Buscar este blog

lunes, 2 de agosto de 2010

Clausura 2010: Bolivar 2 - The Strongest 2

;

La Prensa

The Strongest tenía todo para ganar el clásico 175 de la historia de la Liga. Al final de la primera parte vencía 2-0, pero en el segundo tiempo renunció al ataque, perdió a dos jugadores y dejó jugar a Bolívar, que logró empatar.

El clásico 175 de la historia de la Liga terminó empatado a dos goles por bando porque The Strongest así lo quiso. De ser un equipo que dominó el primer tiempo con varias situaciones de gol, pasó a dormirse en el segundo y dejó que Bolívar reaccione y empate. No hubiera sido sorpresa si la Academia lo termina dando vuelta, porque todo el complemento le fue favorable.

De esa manera se explica lo que sucedió ayer en el estadio Hernando Siles. El Tigre tenía ante sí la gran oportunidad de deshacerse de su rival con un resultado que pudo ser más amplio si se lo hubiera propuesto. Inexplicablemente retrocedió sus líneas y todo lo que había cosechado en la fracción inicial la despilfarró en el segundo acto.

Comenzó con la intención de llevarse por delante al celeste. En diez minutos mostró sus intenciones con tres acciones. Primero Julián di Cosmo, luego Rosauro Rivero y después Darwin Peña probaron a Marcelo Robledo con remates de corta y media distancia, el arquero respondió, pero con dubitaciones. Ese tiempo bastó para darse cuenta que el sistema defensivo preparado por Néstor Clausen ofrecía ventajas y que el Tigre no estaba para perdonar.

Se abrió la cuenta a través de un potente remate de Darwin Peña. En principio dio la impresión de que la acción no corría peligro, el atigrado se encargó de lanzar un tiro libre desde unos 35 metros aproximadamente. Su derechazo dobló las manos del arquero rival, que dio la impresión de que nunca se imaginó que la pelota iba a ir directo a su arco. Corría el minuto 21 y hasta ese instante era el cuadro de Achumani el que dio los primeros toques de alerta.

Después, Pablo Vázquez exigió al golero, que volvió a responder a medias. El tiro del atacante demostró una vez más las ventajas que daba la última línea del rival.

Todo era de The Strongest. En el otro arco hubo muy poco para contar, unas dos aproximaciones de William Ferreira mostraron a Leonardo Díaz solvente.

Antes de que llegue el segundo gol, pudo marcarse otro. Peña mandó un gran pase a Di Cosmo, el delantero —bien habilitado— desbordó por izquierda y se sacó la marca de Robledo, pero le faltó ángulo para culminar la acción.

A los 39 minutos, Gerson García se mandó un golazo, tanto por la concepción de la jugada como por la conclusión. El argentino Di Cosmo, quien pintaba para figura del compromiso, le mandó un pelotazo medido hasta la banda izquierda por donde corrió el autor del gol. La lógica indica que iba a mandar un centro, pero miró el arco y colgó la pelota a Robledo. Estaba 2-0 y no era descabellado pensar en un marcador más abultado, como que en la última jugada de este periodo (46’), Vázquez perdonó, eliminó a un defensor y en lugar de ceder a un compañero con mejor perfil, prefirió resolver la jugada y perdió una buena oportunidad.

En el segundo tiempo se modificó por completo el ritmo del partido. Clausen se jugó al todo por el todo, primero sacó al nervioso Robledo, hizo lo mismo con Daner Pachi, cuyo aporte fue escaso. Con Da Rosa en la cancha cambió la cara de Bolívar.

Si no tenía argumentos para llegar hasta donde estaba Díaz, apareció Álex con su mejor recurso, los remates de media distancia despertaron la atención de la zaga stronguista.

Inexplicablemente, el Tigre bajó los brazos, la imagen que ofreció no fue nada comparada con la primera parte. Renunció al ataque, se había conformado con poco, el 2-0 no era ninguna garantía para sus intereses. Dejó que el rival crezca, vaya adelante.

Así llegó el descuento, Abdón Reyes desbordó por izquierda y mandó un centro pasado hasta donde estaba Rudy Cardozo, el mediocampista puso la cabeza para meter la pelota al arco (11’).

La jugada previa mostró que el Tigre quería cerrar el partido. El arquero Díaz se vio obligado a sacar la pelota a un costado de la cancha, después de recibir un pase con el pie de un compañero. En el saque de costado se originó el gol del descuento.

Encima, perdió a uno de sus mejores hombres en la cancha por lesión, Darwin Peña fue cambiado por Percy Colque, no era igual.

Sin ser un dechado de virtudes en cuanto a propuesta futbolística, Bolívar agradeció las ventajas. En cualquier momento podía llegar el empate. Primero porque el Tigre se olvidó de llegar hasta el arco de Heber Farfán y segundo porque perdió a Carmelo Angulo apenas un minuto después de haber ingresado. El volante se fue de la cancha expulsado por roja directa.

William Ferreira marcó a los 28’ el empate final, después de una habilitación de Abdón Reyes. Dio la impresión de que el atacante estaba en posición adelantada en el momento de resolver la jugada.

A partir de eso, Bolívar insinuó más, buscó el desnivel. En los últimos minutos hubo tres ataques que no terminaron en gol por la mala puntería de los ejecutantes o porque Díaz respondió con solvencia. Primero sacó un cabezazo a Ignacio Ithurralde, después le negó la posibilidad a Ferreira, el goleador remató de media vuelta y el golero atigrado estuvo en el lugar correcto para evitar la conquista.

