Buscar este blog

domingo, 20 de marzo de 2011

Real Mamore 1 - Bolivar 2

;
La Prensa


El defensor celeste Pablo Frontini fue el salvador de Bolívar, que no fue un dechado de virtudes. Al “turbión beniano” le anularon un gol inmediatamente después en un cobro polémico.

Bolívar encontró un bálsamo para calmar sus penas en Trinidad. Venció 1-2 a Real Mamoré, pero sufrió mucho para terminar festejando. Pasó muchos sobresaltos para cosechar tres unidades y dar alcance de manera provisional a Oriente en el primer lugar, aunque el cruceño ahora tiene dos partidos menos que la Academia.

El celeste tendrá que agradecer a la buena suerte que tuvo en el partido, primero porque empató gracias a un regalo del arquero Gustavo Fernández y segundo porque su triunfo corrió peligro inmediatamente después de haberse puesto en ventaja. El local marcó el gol que pudo ser del empate, pero la acción fue anulada en una decisión polémica de la terna arbitral que consideró que cuando Juan Alberto Maraude anotó la conquista, estaba en posición adelantada. Apelando a las imágenes de la televisión, dio la impresión de que el goleador del trinitario estaba correctamente habilitado.

La visita llegó golpeada al compromiso, es muy difícil olvidar el cachetazo que recibió de Oriente Petrolero (6-0) hace una semana, pareció que en la cancha los jugadores estaban más preocupados en evitar los errores que en cumplir con sus deberes.

La defensa fue la que más problemas tuvo en el partido, la falta de coordinación ayudó a que el local llegue en varias ocasiones hasta la última línea. En la primera acción, Iván Zerda obligó a una intervención a Marcos Argüello.

A Real Mamoré le interesaba el triunfo sólo por la obligación que tiene de sumar la mayor cantidad de puntos para no complicarse con la zona del descenso. Se encontró con un Bolívar más cauteloso, que en la primera parte no arriesgó mucho, como que aprendió bien la lección de hace una semana en el estadio Tahuichi Aguilera.

El estadio explotó cuando el árbitro del partido, Raúl Orosco, cobró la pena máxima después de que Lorgio Álvarez tocara con el taco de su botín izquierdo a Frank Oni, en una acción en la que el mediocampista intentó sorprender por el el costado izquierdo.

Juan Maraude fue el encargado de convertir en gol la falta, su remate fue preciso, con fuerza a la parte media del arco. Argüello eligió el costado izquierdo y fue vencido. Transcurría el minuto 27 de esa etapa.

Bolívar asimiló el golpe y se tranquilizó en la cancha, ordenó su libreto y salió en busca de la igualdad. El arquero Fernández dio rebote a un misil que envió Rudy Cardozo de tiro libre, el golero se lanzó bien, pero no pudo desviar la pelota que llegó hasta donde estaba Lorgio Álvarez, quien remató al arco, el balón viajaba con destino de red y el brasileño Zé Carlos no hizo otra cosa que ayudar a que ingrese al arco. (37’).

En la segunda parte, los dos equipos tuvieron opciones para convertir, pero hay que reconocer también que fue Bolívar el que dispuso de situaciones más claras; Juan Enrique Bustillos definió cuando lo más aconsejable era habilitar a un compañero mejor ubicado. Un rato después, el juvenil Jorge Cuéllar también eligió el camino equivocado, su inexperiencia le pasó factura.

Pablo Frontini fue el salvador del celeste, que ayer jugó de verde. Lo dejaron solo en el área y de cabeza conectó un tiro libre servido desde la izquierda por Álvarez. El argentino marcó a placer frente a Fernández, quien no atinó a reaccionar.

A vuelta de hoja llegó la jugada polémica del partido, Juan Maraude marcó, pero el tanto fue anulado a sugerencia del asistente Róger Orellana. El cobro causó enojo entre los jugadores del cuadro local, lo que comenzó con una fiesta para el trinitario terminó con el lamento por la derrota.

La Academia volvió a transitar por el camino del triunfo, pero tuvo que trabajar mucho para quedarse con tres puntos valiosos en condición de visitante. También tendrá que reconocer que tuvo suerte para volver de Trinidad con una sonrisa.

Luego del triunfo, Guillermo Hoyos está satisfecho

Leonardo Álvarez

Guillermo Hoyos expresó su satisfacción por la victoria que consiguió ante Real Mamoré en calidad de visitante, partido al que calificó de complicado no sólo por el rival, también por las condiciones de clima.

Desde su punto de vista, el juego de Bolívar presentó dos facetas diferentes, “tuvimos un primer tiempo en el que estuvimos ordenados y con llegada; en el segundo mejoró nuestro orden, esperamos un poco que era nuestra intención y se dio el algún momento que se nos presente alguna situación, después se nos complicó un poco con la expulsión de Rudy (Cardozo) y tuvimos que ordenar de nuevo las cosas, y bueno, éste es un premio para Bolívar por todo el esfuerzo y el trabajo que realizó esta tarde”.

Además de la victoria, a Hoyos le tranquiliza el retorno de William Ferreira, un jugador importante en su esquema de juego y que podrá aportar en la cuota de gol, “él está retomando el ritmo de juego, el ritmo de partidos y hay que darle tiempo para que vuelva a tener el ritmo con el que se fue, porque estuvo parado como un mes y medio que ha estado en España”.

El delantero uruguayo ingresó en el segundo tiempo, se notó que tuvo algunas fallas en el cálculo del tiempo y la distancia, muchas veces quedó lejos de la pelota, en otras mostró parte de su repertorio.

Destacó que sus dirigidos se adaptaron a las condiciones de clima en Trinidad, pero más aún resaltó que cada uno de sus dirigidos puso ganas en la cancha hasta el final del encuentro, lo que fue importante para que se queden con las tres unidades.

EL ÁRBITRO

REGULAR

El juez del partido estuvo correcto en gran parte de las decisiones que tomó (penal para Real Mamoré y las dos expulsiones). Sin embargo, ingresará en la discusión por el gol que anuló a Real Mamoré. Por televisión dio la impresión de que Juan Maraude estaba correctamente habilitado.

SIN FIGURA

Poco para destacar de los protagonistas del lance. No hubo uno que haya jugado mostrando algo más que el resto. En la Academia merece una mención especial Wálter Flores , porque ayudó a defender a sus compañeros de la última línea.

LA OTRA MIRADA

AMONESTADOS

El primer jugador en ver la tarjeta amarilla fue el zaguero Ronald Rivero, luego fueron amonestados sus compañeros Lorgio Álvarez, Damián Lizio, Pablo Frontini, Wálter Flores, Edemir Rodríguez y Marcos Argüello.

En el local, Frank Oni, Gustavo Arce, Guillermo Santos, Gino Quiroz e Iván Zerda.

CON CAMISETA ALTERNA

Bolívar estrenó ayer su indumentaria alterna para este año. Jugó con camiseta verde lechuga. Los pantalones cortos y las medias azules.

SIN SEÑAL DE DUELO

La Liga y la Federación Boliviana de Fútbol dispusieron que los equipos luzcan crespones negros en sus camisetas, como homenaje póstumo al ex presidente Mauro Cuéllar, fallecido el martes. Ninguno de los clubes que jugaron ayer cumplió. Sí hubo un minuto de silencio antes del inicio de las acciones.

SEGURIDAD

Mucho se ha cuestionado la falta de seguridad en el estadio Los Andes de El Alto, donde no ha pasado ninguna desgracia porque el público se comportó bien. En cambio, no se puede decir lo mismo de Trinidad; al final del partido, los hinchas de la tribuna de general agredieron a efectivos policiales, sobre quienes descargaron su ira porque el juez del partido, Raúl Orosco, anuló el que pudo ser el gol del empate de Real Mamoré.

Incluso dos niños cruzaron una parte de la cancha para llegar hasta donde estaban los jugadores del cuadro local reclamando el cobro a la terna.

SINÓNIMO DE GOL

Real Mamoré tiene ocho goles a favor en el actual certamen. De ellos, seis fueron convertidos por el argentino Juan Maraude, quien se ha convertido en su delantero más efectivo.

Las frases

"Ellos se están jugando la permanencia en la Liga, han tenido sus expulsados, pero éste fue un partido de ida y vuelta. Creo que el triunfo es merecido porque tuvimos las oportunidades de convertir”

Lorgio Álvarez / Jugador de Bolívar

"Perdimos los puntos en casa, pero creo que estamos haciendo bien las cosas, estamos haciendo el sacrificio. Nos complicamos y le permitimos a Bolívar salir adelante y ganar”

Iván Zerda / Jugador de Real Mamoré

"Yo no vi posición adelantada, mucho menos el árbitro, que no estaba cerca, pero cuando uno está sometido a la gente que imparte justicia, un club humilde como el nuestro va a perder”

Sergio Luna / Técnico de Real Mamoré

Real Mamoré 1

Gustavo Fernández

Adhemar Arias

Alam Loras

Juan Pablo

Fernández

Ovidio Guatía

(27’ ST Mario

Vargas)

Gustavo Arce

Gino Quiroz

(30’ ST Ernesto Suárez)

Frank Oni

(1’ ST Jorge Bruno)

Guillermo Santos

Juan Maraude

Iván Zerda

DT: Sergio Luna

Bolívar 2

Marcos Argüello

Ronald Eguino

Edemir Rodríguez

Ronald Rivero

Lorgio Álvarez

Wálter Flores

Pablo Frontini

Damián Lizio

(1’ ST William

Ferreira)

Rudi Cardozo

Enrique Bustillos

(39’ ST Wálter Bowles)

Zé Carlos

(23’ ST Jorge Cuéllar)

DT: Guillermo Hoyos

Goles Min. Autor

1-0 27´PT Maraude (RM), de penal

1-1 37’PT Zé Carlos (B)

1-2 44’ ST Frontini (B)

Estadio: Gran Mamoré

Recaudación: No se dio a conocer

Público: Unas 10.000 personas aproximadamente

Árbitro: Raúl Orosco

Asistentes: Wilson Arellano y Róger Orellana.

Expulsados: Adhemar Arias 32’ ST y Jorge Bruno, 20’ ST (RM) y Rudy Cardozo 30’ ST (B)



No hay comentarios:

Publicar un comentario