Buscar este blog

domingo, 22 de mayo de 2011

The Strongest 1 - Aurora 3

;
Los Tiempos

Con goles de Augusto Andaveris (22´) y Jair Reinoso ( 44´ y 50'), Aurora le aguó la fiesta a The Strongest, persistiendo en su apuesta por terminar en una buena ubicación en el torneo “Fundadores de la Liga” que concluye el domingo 29.

Rodrigo Ramallo, de Strongest, consiguió marcar un tanto a los 10´, pese a que el cuadro atigrado afrontó la contienda con la presión de triunfar a como dé lugar para mantener latentes sus aspiraciones de obtener el título del campeonato, anhelo que es compartido por Bolívar, Real Potosí y Oriente.

The Strongest jugó hasta el momento 11 partidos en La Paz, de los que ganó ocho, los dos últimos con marcador abultado.

El único equipo que pudo ganarle fue Bolívar, en el segundo clásico de la temporada (1-0); quiere decir, por tanto, que ningún plantel proveniente del interior lo ha derrotado.

Aurora es dueño transitoriamente de la séptima casilla con 29 puntos, sumatoria que deriva de ocho victorias y cinco igualdades. Su ataque acumuló 28 goles y su valla fue perforada en 24 ocasiones.

La mala producción del segundo tiempo lo puso casi al margen de la lucha. Un milagro lo pondrá de nuevo en carrera.

The Strongest quedó herido de muerte en la lucha por el título. Perdió el partido que debía ganar, el 1-3 de ayer en el estadio Hernando Siles frente a Aurora dejó al club de Achumani en la lona, y tendrá que ocurrir un milagro para que se recupere y vuelva a meterse en carrera.

De ser el equipo que dependía de sí mismo para ser campeón, pasó a quedar casi desahuciado y con la probabilidad de quedarse sin nada, como su mismo técnico lo había advertido.

Con la derrota de ayer dejó en bandeja de plata la posibilidad del título a los otros candidatos en la lucha que jugarán esta noche, y tendrá que rezar para que Bolívar, Real Potosí y Oriente Petrolero pierdan o empaten sus compromisos que les restan.

Parecía que The Strongest lo tenía resuelto muy temprano, las cosas se ponían color rosa para el atigrado. Llegó a la apertura mediante la vía del penal, el cobro del juez Gery Vargas dejó dudas, dio la impresión de que la acción de Augusto Andaveris fue más jugada peligrosa que de impedimento al zaguero Delio Ojeda, quien metió un cabezazo que casi fue gol. A los 9 minutos, Rodrigo Ramallo ejecutó bien el remate, que se metió por el costado derecho de Silvio Dulcich, aunque el arquero intuyó el remate y alcanzó a tocar el balón, no pudo impedir la caída.

La fiesta se había instalado en Miraflores, era el momento en el que el Tigre metía presión a sus escoltas; después de unos minutos en los que explotó espacios por la banda derecha, comenzó a bajar su producción y dio la impresión de que se había conformado con la ventaja mínima.

Aurora, en cambio, fue de menos a más, creció su producción, arriba el colombiano Jair Reinoso y Augusto Andaveris se dieron modos para inquietar al arquero Luis Galarza, quien lució nervioso y después pagó caro la nula actividad que tuvo.

La estructura defensiva del Tigre se resintió con la lesión de Ojeda, Craviotto se vio obligado a quemar un cambio que tal vez no tenía contemplado en los papeles previos.

El valluno continuaba con su juego tranquilo, sin nada que perder, pero mucho por ganar. En el minuto 29 pudo estar la apertura, Andaveris metió un cabezazo a un costado de Galarza y García sacó sobre la línea. Un rato después, Segovia le ganó en velocidad a Luis Méndez, pero en los metros finales perdió fuerza y su remate débil fue contenido por el portero Galarza.

Esos ejemplos muestran que el celeste de Cochabamba no vino a regalarse ni mucho menos, Baldivieso comprendió que podía atacar y sacó al zaguero Peña para poner al atacante Villalba.

Antes del descanso, el Tigre también tuvo lo suyo, pero no acertaron quienes tuvieron a su cargo la resolución de las acciones.

En la segunda parte el cuadro de Achumani pagó caro su escasa efectividad, Cristian Ruiz no fue el delantero punzante de otros partidos, ayer le cerraron los espacios y cuando los tuvo mandó la pelota afuera. Los intentos a ras del piso y por aire siempre encontraron a un rival atento para despejar el peligro.

A los 22 minutos se complicó más el panorama con un centro de Jaime Cardozo, que Andaveris peinó y marcó el empate. Ese tanto no es culpa exclusiva del golero, quien salió tarde al despeje, al delantero de Aurora lo dejaron moverse con tranquilidad en el área, la defensa se quedó quieta, sin reacción.

The Strongest salió en busca del desnivel, pudo marcar Ramallo de cabeza, pero Dulcich se estiró y sacó la pelota; con el paso de los minutos, el desorden fue la característica del Tigre herido que buscaba dar el zarpazo para volver a sonreír.

Si el empate era perjudicial, peor fue estar en desventaja. Reinoso se dio otra vez el gusto de festejar contra el Tigre , un centro largo de Segovia no pudo ser interceptado, la pelota llegó hasta donde estaba el colombiano, quien con todo el arco a su disposición puso la pelota en el fondo.

