Buscar este blog

lunes, 4 de abril de 2011

Real Potosi 3 - Nacional Potosi 0

;
La Prensa


El cuadro dirigido por Marcos Ferrufino festejó frente a su adversario de la misma ciudad. Este resultado le permite al cuadro lila ubicarse en la cuarta posición de la tabla y soñar con el título o uno de los premios.

Potosí-El Potosí.- Real Potosí no pudo haber festejado mejor su 23º aniversario como lo hizo ayer: en grande y con matices de una verdadera fiesta, con un estadio imponente, con más de 25.000 invitados. Con su triunfo de ayer (3-0) sobre Nacional Potosí saltó al cuarto lugar de las posiciones.

Los goles para el Lila llegaron a través de Luis Torrico (m 5’), Víctor Hugo Angola (9’ST) y Nelson Sossa, 20 ST’.

Fue un partido que en la previa generó una enorme expectativa porque ambos cuadros salían de haber ganado sus últimos encuentros en calidad de visitantes.

Se jugó con una concurrencia inédita, con tal cantidad de público, que ni siquiera se había visto en los partidos correspondientes a la Copa Libertadores.

El cotejo tuvo un inicio con mucha adrenalina por parte de Nacional Potosí. El Equipo del Pueblo arrancó con tanto ímpetu que sorprendió a los lilas, quienes no hacían pie para frenar a sus contrincantes.

En ese lapso, Real Potosí no encontró el camino para detener a su rival. No funcionó la marca en el medio campo, puesto que sólo Mario Ovando y Eduardo Ortiz intentaban llegar a las marcas.

Sin embargo, justo cuando Nacional Potosí llegaba con más insistencia, se produjo un contragolpe de los lilas a través de Ortiz, que cedió un pase abierto a Miguel Loayza, quien advirtió cómo Luis Torrico subía de carrilero por el flanco derecho.

Inteligentemente, Loayza colocó un pase entre las marcas de Jhosimar Prado y Vinicios Delazare para dejar solo a Torrico, y éste, con disparo fuerte y cruzado, venció la resistencia de Bernardo Leyenda.

Sin haber hecho más mérito que esa jugada, Real abría el marcador.

Este gol pesó mucho en Nacional, que ya no pudo reponerse. Si bien ejerció dominio territorial, por lo menos en los primeros 45 minutos, éste resultó improductivo.

En el complemento, el libreto no cambió. Nacional intentaba llegar al descuento y Real cada vez se afirmaba más en el medio sector apoyado por el trabajo silencioso, pero eficaz en la marca, de Eduardo Ortiz y Mario Ovando.

Cuando se jugaba el minuto 56, Nelson Sosa, que ya tenía perdido el balón, sacó fuerzas de flaqueza para imponerse a la marca de dos rivales y cedió un balón entre líneas a Loayza, quien, ante la salida de Leyenda, levantó la pelota por encima del golero y encontró muy bien ubicado a Víctor Hugo Angola ante arco desguarnecido, éste sólo tuvo que poner el cuerpo para asegurar el segundo de los lilas.

Fue el gol lapidario porque psicológicamente enterró a su rival, que durante el resto del cotejo se mostró abúlico y sin actitud, por lo menos para llegar al descuento.

La tercera anotación fue otra consecuencia del nerviosismo de Nacional, puesto que la defensa dejó pasar, inexplicablemente, un balón que fue a parar a los pies de Nelson Sossa, que eludiendo al golero Leyenda, puso la cereza en la torta de la fiesta de Real Potosí.

Las frases

"Desde cualquier punto de vista, la victoria es importantísima, además de la actitud y el sacrificio que van poniendo ellos (los jugadores) dentro del campo de juego. Siempre es importante ganar un clásico”.

Marcos Ferrufino / Técnico de Real Potosí

"Nos faltó actitud, concretar las opciones que hemos generado, y Real Potosí ha sabido aprovechar esto. En un contragolpe nos ha marcado y ahí se dio la diferencia. Nosotros le hemos permitido que el rival desarrolle su juego”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario