Buscar este blog

viernes, 2 de abril de 2010

La FBF controla edades desde Sub-7

;
La Prensa
La Federación Boliviana de Fútbol (FBF) implantará un sistema de control de edades de los futbolistas a partir de la categoría sub-7 con la finalidad de eliminar las falsificaciones y adulteraciones de edad que se presentan en jóvenes futbolistas.

La Comisión de Regulación e Investigación de Adulteración de Edades, creada por el Comité Ejecutivo de la FBF, calcula que en un plazo no mayor a dos meses contará con una base de datos computarizada de unos 80 mil deportistas a partir de los siete años de edad de las nueve asociaciones departamentales.

El primer paso que dio la comisión fue investigar la documentación de los futbolistas sub-20 que militan en los clubes de la Liga tras detectarse irregularidades en una parte de éstos; sin embargo, se dio cuenta de que el universo necesariamente debe ser más amplio para dar con otros casos de jugadores más jóvenes y prevenir, a partir de los más chicos, que a futuro se presenten nuevas adulteraciones.

Según el presidente de la Asociación Nacional de Fútbol (ANF), Jorge Justiniano, el universo incluirá a futbolistas desde la categoría sub-7 hasta la sub-19, además de los sub-20 que militan en las asociaciones y en la Liga.

“La idea de incluir a todas las categorías es para tener el orden y control de la situación desde los más jóvenes. Si sólo hiciéramos una revisión de los sub-20, lo más seguro es que más adelante nos encontraríamos con más casos por no detectar a tiempo anormalidades en los documentos de los más jóvenes”.

De acuerdo con el dirigente, el universo de jugadores en el fútbol boliviano ha incrementado con el correr de los años y actualmente para cada temporada se registran entre 6.000 y 8.000 nuevos futbolistas.

“El control va a ser retroactivo, por lo menos ocho años. De esa manera vamos a conseguir que los registros de todos los jugadores estén limpios”.

El método que se empleará tiene que ver con el cruce de información entre la base de datos del Registro Nacional de Jugadores y el archivo del Registro Civil. De esa manera será fácil identificar futbolistas que, por ejemplo, hubieran rectificado su fecha de nacimiento; además, se podrá detectar bajo qué circunstancias lo hicieron, si fueron inscritos de manera directa o en el marco de una resolución judicial. Ésta es la que más susceptibilidades genera, pues se han encontrado diversos casos.

Según Justiniano, no será necesario que cada asociación envíe la documentación de sus futbolistas (certificados de nacimiento o carnet de identidad), pues al momento de proceder a la inscripción serán registrados directamente en la FBF. Y esos datos servirán para efectuar las comparaciones.

Otro método previsto es el Padrón Biométrico, tomando en cuenta que hay un universo de futbolistas mayores de 18 años en edad de votar. “Nos ayudará para saber si alguno tiene doble identidad o duplicó su documentación”, refirió Justiniano, quien, al margen de ser miembro del Comité Ejecutivo de la FBF, es director del Registro Civil de Pando.

El dirigente recordó que en años anteriores era muy difícil que la gente de poblaciones alejadas de las ciudades tuviera acceso a las notarías, y la ley autorizaba que los niños que no hubieran sido registrados en un término de uno o dos años fuesen inscritos posteriormente a través de una orden judicial.

Para la fase inicial del trabajo se ha contratado un servicio de informática al que serán llevados los archivos; asimismo serán contratados al menos dos abogados que se encargarán de verificar detalles legales, por ejemplo, la validez de las resoluciones judiciales que presentan algunos futbolistas para certificar su edad.

Una vez terminada la investigación, la comisión entregará el informe final al Comité Ejecutivo de la FBF, instancia que definirá las nuevas normas en caso de adulteraciones. “Todavía no hay nada en cuanto a castigos, menos se ha hablado de amnistías. La Federación tiene la potestad para determinar el mejor camino”, aseveró Justiniano.

AFLP exige certificado original

La Asociación de Fútbol de La Paz (AFLP) inscribe jugadores nuevos sólo con certificado de nacimiento original o cédula de identidad. Los clubes tienen la obligación de presentar uno de esos documentos que posteriormente pasa por un proceso de verificación.

De acuerdo con el presidente de la AFLP, Wálter Torrico, hay un particular celo al momento de efectuar la inscripción “para que nadie nos engañe presentando documentación fraguada”.

La AFLP tiene siete categorías en sus divisiones menores: sub-7, 9, 11, 13, 15, 17 y 19. En cada una tiene entre 250 y 300 jugadores que hacen aproximadamente unos 2.000 inscritos por temporada.

Torrico dijo que la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) no ha comunicado a las asociaciones las acciones que está tomando, pero que la AFLP ha decidido, por su cuenta, implantar un sistema que garantice que los datos que posteriormente se mandan a la máxima entidad balompédica del país son verdaderos.

“De una vez por todas tenemos que hacer que nuestro fútbol sea transparente en cuanto a edades y evitar también las dobles identidades”, sostuvo Torrico.

Cuando los clubes presentan la documentación requerida, ya sea el certificado de nacimiento o el carnet de identidad, de inmediato se hace la verificación con el Registro Civil de La Paz.

La otra mirada

LA COMISIÓN

Las sospechas acerca de la adulteración de edad y la existencia de dobles partidas de nacimiento de 15 jugadores durante la temporada pasada, fueron las causas que originaron que el Comité Ejecutivo de la Federación Boliviana de Fútbol proceda a la creación de la comisión de investigación para controlar los registros de los futbolistas.

CASTRO

Los casos recientes de mayor relevancia involucraron a los jugadores de Bolívar Carlos Castro y Rudy Cardozo. Del primero apareció documentación testimoniando sus 22 años de edad y no 17 como estaba inscrito. El futbolista cruceño que integró la Selección sub-17 en el Sudamericano de Iquique dejó la Academia y nunca más regresó a Tembladerani.

CARDOZO

Rudy Cardozo también fue observado. Antes de que su caso saliera a luz, era tomado en cuenta como jugador sub-20. La Academia decidió apartarlo de la competencia hasta aclarar su situación. Según su actual documentación, el tarijeño nació el 14 de febrero de 1989 y no de 1990.

El dato

Para la próxima semana está programada una reunión entre los miembros de las distintas comisiones que tienen a su cargo analizar las propuestas, tanto de la Liga como de la Asociación Nacional de Fútbol (ANF), para cambiar la estructura de la Federación Boliviana de Fútbol. Dependiendo de que ese trabajo esté concluido, se procederá a convocar a Consejo Superior de la FBF.

No hay comentarios:

Publicar un comentario