Buscar este blog

sábado, 12 de febrero de 2011

Méndez es presidente ejecutivo con un salario

;
La Liga tiene una nueva estructura de mando. Los clubes cambiaron el estatuto para elegirlo por tres años. El ahora nuevo funcionario comenzará a trabajar el próximo lunes.

Cochabamba / Los Tiempos y La Prensa.- Estaba oleado y sacramentado, sólo faltaba cumplir la formalidad. En una jornada de consejos maratónicos, Mauricio Méndez Roca fue elegido ayer como presidente ejecutivo de la Liga del Fútbol Profesional Boliviano (LFPB) para los próximos tres años (desde julio de 2011 hasta julio de 2014), en el marco de una nueva estructura de mandos, que incluye también la creación de cinco vicepresidencias, que se harán cargo, a su vez, de otras tantas áreas en las que se definirán las políticas relativas al fútbol nacional. El ahora nuevo funcionario de la Liga comenzará a trabajar a tiempo completo el lunes y su actividad será remunerada.

El Consejo Superior de la Liga aprobó el nuevo estatuto de la entidad, apeló al proyecto presentado por Percy Luza. Pero los presidentes decidieron modificar varios artículos, “porque no creen en la figura de un presidente todopoderoso y porque los dirigentes deben tener un lugar en la

administración”.

Para dar vía libre a la designación de Méndez, se cambió totalmente el artículo que estipulaba que el presidente debía tener representación de un club. A partir de ahora, “cualquier persona que goce de la confianza de los 12 clubes puede ser elegido presidente. El funcionario no debe tener ligazón con ninguno de los clubes”, así dice el requisito aprobado por unanimidad.

Méndez no representa a nadie en la Liga, pues Wilstermann, el club que lo lanzó a la presidencia hace nueve años, descendió de categoría.

La elección fue unánime. Una constancia de esto es que la posesión del presidente liguero y de los cinco vicepresidentes fue realizada por el titular de Bolívar, Guido Loayza, quien hasta ayer era un firme opositor de la gestión de Méndez Roca. Los otros clubes que pretendían el cambio eran Aurora, The Strongest y Oriente.

El único que atinó a expresar una cierta voz discordante fue el presidente de The Strongest, Kurt Reintsch, quien salió antes de la posesión de Méndez.

“Seguramente dirán que fue por unanimidad”, expresó el dirigente gualdinegro. Pese a su partida, se quedaron en sala los también atigrados Eduardo Angulo y Arnulfo Cabrera. Este último ocupa ahora una de las cinco vicepresidencias de la Liga. Fue elegido por tres años para completar el ciclo del fútbol boliviano, porque también es primer vicepresidente de la Federación Boliviana de Fútbol.

Si su labor no convence, puede ser removido, como también ratificado al cabo de tres años.

El ejecutivo crea cinco vicepresidencias

La Liga decidió mantener el Comité Ejecutivo porque no se puede entregar todo el poder a una sola persona.

En el anterior sistema, esta instancia lo formaban dos vicepresidentes, el secretario general y el tesorero.

Desde ayer se aumentaron tres presidencias. Y además se aclaró que esos cargos no son rentados.

Las cinco carteras creadas son: de Marketing (San José, Carlos Estrada), Administración y Finanzas (Real Potosí, Daniel Martínez), Tributaria, Jurídica y Asuntos Internacionales (The Strongest, Arnulfo Cabrera), Seguridad y Fair Play (Bolívar, por designar) y de Competencias (Oriente Petrolero, por designar).

Quedaron ratificados en sus cargos Róger Bello, secretario general; Eduardo Soriano, tesorero, y los miembros del Comité Técnico Felipe Rodríguez y Juan Montaño.

En este acápite, el proyecto de Luza fue “borrado” por completo. La sugerencia del dirigente de Bolívar era crear cinco departamentos con funcionarios rentados y eliminar el Comité Ejecutivo.

El argumento de los dirigentes es que no se puede entregar todo el mando a una persona. Los vicepresidentes cumplirán un trabajo específico.

El dato

El nuevo Consejo Superior, como instancia máxima, está formado por los presidentes de clubes. Sigue el Comité Ejecutivo, al que se hizo dos enmiendas con la creación de cinco vicepresidencias y la ratificación del Tesorero y el Secretario General. Ningún cargo es rentado.

La frase

"No se fijó el monto que percibirá el Presidente Ejecutivo. Se habla de 4.000 dólares, pero les aseguro que será mucho menos”.

Mauricio Méndez / Presidente de la Liga

1 comentario:

  1. Los dirigentes del fútbol boliviano son una absoluta vergüenza, no hay nada más que decir.

    ResponderEliminar