El atigrado estaba liquidado, quedaba poco por jugar y no había argumentos. Reinoso silenció por completo el estadio a los 51 minutos en una jugada nada importante, Edward Zenteno ejecutó un tiro libre desde la última línea, su intención no era otra que alejar el balón de su zona mandó un tiro largo, parecía que Galarza se adueñaría del balón, pero dejó que pasara y Reinoso se avivó, le ganó el dominio de la pelota y marcó el 3-1 definitivo para poner al Tigre en la lona y casi bajarlo de la lucha por el título.

La derrota no es culpa exclusiva de Luis Galarza

Como lo había dicho Luis Galarza padre hace unos días a Acción, a su hijo Luis le tocó un partido complicado, definitivo para el Tigre.

El menor de los hermanos lució ayer nervioso, se notó a leguas su inactividad en el año. Llegó de emergencia por las suspensiones de Daniel Vaca y Max Rougcher, pero la derrota contra Aurora no es culpa exclusiva de él.

Es cierto que en el tercer gol del valluno fue el principal responsable, no salió bien a la cobertura y se dejó ganar con Jair Reinoso, fue la última jugada del compromiso.

Pero hay una cadena de situaciones que contribuyeron en el certamen para que el Tigre esté a punto de quedar fuera de la lucha por el título, enumerarlas es muy largo.

En el primer gol, no es toda la culpa de Galarza, salió tarde a tratar de despejar un balón aéreo, pero antes ninguno de sus compañeros de defensa fue a la cobertura de Augusto Andaveris. En la segunda conquista sucedió lo mismo, Reinoso encaró solo. Quién iba a pensar que el Tigre se encontraría sin sus principales cartas en el arco en la recta final. Seguramente Daniel Vaca volverá el próximo domingo después de cumplir su sanción.

LA FIGURA

REINOSO

El colombiano fue el que más inquietó a la defensa de The Strongest. Desde que llegó al fútbol boliviano, al delantero le va bien contra el cuadro de Achumani y ayer no fue la excepción, estuvo acertado y dio las estocadas para matar al Tigre.

EL ÁRBITRO

REGULAR

Tiende a bajar la calificación del señor Gery Vargas.

En la jugada del penal contra The Strongest pareció que fue más jugada peligrosa que falta sobre Delio Ojeda. Se dejó convencer con los jugadores de Aurora cada vez que se tiraron al piso, muchas veces simulando faltas.

LA OTRA MIRADA

SILENCIO

La bullanguera barra del Tigre alentó durante todo el compromiso, pero se calló como por arte de magia después de que Jair Reinoso anotara el segundo gol de Aurora, ni qué decir luego de la tercera conquista.

LOS CAMBIOS

Cuando el resultado de un partido es bueno, se dice que las sustituciones fueron bien hechas; lo contrario pasa cuando hay derrotas. Sin embargo, dio la impresión de que ayer Baldivieso hizo mejor las cosas cuando sacó a Diómedes Peña y metió a Aquilino Villalba para darle más fuerza al ataque.

Craviotto, en cambio, sacó a Sacha Lima para dar paso a Alejandro Chumacero, convocado casi de emergencia.

LA DESPEDIDA

Luis Cristaldo jugó un buen partido, su experiencia ayudó en algunos pasajes para poner la pausa y con balones precisos habilitar a un compañero. Varias de sus intervenciones fueron aplaudidas, su adiós de la hinchada de The Strongest fue con derrota.

BIEN

Nelvin Soliz fue el factor de desequilibrio del atigrado, por derecha generó innumerables situaciones. Mientras su equipo ganaba se pintaba para ser la figura del compromiso; sin embargo, los dos goles de Jair Reinoso lo bajaron.

LOS AMONESTADOS

Los jugadores de The Strongest fueron Delio Ojeda, Enrique Parada, Federico García, Luis Méndez y Luis Cristaldo; en la visita, Diómedes Peña, Iván Huayhuata, Ronald Segovia, José Barba y Ronald Rodríguez.

CON FUERZA

Augusto Andaveris va con fuerza a disputar los balones. Tuvo dos choques con Delio Ojeda, el primero en el dudoso penal del Tigre; la segunda, cuando intentó ganar un balón y chocó con el zaguero stronguista.

SíNTESIS

The Strongest 1

Luis Galarza

Enrique Parada

Delio Ojeda

(28´PT Percy

Colque)

Luis Méndez

Federico García

Nelvin Soliz

Luis Cristaldo

Miguel Quiroga

Sacha Lima

(12´ST Alejandro Chumacero)

Cristian Ruiz

(18´ST Luis Melgar)

Rodrigo Ramallo

DT: Óscar Craviotto

Aurora 3

Silvio Dulcich

Diómedes Peña

(34´PT Aquilino

Villalba)

Edward Zenteno

Limbert Méndez

Ronald Rodríguez

José Barba

Iván Huayhuata

Ronald Segovia

Gonzalo Galindo

(1´ST Jaime

Cardozo)

Augusto Andaveris

(26´ST Wílder Arévalo)

Jair Reinoso

DT: Julio Baldivieso

Gol Min. Autor

1-0 9’PT Ramallo (TS), penal

1-1 22'ST Andaveris (A)

1-2 45´ST Reinoso (A)

1-3 51´ST Reinoso (A)

Estadio: Hernando Siles

Recaudación: 452.280 bolivianos

Público: 18.037 entradas vendidas, 2.000 abonados y 1.741 libres

Árbitro: Gery Vargas

Asistentes: Bruno Martínez y Marco Palma

Expulsado: no hubo

No hay comentarios:

Publicar un comentario