Buscar este blog

lunes, 18 de octubre de 2010

Clausura 2010: Real Potosi 1 - Bolivar 1

;

La Prensa

El empate en la Villa Imperial le fue suficiente para convertirse en dueño del primer lugar en el Clausura. Si se animaba, podía quedarse con las tres unidades frente a un rival que se conformó con el único gol que marcó.

Bolívar regresa de la Villa Imperial con un punto, pero pudo quedarse con las tres unidades por lo que mostró en el segundo tiempo del partido frente a Real Potosí. El 1-1, sin embargo, no deja de ser importante porque se lo obtuvo frente a un rival directo en la lucha por el título y porque lo hizo en condición de visitante.

De un comienzo con dudas, que incluye el regalo del gol que agradeció el Lila, la Academia pasó a un final con mejores argumentos futbolísticos en la cancha. Una vez que se afirmó en el terreno, llevó el juego de acuerdo con sus intereses, hizo su negocio para obtener una unidad en una plaza muy complicada.

De manera temprana se puso cuesta arriba para la Academia. En la primera jugada del compromiso, Real Potosí intentó sacar una buena tajada aprovechando que Bolívar hacía debutar en el arco a Romel Quiñónez.

A los dos minutos, el arquero pagó caro su inexperiencia. Ronald Eguino desbordó por derecha, sacó un remate con más precisión que potencia. Parecía que la jugada no tenía mayor relevancia, pero el balón pasó entre las manos del golero y se metió en el arco.

Fue un golpe difícil de asimilar. En la primera fracción, Bolívar generó muy poco, casi nada. No son muchas las reales posibilidades de gol para destacar de esa fracción.

Pareció que el Lila se contagió de ello, poco a poco fue bajando las revoluciones, sus jugadores entendieron que con los remates de media distancia habían encontrado la veta para hacer más goles.

Sin embargo, no contaban con que Quiñónez se iba a asentar en la cancha a medida que pasaban los minutos.

Un intento del paceño lo desperdició el brasileño Zé Carlos. A los ocho minutos, Da Rosa mandó un centro y el goleador brasileño mandó la pelota por encima del arco.

Después, Álex exigió a Machado con un remate de media distancia que el arquero del cuadro local desvió al tiro de esquina.

La segunda parte fue distinta para Bolívar, porque Rudy Cardozo dejó su lugar en el costado derecho y cambió al otro carril, que compartió con Abdón Reyes, y por esa banda se generaron situaciones de gol.

El celeste —que ayer vistió de azul— tuvo mayor fuerza en su ataque e insinuó más sobre el arco rival.

Antes de marcar su gol, William Ferreira ensayó a los seis minutos un tiro libre que pasó cerca del arco.

Llegó en el minuto 9. El goleador uruguayo culminó de palomita una buena acción de Cardozo por la izquierda, el mediocampista tarijeño eludió la marca de dos zagueros y, cuando la pelota estuvo a punto de salir de la cancha, mandó un centro atrasado que el charrúa conectó de cabeza, dejando sin capacidad de reacción a Machado. Real Potosí le entregó a Miguel Loayza la conducción de su juego, pero el mediocampista no estuvo a la altura de otros compromisos y muy poco pudo hacer para superar el sistema defensivo del celeste, que a pesar de afrontar algunas dubitaciones, se dio modos para neutralizar los intentos ofensivos. Encima, las cosas se le complicaron porque Quiñónez dejó de ser el arquero nervioso de los primeros minutos y pasó a ser un golero solvente, en algunas jugadas dio la impresión de que se trataba de alguien con muchos minutos en cancha.

La desesperación cundió en el Lila, que buscó con más ganas que con argumentos sólidos el desnivel. Bolívar también tuvo lo suyo, pero no capitalizó las opciones.

La Academia sumó una unidad y está en la parte alta de las posiciones, confirmando que es candidato al título. El local resignó dos unidades en casa, que en el balance final pueden pasar factura.

