Buscar este blog

martes, 8 de diciembre de 2009

Campeones sin futuro

;

La Prensa

Ni el técnico de Guabirá, José Peña, ni los jugadores saben de momento si seguirán o no en el equipo al que ascendieron a la Liga tras ganar el título de la Copa Simón Bolívar.

Santa Cruz / El Deber.- José Peña cumplió el contrato que le ligaba a Guabirá y ahora espera si lo ratifican o no. Cuando llegó al “Rojo”, en reemplazo de Federico Justiniano, el compromiso asumido con la dirigencia “azucarera” era recuperar la plaza liguera perdida el año pasado, y cumplió. “Lo demás está en manos del Presidente”, dijo Peña, a propósito de la reunión que sostendrán esta noche el titular Gerardo Rosado con su directorio.

“A mí me contrataron para que Guabirá vuelva a la Liga y he cumplido; ahora, si me ratifican o no está en manos de ellos (dirigentes)”, sostuvo el entrenador, campeón de la Copa Simón Bolívar.

La reunión debía cumplirse anoche, en Montero, pero debido a que Rosado estaba pendiente de los resultados de las elecciones del domingo, en las que se postulaba para diputado por la circunscripción 56, la cita fue postergada para hoy, desde las 20.00, en la secretaría del club.

La continuidad del técnico será uno de los temas más importantes, así como la elaboración de una lista de los jugadores que formarán parte del nuevo Guabirá en 2010.

Cuando el equipo se adjudicó el título de la Primera A y se aprestaba a jugar la “Simón Bolívar”, el Presidente del club insinuó que si lograban subir a la Liga el cuerpo técnico y los futbolistas serían ratificados. “Eso entendí”, dijo el delantero Víctor Hugo Angola.

Había la posibilidad de disputar un partido amistoso mañana, frente a Oriente Petrolero, para dar la vuelta olímpica con la hinchada, pero el encuentro aún no ha sido oficializado.

El premio para los jugadores por haber logrado el ascenso a la Liga es de 17.500 dólares, dinero que aún no fue desembolsado a los capitanes del equipo; el cuerpo técnico recibirá 7.500 dólares.

Sólo falta el fallo del Comité

El Comité de Disciplina de la Asociación Nacional de Fútbol (ANF) se reunirá hoy en Cochabamba para atender la impugnación que hizo oficial el club Guabirá, por la actuación en cancha de cinco jugadores extranjeros de Ciclón, durante la segunda final de la Copa Simón Bolívar disputada en Tarija la semana pasada.

La reunión estaba anunciada para ayer, en las oficinas de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) de Cochabamba, pero fue postergada para hoy, a partir de las 10.00. El cruceño Héctor Barrancos y el cochabambino Rolando Aramayo conforman este ente, además del beniano Fernando Ibáñez, que es alterno y también ha sido convocado para emitir un veredicto.

Guabirá impugnó la actuación antirreglamentaria de cinco futbolistas extranjeros en cancha, pues el reglamento permite sólo cuatro. Por un error del técnico de Ciclón, Mario Rolando Ortega, y de sus colaboradores, el club tarijeño automáticamente tendría que perder en mesa los tres puntos que ganó durante el cotejo (3-2).

Si se confirmara el triunfo en mesa de Guabirá, los “rojos” serían declarados campeones de la Copa Simón Bolívar y

ascenderían a la Liga en reemplazo de Nacional Potosí.

El Comité Técnico de la FBF espera el fallo para programar los partidos por el indirecto, que deberían jugar Wilstermann, para defender su plaza liguera, y Ciclón, en procura del ascenso.



No hay comentarios:

Publicar un comentario