur/Japón.

LA OTRA MIRADA

UN PARTIDO CLAVE

Argentina, que ocupa el quinto puesto en la tabla de posiciones de la eliminatoria sudamericana, se jugará el sábado frente a Perú buena parte de sus posibilidades de clasificación al Mundial de Sudáfrica 2010.

La “albiceleste” está obligada a ganar, porque otro resultado complicaría sobremanera sus opciones, incluso la de jugar el “repechaje” con el cuarto clasificado de las eliminatorias de la Concacaf. Los “incaicos”, que actualmente ocupan el último lugar, buscarán sumar para escapar a esa posición.

LOS ACOMPAÑANTES

Marcelo Ortubé, designado como árbitro principal para el choque entre argentinos y peruanos, estará colaborado desde las líneas por Jorge Calderón y Juan Carlos Arroyo. Oficiará como cuarto juez el uruguayo Carlos Velásquez; mientras que el chileno Alfredo Asfura ha sido designado como veedor.

Las frases

Debo estar por la decena o tal vez un poquito más (de partidos en eliminatorias), no tengo exactamente el número. Me llena de orgullo porque no cualquier árbitro puede dirigir tantos partidos de clase A”

Creo que las cosas tienen que darse de por sí, y cuando se acaba también tiene que ser así, para que uno sepa que por lo menos en su carrera, más allá de los números, siempre ha tratado de cumplir”

4 comentarios:

  1. MARCELO .
    LO FELICITO POR SU GRAN TRAYECTORIA , TUVE LA OPORTUNIDAD DE CONOCERLO EN PERSONA , ES LO QUE REFLEJA UN GRAN ARBITRO QUE EL FUTBOL BOLIVIANO PIERDE Y OJALA QUE SU REEMPLAZANTE EL SR. ANTEOQUERA , PUEDA SUPLIR SU AUSENCIA
    UN ABRAZO A LA DISTANCIA MI AMIGO , DIOS LO BENDIGA Y OJALA PUEDA VERLO NUEVAMANTE EN PERSONA
    UN AMIGO COMO USTED DICE DE CORAZON
    UN BOLITA MAS

    ResponderEliminar
  2. HIJO DE PUTA NO VUELVAS POR TARIJA, POR QUE ESTA VES NO SALES VIVO, BOORACHO DE MIERDA, EN TARIJA, MORIRAS AMARGO. LA BANDA ALBICELESTE. CICLON

    ResponderEliminar
  3. LA VERDAD LO FELICITO A MARCELO, PERO QUISIERA QUE TODO EL MUNDO SEPA COMO ES EL ARBITRAJE BOLIVIANO, ES UNA HUEVADA, MIENTRAS ALGUNOS SE ESFUERZAN POR ESTAR EN ESE NIVEL DE MARCELO, LOS MISMOS DIRIGENTES QUE SUPUESTAMENTE SACAN CARA POR LOS ARBITROS SON ELLOS MISMOS LOS QUE NO QUIEREN QUE SURJA EL ARBITRAJE NACIONAL, DESIGNAN A PARTIDOS DE LA LIGA A ARBITROS QUE NO CUMPLEN SU PRUEBA FISICA, Y TIENEN EL CINISMO DE DECIR DESPUES, QUE SON ELLOS LOS QUE TIENEN QUE MANDAR A LOS QUE ELLOS QUIERAN, PORQUE NO TRABAJAN DE BUENA MANERA CINICOS DE MIERDA, MANDEN ALOS JOVENES QUE LE SIGUEN A MARCELO, Y DE BUENA FUENTE SE QUE HAY ARBITROS DE BUENA TALLA, INCLUSO PODIA DECIR QUE MEJOR QUE MARCELO, SI MARCELO ENTRA A LA COMISION POR FAVOR TRABAJA BIEN COMO LO HAS ECHO HASTA AHORA MUCHAS GRACIAS

    ResponderEliminar
  4. MEJOR DEJA EL FUTBOL ORTUBE HDP Y NO SE TE OCURRA VOLVER A TARIJA, AQUI YA NO ERES PERSONA GRATA. BORRACHO VENDIDO

    ResponderEliminar