Buscar este blog

lunes, 13 de febrero de 2012

Violencia en el fútbol boliviano cobra su primera muerte

;
El Deber

José María Montaño Viera murió hoy tras permanecer cuatro días en estado de coma por una golpiza que le dieron seguidores de Blooming. El hombre, también simpatizante de la academia celeste, era del grupo La Banda 46 que se enfrentó con Los Chiflados después del partido que sostuvo el equipo cruceño con Guabirá, de Montero el miércoles pasado.

Los barrabravas que están divididos desde hace varios años, golpearon a Montaño en el segundo anillo esquina Santos Dumont. El hincha de la Banda 46 quedó con graves heridas que días después le costaron la vida. Según sus familiares, tenía los riñones dañados, varias costillas rotas y complicaciones en el hígado. “Dios quiera que eso no suceda más con otra persona”, comentó la madre de la víctima. El hombre, de 32 años, deja una hija, de 11 años, en la orfandad.

La muerte de Montaño es la primera que ocurre en el fútbol boliviano, lo que podría derivar en una serie de enfrentamientos entre hinchas con posibles y graves consecuencias. “No sabemos lo que puede suceder esta noche en el estadio (juega Blooming contra San José). Pedimos a la Policía para que investigue la muerte de José María porque eso no se puede quedar así”, manifestó a EL DEBER Digital Israel Medina, presidente de La Banda 46, grupo al que pertenecía el difunto.

Sobre este tema, el presidente de la institución, Ricardo Tarabillo, manifestó que no es responsabilidad de la dirigencia que los hinchas se peleen entre ellos. “Es un acto (la muerte del hincha) totalmente delincuencial. Las peleas en las calles son responsabilidad de la Fiscalía y de la Policía, pero no de Blooming. A las barras las vamos a poner en su sitio en la medida en que molesten en el estadio. Esa es nuestra responsabilidad para que la gente vaya al estadio”, comentó el dirigente. El cuerpo de Montaño está siendo velado en su domicilio ubicado en el barrio Abaroa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario