Buscar este blog

lunes, 4 de abril de 2011

Bolivar 3 - La Paz FC 2

;

La Prensa

Bolívar no jugó bien, cuando parecía que el partido se iba a cerrar con un empate, apareció el goleador William Ferreira, y quien de tiro libre le dio el triunfo al equipo, que ocupa el segundo lugar.

Cómo sufre Bolívar para ganar; a la Academia le cuesta, y mucho, sacar adelante los partidos que juega en casa. No fue la excepción ayer en el estadio Hernando Siles, ganó a La Paz Fútbol Club (3-2) con angustia, sin hacer los méritos para quedarse con los tres puntos. La victoria llegó con el último suspiro, cuando parecía que el encuentro iba a terminar empatado.

No es novedad que el juego de la Academia no convence; en este tiempo parece que los resultados son los que finalmente cuentan, las estadísticas lo avalan, es segundo en la tabla de posiciones del torneo Fundadores de la Liga, pero su producción no le da méritos para ocupar esa casilla.

La Academia tendrá que agradecer a William Ferreira, quien, al margen de los dos goles que anotó la jornada de ayer, fue uno de los que más se prodigó en hacer bien las cosas, buscó el arco rival, puso empeño, el resultado obtenido es un premio al uruguayo por no darse nunca por vencido.

El castigo fue para La Paz Fútbol Club, que no supo convertir, tuvo en sus manos la posibilidad de liquidar el juego; primero no supo cuidar la ventaja cuando puso el partido a su favor 2-1, luego despilfarró las situaciones que tuvo frente a Romel Quiñones.

Pero también hay que mencionar que quiso cerrar temprano el partido, resignó a dos atacantes para cuidar el resultado y cuando se dio cuenta de que no había por qué tenerle miedo al celeste, que —como está jugando— es un equipo al que se le puede ganar, intentó recomponer las cosas, pero no tuvo la contundencia suficiente para culminar en gol las situaciones de que dispuso.

No hubo diferencias en la cancha, primero Richard Rojas intentó de media distancia y Argüello respondió con algo de susto, después Ferreira empalmó un centro de Zé Carlos que el arquero Héber Farfán logró neutralizar.

Cuando el hincha de la Academia comenzó a silbar y reprobar a sus jugadores, llegó la apertura de la cuenta; Ferreira, con un hábil movimiento se sacó la marca de Ronald Arana, avanzó con la pelota unos metros y le hizo un “sombrerito” a Farfán (21 minutos).

Parecía que el camino al triunfo iba a quedar allanado, que la angustia quedaría relegada, pero no fue así, Bolívar se durmió en los siguientes minutos y posibilitó que el local adelantara sus líneas.

A los 32’ se equivocó el arquero Argüello, detuvo a medias un balón enviado por Campos, la falla fue bien aprovechada por el paraguayo Jorge Florentín, que se avivó porque no le cobraron posición de adelanto, y definió por encima del arquero.

Antes del cierre del primer capítulo, Ferreira tuvo otra opción, él mismo se fabricó la jugada; con gambetas se sacó la marca de un adversario dentro del área y su remate de zurda pegó en el travesaño.

La Academia jugó mejor en el inicio de la segunda parte, se acercó en por lo menos cuatro ocasiones en la búsqueda del gol, pero fue el Azulgrana el que se perdió la mejor opción en ese lapso. Quiñones dio rebote a un tiro de Gary Paz, su compañero Florentín se hizo del balón y puso en bandeja la pelota para que el colombiano Osorio anotara, el delantero se lanzó de palomita, pero no calculó bien y mandó la pelota afuera por encima del travesaño.

Pero en el minuto 19 no falló, Paz aumentó las preocupaciones del celeste, marcó de tiro libre, su remate de derecha fue a ras del piso y sorprendió al arquero Quiñones, quien no alcanzó a desviar.

En la siguiente jugada (20’) llegó el empate, el Azulgrana no tuvo tiempo para festejar, Miranda sacó provecho de un error de la defensa y puso el empate 2-2.

Desde ese momento hasta el tercer gol de Bolívar, las situaciones más claras fueron para el cuadro local; con Juan Eduardo Fierro en la cancha, La Paz ganó fuerza en el ataque, se asoció bien con Gary Paz y juntos causaron problemas a la defensa bolivarista. La Paz FC generó tres situaciones que quedaron en nada.

Cuando parecía que el empate estaba firmado, Ferreira se encargó de desnivelar el marcador. El uruguayo pidió la ejecución de un tiro libre desde casi el borde del área grande, le pegó al balón con efecto, la pelota viajó hasta el arco, pero pegó en el travesaño, describió una rara trayectoria y picó dentro del arco.

A los 47 minutos del segundo tiempo, el alma les volvió al cuerpo a los bolivaristas. La angustia parece que es el denominador de este equipo, el buen juego es cuestión del pasado y sus hinchas parece que disfrutan más ganando con el último suspiro.

El equipo culminó la primera rueda en segundo lugar, pero por su producción no merece ese sitial.

Claure vio desde la tribuna y se fue con una sonrisa

Marcelo Claure se fue con una sonrisa. Le gustó el triunfo y le dio una calificación de “interesante” al encuentro. No estuvo en el campo de juego, decidió ver el partido desde la tribuna con su familia.