Ferreira allana el camino para ser goleador otra vez

William Ferreira anotó ayer su gol número 28 de la temporada y está a uno de igualar su marca del año pasado. Como van las cosas, lo más probable es que superará ese registro, pues a la Academia le quedan siete partidos por disputar en el torneo Clausura. También va camino a ser el goleador de la Liga por segunda temporada consecutiva.

A los nueve minutos de la segunda parte convirtió el empate para su equipo. No es la primera vez que marca en la Villa Imperial. De acuerdo con los datos extraoficiales de Acción, el charrúa anotó tres veces, dos al Lila y uno a Nacional Potosí, equipo que jugó en la Liga el año pasado. Ayer le marcó un gol por sexta vez al Lila.

En lo que va del Clausura, suma nueve conquistas, comparte el primer lugar con Regis De Souza (San José) Pablo Vázquez (The Strongest) y Cristian Ruiz (Real Potosí).

Desde que Víctor Hugo Antelo repitió el título de goleador en tres temporadas consecutivas 1997, 1998 y 1999, no se ha presentado esta figura en los torneos de la Liga. Ferreira camina seguro en pos de ser bigoleador.

En filas académicas, Fernando Salinas fue el máximo anotador de la Liga en dos años consecutivos (1987 y 1988).

Después del error, Quiñonez se tranquilIzó

A los dos minutos de iniciadas las acciones, Romel Quiñónez regaló el gol a Real Potosí. Parecía que el arquero debutante iba a tener una tarde para el olvido.

Pero no fue así. Con el paso de los minutos se fue afirmando en el partido y luego mostró solidez en la cancha. Se nota que tiene personalidad para mandar en la cancha, al menos eso demostró en algunos pasajes, sobre todo del segundo tiempo.

Por lo demostrado ayer, es poco probable que el técnico Néstor Clausen lo cambie. Lo va a ratificar entre los titulares. Le ayuda su estatura, lució seguro al bajar los balones aéreos.

Al final del partido se robó la atención de los medios. Contó sus inicios en la Academia Tahuichi Aguilera.

Nacido en Santa Cruz el 25 de junio de 1992, Quiñónez jugó también en Calleja de la capital oriental. Hace dos meses llegó a la Academia. Fue segundo arquero del equipo que jugó el Sudamericano Sub-17 del año pasado en Chile.

“Agradezco la oportunidad. Soy un arquero con mucha personalidad, espero ayudar para que el equipo salga adelante”, dijo Quiñónez.

SIN FIGURA

Ni Real Potosí ni Bolívar tuvieron en la cancha al jugador que se pusiera al equipo sobre los hombros. La producción de unos y otros no alcanza para estar en el apartado del más destacado del compromiso.

EL ÁRBITRO

BIEN

Estuvo correcto en las amonestaciones. Sus decisiones no afectaron el trámite del partido, menos el resultado. El señor Maldonado tuvo una tarde tranquila, manejó la situación con calma, cumpliendo el reglamento.

Real Potosí 1

Mauro Machado

Edemir Rodríguez

Ronny Jiménez

Ronald Eguino

Gonzalo Galindo

Eduardo Ortiz

Helmuth Gutiérrez

(24’ST Cristian Ruiz)

Miguel Loayza

Guillermo Chena

(13’ST José Luis Contaja)

Gerardo Yecerotte

Augusto Andaveris

DT: Víctor H Andrada

Bolívar 1

Romel Quinónez

Limbert Méndez

(12’ST Luis Torrico)

Vanderlei

Ronald Rivero

Mario Ovando

Wálter Flores

Abdón Reyes

Rudy Cardozo

Alex da Rosa

(22’ST Didí Torrico)

William Ferreira

Zé Carlos

(34’ST Rodrigo

Vargas)

DT: Néstor Clausen

Gol Min. Autor

1-0 2’PT Eguino (RP)

1-1 9’ST Ferreira (B)

Estadio: Víctor Agustín Ugarte

Recaudación: No se dio a conocer

Público: Unas 23.000 personas

Árbitro: Óscar Maldonado

Asistentes: Alaín Ledezma y Ludwing Pérez

No hay comentarios:

Publicar un comentario