El Tigre pudo golear si quería, pero le entregó el segundo tiempo a su rival, que agradeció la ayuda y casi festeja un nuevo triunfo.

SIN FIGURA

En la primera parte pintaban para estar entre los destacados los atigrados Julián di Cosmo y Darwin Peña. Participaron en la mayoría de las jugadas con peligro del Tigre. Uno se fue lesionado y el otro se perdió en el complemento. En Bolívar, mención especial para Álex da Rosa.

EL ÁRBITRO

REGULAR

La tarea del señor Jordán no tuvo complicaciones salvo algunos errores que inciden en su calificación. Exageró en detener las jugadas, se dejó convencer con quienes se tiraban al piso en procura de obtener alguna ventaja. Estuvo correcto en la expulsión de Carmelo Angulo.

La otra mirada

NERVIOSO

Marcelo Robledo no la pasó bien la tarde de ayer. Al margen de los goles, lució nervioso. Siempre dio rebotes en los balones que le llegaron. El arquero celeste, que volvió a jugar un clásico después de casi seis años, pagó caro por su actuación de ayer. Fue cambiado en el segundo tiempo.

TRANQUILO

En cambio, a quien le fue bien fue a Heber Farfán, su reemplazante. El golero tuvo un segundo tiempo tranquilo, favorecido por la poca producción atigrada en ofensiva. Siempre responde en los momentos difíciles del equipo.

EL DIBUJO

Jugar con tres zagueros en el fondo fue útil para The Strongest. Su técnico, Néstor Craviotto, aseguró antes de venir a La Paz que le gustaba que sus equipos jueguen con ese sistema. A Bolívar, en cambio, no le funcionó. Su defensa mostró ayer varias falencias que fueron desnudadas en la primera parte.

PERJUDICÓ

El de ayer debe ser el partido que más rápido quiere olvidar Carmelo Angulo. El mediocampista ingresó con la misión de ayudar en la tarea de contención. No hizo nada de eso porque al minuto de haber ingresado a la cancha vio la tarjeta roja. Al final se disculpó reconociendo que le hizo un flaco favor al Tigre.

SIN DIEZ

Por segundo partido consecutivo, Bolívar jugó sin enganche. Daner Pachi, hombre con vocación ofensiva, jugó recostado por la derecha lejos del arco rival. Cambió algo su fisonomía con el ingreso de Da Rosa, que algo hizo por manejar el juego del celeste.

BAJO

A propósito de Pachi, ayer no estuvo en su tarde, su aporte fue escaso en Bolívar. El mediocampista fue sustituido en el segundo tiempo. Volvió para este semestre después de haber incursionado en el fútbol ecuatoriano. Espoli fue su equipo, con el que rescindió contrato por asuntos personales.

La despedida antes del partido

El brasileño Charles da Silva continuará su carrera deportiva en el fútbol de Arabia. Ayer volvió a La Paz para resolver detalles personales. Aprovechó el clásico para despedirse de la hinchada. Ingresó al campo de juego y se dirigió hasta la curva norte para recibir el saludo de los aficionados celestes. Después se ubicó en la tribuna de preferencia, desde donde siguió las incidencias del partido.

Bolívar 2

Marcelo Robledo

(1’ST Heber

Farfán)

Ronald Rivero

Ignacio Ithurralde

Luis Torrico

Didí Torrico

Leonel Reyes

(36’ST Gabriel

Ríos)

Wálter Flores

Abdón Reyes

Daner Pachi

(1’ST Álex da Rosa)

William Ferreira

Rudy Cardozo

DT: Néstor Clausen

The Strongest 2

Leonardo Díaz

Luis Palacios

Federico García

Rosauro Rivero

Jorge Ortiz

Marcos Paz

(22’ST Carmelo Angulo)

Alejandro Chumacero

Gerson García

Darwin Peña

(14’PT Percy

Colque)

Pablo Vázquez

Julián di Cosmo

(36’ST Santos Amador)

DT: Néstor Craviotto

Goles Min. Autor

0-1 21’PT Peña (TS)

0-2 39’PT G. García (TS)

1-2 11’ST Cardozo (B)

2-2 28’ST Ferreira (B)

Estadio: Hernando Siles

Recaudación: 434.460 bolivianos

Público: 16.755 entradas vendidas; 3.228 libres, 1.511 abonados.

Árbitro: José Jordán

Asistentes: Ricardo Calderón y Ángel Flores

Expulsados: Angulo, 23’ST y Ortiz, 35’ST, ambos de The Strongest

1 comentario:

  1. ¿Apasionado por el fútbol?
    Sports Data, empresa a nivel mundial dedicada a cubrir eventos deportivos en tiempo real, esta en búsqueda de scouts para poder cubrir los partidos de fútbol de primera división de Bolivia mediante el ingreso de comandos simples desde el celular.
    Los requisitos son los siguientes:
    1. Tener conocimientos de ingles, tanto escrito como hablado al menos a nivel intermedio tanto escrito como hablado.
    2. Haber al menos un equipo profesional en su ciudad.
    3. Haber estado asistiendo con normalidad a los partidos profesionales de futbol.
    4. Bastante responsabilidad y gustar del fútbol.
    5. Tener conexión a Internet en casa.
    Si estas interesado puedes contactarte conmigo enviándome un mail a j.quispe@sportsdata.ag indicando en Subject: Sports Data - (La ciudad donde viven)
    Muchas gracias,saludos.

    ResponderEliminar