Buscar este blog

domingo, 13 de diciembre de 2009

Sólo dos clubes no les deben nada a sus jugadores

;
La Prensa

Bolívar y Blooming son los únicos clubes de la Liga que no tienen deudas pendientes con sus jugadores; el resto les adeuda y deberá ponerse al día hasta enero, de lo contrario no podrán inscribirse para participar en el torneo Apertura de 2010.

La Federación Boliviana de Fútbol (FBF) anunció el viernes, en una conferencia de prensa ofrecida por su presidente, Carlos Chávez, que aquellos clubes que tengan deudas con sus futbolistas no podrán jugar el primer campeonato liguero del próximo año.

Según informó ayer David Paniagua, secretario general de Futbolistas Agremiados de Bolivia (Fabol), de los diez clubes que aún les deben a sus jugadores por los contratos de 2009, Real Mamoré es el que más deudas tiene, aunque no ofreció cifras exactas.

“Teníamos seis demandas preparadas para ser presentadas ante el Tribunal de Resolución de Disputas (TRD)

en contra de Mamoré, pero a raíz de la medida que se lanzó decidimos esperar a que el club se ponga al día con los jugadores, porque, de lo contrario, no podrá inscribirse el próximo año”, explicó Paniagua.

Hasta este año era moneda corriente que los clubes no cumplieran con la totalidad del contrato con la mayoría de sus futbolistas, y éstos tenían que marcharse sin cobrar todo; ahora es diferente.

La medida —según la FBF— es válida sólo para los contratos que fueron firmados en 2009, es decir, las deudas que los clubes pudieran mantener con jugadores de anteriores gestiones tendrán que ser canalizadas y resueltas por medio del Tribunal de Resolución de Disputas.

“Estamos satisfechos por haber conseguido que se instituya esta medida, porque nos permite que el fútbol se maneje con seriedad, ya que los clubes estaban acostumbrados a no pagar los tres últimos meses y además empezaban a contratar nuevos jugadores para la siguiente temporada sin respetar a los anteriores; con esta medida eso se va a acabar”, aseguró Paniagua.

Según la FBF, los clubes deudores tampoco podrán contratar nuevos futbolistas mientras no regularicen su situación.

Alberto Lozada, gerente de la Federación, comentó que ésta es una medida acertada porque “el club que quiera contratar a algún jugador, a partir del próximo año, deberá saber cómo va a pagar, deberá tener respaldo financiero, por esa razón se ha determinado también que cada club presente un balance financiero donde pueda demostrar que está en condiciones de cubrir todo lo que le promete a su plantel”.

Guido Loayza, presidente del club Bolívar, afirmó que “lo que se quiere es hacernos mayores exigencias para transparentar el manejo del fútbol”.

Lo propio opina Orlando Jordán, presidente de Wilstermann, quien espera que la medida “evite la inflación en el fútbol y mientras más transparente sea el manejo económico en los clubes, se evitará que se deje en ruinas a las instituciones, como ocurrió con Wilstermann y con otros clubes”.

El Secretario General de Fabol se mostró optimista con la implementación de la medida, que —según él— permite a los jugadores tener seguridad de que el contrato que firman será cumplido. Es una señal —agregó— de que el fútbol en el país va a mejorar.

Uu reto para mejorar el fútbol

Fueron los propios clubes los que, a través de una resolución emanada en el seno del Consejo Superior de la Liga, aprobaron la implementación de medidas que los obligan a cumplir los contratos con sus futbolistas.

“Es una resolución de la Liga en el marco del proyecto de reestructuración del fútbol nacional. Estas normas nos las hemos impuesto nosotros mismos, y cuando un club se inscriba para la próxima temporada no deberá tener problemas con sus jugadores, por lo que estará realmente en condiciones de afrontar un campeonato sin deudas pendientes”, aseguró Miguel Ángel Antelo, presidente de Oriente Petrolero.

Por su parte, Guido Loayza, de Bolívar, aclaró que “no es imposición de nadie” la medida asumida, “sino que buscamos normas para mejorar el fútbol en el país, que me parece que le darán mayor seriedad en el manejo de los contratos”.

Cuando se le preguntó si esta medida no significaba que los propios clubes se estén poniendo la soga alrededor del cuello, Loayza anotó que lo que se pretende es que todos asuman con mayor responsabilidad sus obligaciones y sepan que si no cumplen no podrán seguir jugando en la Liga.

Orlando Jordán, presidente de Wilstermann, considera que las nuevas normas “van a evitar que el fútbol se inflacione, ya que hay clubes que ofrecen mucho dinero a los jugadores y después no están en condiciones de pagar y les quedan debiendo tres o hasta cuatro meses, y eso no puede pasar”.

La otra mirada

SEGURO MÉDICO

El seguro médico es otra de las obligaciones que los clubes deben tener al día con sus jugadores para participar en el próximo torneo liguero. En todo caso, los presidentes de estas entidades consideran que el beneficio debe ser sólo para los futbolistas, no así para sus familiares. “Económicamente los jugadores reciben una buena remuneración, la suficiente para que se ocupen de la salud de sus familias”.

SISTEMA

Futbolistas Agremiados de Bolivia (Fabol) será parte con voz, pero no con voto, del Consejo Superior de la Liga. En ese sentido, el secretario general de la entidad, David Paniagua, anunció que propondrá para 2010 la organización de dos torneos “todos contra todos para que los jugadores puedan tener trabajo durante los 11 meses del año y no ocurra lo que pasó este año”, que algunos se fueron antes a casa.

LAS BASES

De acuerdo con los cambios que se están encarando en las estructuras de la FBF, todos los clubes estarán obligados a contar con divisiones inferiores, es decir contar con un trabajo de base que permita formar nuevos futbolistas. En ese ámbito, Bolívar lleva la delantera con la creación de un gigante proyecto que incluye el nombre del Barcelona español en sus escuelas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario