Buscar este blog

lunes, 12 de diciembre de 2011

El partido entre The Strongest y Oriente no se jugó

;
La Prensa


El árbitro José Jordán tomó la decisión porque la cancha no estaba bien.

La granizada que cayó durante una hora al mediodía de ayer en La Paz impidió el juego entre The Strongest y Oriente. El cotejo debía disputarse desde las 17.00, pero tres horas antes la cancha estaba totalmente cubierta de granizo y no se notaban las líneas demarcatorias del campo. La comisión técnica de la Liga anunció que si no hay acuerdo entre los clubes, el lance será confirmado para las 17.00. El Tigre pidió que se juegue desde las 20.00.
La terna de árbitros, encabezada por José Jordán y acompañada por el asesor Marcelo Ortubé y los dirigentes Carlos Casso y Carlos Ribera, pisó la cancha y tomó la decisión de suspender el lance. El temporal obligó a los dos equipos a cambiar su plan diseñado para ayer. Los atigrados regresaron a su concentración en Achumani, mientras que los orientistas volaron a Santa Cruz por la noche y volverán en esta jornada.
“Está totalmente anegada la cancha. Es granizo, no es sólo agua. La demarcación no será la correcta porque la pintura que se usa es al agua. Además, este compromiso es muy importante para ambos equipos, entonces no es correcto que se juegue en estas condiciones”, dijo Jordán.
Ni bien se conoció esa situación, el delegado de Oriente, Carlos Ribera, echó el grito al cielo y dijo que se debería esperar un tiempo antes de tomar una decisión. Incluso, solicitó que el juego comience a las 20.00, pero sus sugerencias no tuvieron respuesta positiva. Señaló que, con la postergación, la ventaja era para el Tigre, por el tiempo que iba a permanecer el equipo en la altura.
Similar criterio tuvo el técnico Carlos Ramacciotti, quien dijo que el cotejo se podía jugar y que era cuestión de retirar el granizo y esperar unas horas más, pero la medida ya había sido tomada.

Agrint pidió la suspensión

Recuperación
La empresa Agricultura Intensiva (Agrint), encargada del cuidado del campo de juego del estadio Hernando Siles, fue la que sugirió la suspensión del compromiso, cumpliendo su tarea de preservar el césped.
Lo hizo con el argumento de que el campo de juego podía sufrir daños mayores si se lo sometía al trajín de un partido de fútbol, es decir, el desplazamiento de los jugadores en una cancha llena de granizo.
“El césped tiene vida y no se lo puede castigar, debe cumplir un periodo de recuperación, es todo un proceso”, dijo Eduardo Flores, administrador del estadio.
Para hoy, a las 08.30, se tiene previsto que Agrint realice una inspección a la cancha para ver el estado del terreno de juego.


No hay comentarios:

Publicar un comentario