Buscar este blog

lunes, 12 de abril de 2010

Apertura 2010 Grupo B Bolivar 1 - Wilstermann 2

;

La Prensa


Una pobre exhibición de Bolívar, en el plano futbolístico, derivó en la pérdida de su invicto, ayer a manos de Wilstermann, que lo superó en todo y hasta pudo haberle endosado una derrota más dolorosa que el 1-2 registrado en el tablero del Hernando Siles.

De esa manera, el equipo celeste le amargó al club en la víspera de su aniversario número 85 (12 de abril de 1925), aunque la Academia no ha perdido el primer lugar de la tabla de posiciones del grupo B.

Lo del celeste, su baja producción, no fue sólo ayer, sino que viene desde hace algún tiempo. Ya había exhibido deficiencias en el clásico ante The Strongest, al que pudo empatar luego de ir perdiendo; y frente a La Paz Fútbol Club sumó los tres puntos, pero sin ofrecer un buen juego. De manera que no es novedad la defectuosa actuación, sólo que en este caso el valluno no le perdonó y se llevó tres puntos de oro.

Lo anotado. A nadie le habría extrañado que la visita sellara un resultado más holgado. Wilster tuvo por lo menos tres situaciones más, todas muy claras, al margen de las dos anotaciones. Con un fútbol a puro toque, simple, desnudó las falencias defensivas del celeste.

Bolívar, en cambio, hizo poco en función ofensiva. En el primer tiempo tuvo un rendimiento virtualmente nulo y no halló la fórmula para romper una sólida estructura defensiva de dos bloques, presentada por el Aviador.

A los seis minutos, el uruguayo Nicolás Raimondi encendió la luz de alerta, se dio modos para inquietar a la defensa celeste con un par de movimientos, zafándose de la marca de Ariel Juárez e Ignacio Ithurralde, aunque demoró más de la cuenta y sacó un remate débil, sin consecuencias.

A esa temprana altura del juego no era aventurado pensar que el cochabambino tenía controlado el partido, porque desde el inicio había cortado las conexiones de Bolívar. Luego se vio más favorecido aún porque los jugadores del cuadro local hacían casi nada por arreglar la situación.

Otra vez el delantero aviador estuvo cerca de la apertura, se anticipó a Ronald Rivero y le ganó el control de la pelota, ingresó por derecha al área grande y sacó un remate que Carlos Arias resolvió con el pie.

Recién a los 34 minutos, Bolívar tuvo una llegada hasta el arco de Daniel Vaca. Charles da Silva mandó un pase preciso a William Ferreira, el uruguayo encaró, pero el golero fue más veloz, se tiró al piso y con la mano le ganó el control de la pelota.

A los 43’ comenzó a hacerse justicia en la cancha y Wilstermann inclinó la balanza a su favor. Fernando Sanjurjo, tras una hábil acción de Amilcar Sánchez para dejar malparada a la defensa bolivarista, tuvo todo el tiempo del mundo para definir con más calidad que fuerza, enviando la pelota hacia la derecha, lejos del alcance del golero Arias.

En la reanudación, la Academia trató de reaccionar. Anderson Gonzaga luchó afanosamente por llegar al gol.

El empate llegó en una jugada polémica, justamente Gonzaga cayó en el área en su intento por sacarse la marca de Miguel Ortiz y dio la impresión de que no hubo contacto, pero el juez del compromiso cobró la pena máxima que resolvió Ferreira; el uruguayo puso la pelota a la izquierda de Vaca, éste intuyó, pero el toque fue preciso. Corría el minuto 14.

La conquista fue sólo un espejismo. La situación no cambió ni siquiera con la decisión del técnico Santiago Escobar de jugar todas sus cartas con el ingreso de Alex da Rosa y Gabriel Ríos. Si bien Bolívar tenía más gente con vocación de ataque en la cancha, la producción ofensiva siguió siendo mínima.

Wilstermann se mantuvo tranquilo, le ayudó mucho cumplir a cabalidad con la estrategia preparada, estar bien parado de mitad de cancha para atrás y utilizar de tanto en tanto el pelotazo al vacío, buscando a Raimondi. Ésa fue su principal arma y el uruguayo, en una de ésas, resolvió mal una jugada iniciada por Sanjurjo, encaró al golero, pero su remate terminó lejos del arco.

El segundo gol tuvo una bonita creación, fue iniciado por Henry Machado, quien dio un pase a Raimondi; éste, por la izquierda, llegó hasta casi la línea final, puso un centro preciso y Machado, con un toque suave, superó a Arias a los 32 minutos.

Un minuto después, el Rojo pudo ampliar las cifras. Maximiliano Andrada remató de media distancia, parecía que la acción no tenía ningún peligro, pero el balón bajó súbitamente y pegó en el travesaño ante el estático arquero bolivarista.

Después, Wilster tuvo dos opciones más, a Fernando Sanjurjo el uruguayo Ithurralde le hizo una falta en el área grande que el juez no vio y dejó seguir la acción, era penal. Después Raimondi se “comió” el tercero, aunque en realidad el mérito fue de Arias, quien se impuso en el mano a mano.

En la recta final Bolívar buscó al menos el empate, pero lo hizo con desesperación, sin argumentos y no pudo salvar su invicto.