“Este partido pudo ser para cualquiera de los dos, esta vez la suerte estuvo de nuestro lado, lo importante es ganar, se ha logrado eso, pero con poco fútbol”, afirmó.

“Me voy contento por el triunfo, con mucha ilusión, me gusta el trabajo que está haciendo el profesor (Guillermo) Hoyos. Estamos cerca del líder, creo que se verá un campeonato bastante disputado y se definirá en los últimos partidos”.

Destacó el hecho de que se esté dando un lugar en el equipo a gente joven. “La única manera de ver que los jóvenes funcionan es dándoles fogueo y partidos. La gente tiene que entender que silbando a un niño que acaba de entrar no es lo mejor, deberíamos actuar de manera diferente, apoyándoles, aplaudir sus buenas jugadas, porque son muchachos que no tienen experiencia y los pueden lastimar. Deben ser más maduros en ese sentido”, indicó.

Claure puso en consideración que Bolívar es un equipo en formación, pero ante un plantel como La Paz FC se debería generar más volumen de fútbol, “hoy (por ayer) tuvimos pocas oportunidades de gol, estoy contento sobre todo por que haya vuelto bien William Ferreira”.

El dirigente agregó que se cerró de buena manera la primera ronda, ahora se quiere que les vaya mejor en la segunda fase.

“Estamos ahí, nos toca jugar contra Oriente en La Paz, ahí creo que se definirán muchas cosas”, dijo.

También manifestó que BAISA enviará al arquero Romel Quiñones a España, a un Centro de Alto Rendimiento de arqueros, para capacitarse. La idea es enviarlo una vez que concluya el torneo actual aprovechando el receso por la Copa América.

SIN FIGURA

Nadie tuvo una actuación superior a la del resto de los protagonistas. El partido ganó en emociones por los goles antes que por la producción individual. En la Academia merece un reconocimiento William Ferreira, quien no se dio nunca por vencido.

EL ÁRBITRO

Cometió algunos errores en la interpretación del reglamento, pero también hay que reconocer sus aciertos, sobre todo en las tarjetas rojas. Juan Nelio García debió expulsar a alguno más, perdonó a quienes ya tenían tarjeta amarilla.

La otra mirada

MÁS GENTE

A pesar de sus protestas porque el estadio Los Andes fue suspendido, el presidente de La Paz Fútbol Club debe estar tranquilo por la recaudación de ayer. Pagaron 6.733 personas; en cambio, en el escenario alteño sólo podían ingresar 4.000 espectadores para este compromiso y todos hubieran pagado un precio único de 20 bolivianos.

BIEN EXPULSADO

La Paz Fútbol Club se demoró en regresar al campo de juego para la reanudación, el juez del partido aplicó bien el reglamento al expulsar al técnico Freddy Bolívar por la tardanza. Sólo así los partidos de la Liga comenzarán a la hora programada.

El estratega se retiró hacia la tribuna de preferencia y, arrimado a la malla, siguió las incidencias del segundo tiempo.

“NO DIJE NADA”

Según Marcos Argüello, en ningún momento insultó a nadie desde el banco de suplentes y el árbitro Juan Nelio García se dejó llevar por el informe del referí asistente y le mostró la tarjeta roja. El arquero de Bolívar juró que nunca dijo nada malo a nadie y que por un error de interpretación el perjudicado es la Academia.

SILBIDOS

La desesperación porque el equipo no juega bien llegó rápidamente a los hinchas de Bolívar. Los silbidos comenzaron a bajar de la recta de general y preferencia por los desaciertos de los celestes en la cancha. Al final, cambiaron el descontento por aplausos y risas.

AMARILLAS

Dos jugadores de La Paz Fútbol Club: Rolando Campos y Richard Rojas, fueron amonestados; en su rival sólo se apunta a Diego Rivero. Hubo más expulsados que advertidos.

La Paz FC 2

Héber Farfán

Ronald Arana

Álvaro Ricaldi

Enrique Romaña

Richard Rojas

Rolando Campos

Gary Paz

Rodrigo Borda

Jorge Molina

(31’ST Juan Eduardo Fierro)

Jorge Florentín

(14’ST Diego Blanco)

Daniel Chávez (8’ST Cristian Osorio)

DT: Freddy Bolívar

Bolívar 3

Marcos Argüello

(8’ST Romel Quiñones)

Ronald Eguino

Pablo Frontini

Ronald Rivero

Enrique Bustillos

Gabriel Valverde

(10’ ST Damián Lizio)

Damir Miranda

Ronald García

Diego Rivero

(20’ST Wálter Bowles)

Zé Carlos William Ferreira

DT: Guillermo Hoyos

Gol Min. Autor

0-1 21´PT Ferreira (B)

1-1 32´PT Florentín (LP)

2-1 19´ST Paz (LP)

2-2 20´ST Miranda (B)

2-3 47´ST Ferreira (B)

Estadio: Hernando Siles

Recaudación: 126.430 bolivianos

Público: 6.733 entradas vendidas, 877 libres

Árbitro: Juan Nelio García

Asistentes: José Vidal y David Limache

Expulsados: Argüello, 18’ST; Miranda, 43’ST, y Rivero, 48’ST (B); Osorio (48’ST)

Jorge Asturizaga

No hay comentarios:

Publicar un comentario