Buscar este blog

lunes, 16 de mayo de 2011

The Strongest 4 - Blooming 0

;
La Prensa

Es el nuevo líder del torneo. En el segundo tiempo corrigió los defectos del primero y metió cuatro goles a Blooming, que no tiene chances.

El Tigre ruge fuerte en la recta final. Con otra goleada —esta vez contra Blooming— llegó al primer lugar del torneo Fundadores de la Liga. El 4-0 registrado en el estadio Hernando Siles es la muestra de que hizo bien los deberes en casa y de paso se vio favorecido por los empates que se dieron en la Villa Imperial y Montero. Ahora depende únicamente de sí mismo para conservar su condición de líder y mantenerla hasta el final del campeonato.

El plantel de The Strongest cumplió al cien por ciento la misión que se había trazado, sumar las seis unidades entre miércoles y domingo, lo hizo, y ahora se ilusiona con el título, algo que hace algunas semanas parecía impensado por como estaba el certamen.

La goleada llegó en la segunda parte, la producción del Tigre en ese tiempo hizo olvidar rápido lo mal que estuvo en la cancha en la fracción inicial, parecía que iba a ser más complicado de lo que se pensaba, pero terminó festejando y con amplia diferencia a su favor.

De entrada , el Tigre pisó el acelerador, quiso llevarse por delante a su rival, pero eso duró apenas unos minutos; en cambio, Blooming apostó a todo lo contrario, a que pasara el tiempo y que la pelota transitara lo más lejos de su arco. Le entregó la organización del juego a Limberg Gutiérrez, pero “el Bomba” aportó muy poco, no sacó provecho de la potencia de sus remates, más se dedicó a buscar al compañero mejor ubicado, en tres jugadas dejó a sus delanteros en buena posición.

A pesar de que el juego del Tigre no era el mismo que ofreció el jueves frente a Guabirá, The Strongest generó situaciones que causaron sustos a Sergio Galarza, primero con Renán Addles y luego con Miguel Quiroga, después de ello el partido ingresó en un bache.

Cerca del final, el Tigre volvió a meter presión, el panameño tuvo la mejor opción, Parada y Ruiz crearon una buena jugada por la derecha, el centro lo recibió Addles, pero acabó la acción de manera defectuosa, se aplazó en la puntada final, corría el minuto 39.

A los 41’, Ruiz aguantó la presión de un zaguero y a los tropezones alcanzó a tocar una pelota que superó a Galarza, el golero, en una notable reacción, volvió sobre sus pasos y alcanzó la pelota que sin mucha fuerza iba camino al arco.

En la segunda parte se vio lo mejor del Tigre, se llevó por delante a su adversario, con los goles que llegaron en esta etapa, los dirigidos por Craviotto borraron lo mostrado en la primera parte.

A los 10 minutos se abrió el marcador, Addles desbordó por izquierda, tuvo tiempo para cambiar su perfil y mandó un centro preciso que Ruiz conectó casi de “palomita”, la pelota fue con la fuerza suficiente a un costado de Galarza, que a pesar de su esfuerzo no pudo desviar. El goleador apareció y las cosas comenzaron a simplificarse.

Blooming intentó recuperarse, pero no tuvo los argumentos futbolísticos como para tratar de hacer daño. En cambio, el Tigre volvió a golpear a los 24’, esta vez fue Ramallo, el juvenil conectó un centro desde la izquierda y le hizo un sombrerito al arquero, y la pelota ingresó lentamente al arco.

A esa altura, Blooming ya estaba vencido, pero había tiempo para más, otra vez Ramallo (27’) mostró su olfato de goleador, sacando provecho de un despeje defectuoso de Zabala, se adelantó a los dos centrales y con un toque de derecha marcó el 3-0 de la cuenta.

A partir de ese gol, llegó el monólogo del Tigre, que se dedicó a dosificar energías, a cuidar el resto físico, hizo circular la pelota para que sus hinchas se alegraran, desesperó a su rival, Óscar Díaz no aguantó y cometió una falta violenta que fue sancionada con expulsión y dejó al cruceño en inferioridad.

Hubo tiempo para el cuarto tanto, fue Soliz el autor, el volante anotó mediante un remate antes de zurda desde el borde de la media luna que derrotó a Galarza, quien reaccionó mal. Fue el 4-0 para alimentar la ilusión del club que hace rato no le da alegrías a su hinchada.

Para ser campeón, el Tigre depende de sÍ mismo

The Strongest depende de sí mismo para ser campeón. Con 35 unidades, está en la cima de las posiciones y le quedan tres fechas por jugar, dos de ellas en condición de visitante. El miércoles visitará a San José en Oruro, el domingo será local frente a Aurora y cerrará su campaña en el torneo Fundadores de la Liga frente a Universitario en Sucre.

Es líder, pero sus escoltas le pisan los talones, Real Potosí tiene 34 y Bolívar 33. El Lila y el celeste tendrán que sumar unidades y esperar tropiezos del Tigre para superarlo.

En caso de ganar los tres juegos, The Strongest será campeón con 44 puntos y, lo dicho anteriormente, no tendrá que estar pendiente de lo que hagan los otros candidatos.

Para el juego contra el Santo orureño, la dirigencia anunció el viaje del plantel a la capital de Pagador el mismo miércoles. El cuerpo técnico espera conocer mañana el fallo del Tribunal Superior de Justicia Deportiva de la Liga para saber si podrá contar con Daniel Vaca, el golero que fue expulsado en el lance contra Guabirá.

El Santo ya recuperó parte de sus opciones con el empate en Potosí y jugará al todo por el todo para frenar al líder y aumentar sus chances.

LA FIGURA

RODRIGO RAMALLO

El goleador volvió con dos goles y allanó el camino del Tigre para la victoria de ayer. Estuvo atento, mostró que tiene olfato de goleador y que no hay que darle espacios en el área. Galarza sufrió con sus dos aciertos.

EL ÁRBITRO

MAL

José Jordán se equivocó mucho en los cobros y en la interpretación del reglamento. A varios de los protagonistas les permitió el juego con violencia. La calificación también se extiende a sus asistentes, quienes no se metieron por completo en el partido.

LA OTRA MIRADA

LLEGA LA MESA

Óscar Craviotto se comprometió y ahora cumplirá su palabra. Ofreció una mesa de billar al plantel si ganaba seis de seis puntos, el equipo cumplió. El primer ofrecimiento fue por un triunfo sobre Real Potosí, pero como hubo empate, decidió mantener su propuesta a cambio de dos triunfos seguidos.

FESTEJO EN LAS TRIBUNAS

El Tigre volvió a enamorar a sus hinchas, quienes cantaron hasta el cansancio. En las tres tribunas habilitadas para el juego de ayer, los aficionados dieron rienda suelta a su felicidad, más todavía cuando desde Montero y la Villa Imperial se informaba que Real Potosí y Guabirá habían empatado.

DESTACADOS

En el Tigre cumplieron una buena actuación Renán Addles y Enrique Parada, los dos se encargaron de abrir la cancha por las bandas, el panameño participó en los dos primeros goles de su equipo. También cumplió Max Rougcher, quien reemplazó a Vaca, el habitual titular.

PESADO

Limberg Gutiérrez está falto de físico, ayer caminó en la cancha, pasó más tiempo parado y tratando de acomodar balones para sus compañeros mejor ubicados, “el Bomba” no es ni la sombra de lo que mostró hasta el año pasado.

LAS AMARILLAS

Fueron amonestados Leonel Reyes y Luis Méndez en el atigrado, mientras que del visitante vieron la cartulina amarilla Limberg Gutiérrez, Wílder Zabala, Jorge Ortiz y Ricardo Verduguez.

EL SALUDO

Después de que marcara su primer gol, Rodrigo Ramallo se acercó al técnicopara saludarlo, a la distancia se observó

que el estratega le hizo señas de que había respondido a la confianza que depositó en el goleador juvenil.

SíNTESIS

The Strongest 4

Max Rougcher

Enrique Parada

Delio Ojeda

Luis Méndez

Federico García

Nelvin Soliz

Leonel Reyes

Miguel Quiroga

Renán Addles

(30´ST Luis Cristaldo)

Rodrigo Ramallo

(35’ST Diego Bejarano)

Cristian Ruiz

(18’ST Regis De Souza)

DT: Néstor Craviotto

Blooming 0

Sergio Galarza

Wílder Zabala

Enrique Díaz

Lorgio Suárez

Jorge Ortiz

José Luis Chávez

Alejandro Gómez

Diego Valdés

Limberg Gutiérrez

(36’ST Ricardo Verduguez)

Diego Martiñones

(17’ST Gustavo Pinedo)

Óscar Díaz

DT: Fernando Quiroz

Gol Min. Autor

1-0 10’ST Ruiz (TS)

2-0 24'ST Ramallo (TS)

3-0 27´ST Ramallo (TS)

4-0 45´ST Soliz (TS)

Estadio: Hernando Siles

Recaudación: 254.230 bolivianos

Público: 10.481 entradas vendidas, 1.979 abonados y 1.894 libres.

Árbitro: José Jordán

Asistentes: Vladimir Tango y Samuel Chuca

Expulsado: O. Díaz, 40´ST (B)

No hay comentarios:

Publicar un comentario