LA OTRA MIRADA

VERDUGO

Eduardo Villegas, técnico de Wilstermann, es una especie de verdugo de Bolívar. Nadie olvida que cuando dirigía a The Strongest mantuvo una buena racha de partidos contra la Academia, lo mismo que cuando dirigió a Universitario, vino y le ganó. Ayer, al frente del Aviador, hizo probar de nuevo a los celestes de esa medicina.

MALEDUCADOS

Unos cuantos miembros de la barra de Wilstermann, que llegaron desde Cochabamba para alentar a su equipo, se pasaron de la raya durante el minuto de silencio en memoria del ex presidente de Blooming Roberto Paz Limpias, fallecido la semana pasada; los aviadores se dedicaron a insultar a hinchas y jugadores de la Academia en ese corto lapso. Después se conoció que varios de ellos estaban en estado de embriaguez.

NO CUIDÓ SU BOCA

Wálter Flores (fotografía) era lo mejor de Bolívar hasta el minuto 40 del segudo tiempo. Corría, marcaba, ayudaba a sus compañeros de ataque, pero todo eso lo mandó al tacho por no saber medirse, reclamó airadamente un cobro del referí Juan Nelio García y tal actitud hizo que fuera correctamente expulsado.

“OLÉ, OLÉ, OLÉ”

La hinchada bolivarista le mandó unas cuantas bofetadas a su equipo. Cuando el partido estaba sentenciado, los jugadores de Wilstermann se dedicaron a hacer circular el balón y desde las tribunas los celestes gritaban los “olés”, mientras en la cancha cuerpo técnico y jugadores de la Academia renegaban.

“SORIA, SORIA”

Otro grito que no pasó inadvertido fue el “fuera Escobar”, que ya se está haciendo repetitivo por parte de los hinchas en contra del director técnico de Bolívar. De paso, la gente empezó a pedir a Vladimir Soria, quien es integrante del cuerpo técnico celeste. Su apellido fue coreado sobre todo después del segundo gol del Aviador.

6 partidos duró el invicto de Bolívar en el torneo Apertura de la Liga. Los primeros cuatro fueron victorias consecutivas: contra Wilster, Real Mamoré, Real Potosí y Oriente. Con The Strongest empató en su quinta presentación y volvió a la victoria sobre La Paz FC. En la séptima fecha, ayer Wilstermann se tomó la revancha.

LA FIGURA

NICOLÁS RAIMONDI

Al uruguayo sólo le faltó convertir un gol para redondear una tarea casi perfecta. Fue el único hombre de punta, pero solito desnudó las debilidades de la defensa celeste. Con Fernando Sanjurjo forman una buena sociedad en Wilster. También Henry Machado y Wálter Veizaga merecen una mención especial. En Bolívar, nadie.

EL ÁRBITRO

REGULAR

El mayor “pecado” de Juan Nelio García fue no cobrar un penal favorable a Wilstermann, que pudo ampliar por esa vía la diferencia. Si otro hubiera sido el resultado, quizás el referí se estaría lamentando por haber dejado pasar una clara falta. En otras situaciones aplicó el reglamento bien, por ejemplo en las amonestaciones. A Wálter Flores lo expulsó correctamente.

Las frases

"El fútbol es así, cometes errores y terminas perdiendo. Ahora, nos molesta a todos no poder demostrar el trabajo que realizamos. Un día mostramos un buen rendimiento y al otro caemos y ello tiene su explicación, el plantel está sintiendo el trajín de los viajes y los partidos muy seguidos”

Leonel Reyes / Jugador de Bolívar

"Hicimos un gran partido, le ganamos a un gran rival. Nosotros jugamos por el orgullo de cada uno y porque el grupo está unido pese a todo. Lo que nos falta es platita para mejorar también en lo anímico. Sacamos un resultado importante, por ahí pudimos marcar algún gol más”

Fernando Sanjurjo / Volante de Wilstermann

SÍNTESIS

BOLÍVAR 1

Carlos Arias

Ariel Juárez

Ignacio Ithurralde

Ronald Rivero

Abdón Reyes

Wálter Flores

Leonel Reyes

(1’ST Didí Torrico)

Rudy Cardozo

(13’ST Alex da Rosa)

Charles da Silva

William Ferreira

Anderson Gonzaga

(13’ST Gabriel Ríos)

DT: Santiago Escobar

WILSTERMANN 2

Daniel Vaca

Jair Torrico

Miguel Ortiz

Marcos Barrera

Pedro Zabala

Wálter Veizaga

Henry Machado

Amilcar Sánchez

Maximiliano Andrada

Fernando Sanjurjo

(46’ST Nilton de Oliveira)

Nicolás Raimondi

DT: Eduardo Villegas

Goles Min. Autor

0-1 43’PT Sanjurjo (W)

1-1 14’ST Ferreira (B), de penal

1-2 32’ST Machado (W)

Estadio: Hernando Siles

Recaudación: Bs 96.550.-

Público: 9.650 entradas vendidas

Árbitro: Juan Nelio García

Asistentes: Arol Valda y Efraín Castro

Expulsado: Flores (B), 40’ST

No hay comentarios:

Publicar un comentario