Buscar este blog

miércoles, 12 de septiembre de 2012

Video Perú 1 - 1 Argentina

;
El seleccionado argentino tuvo un desempeño por demás deslucido, pero rescató un empate 1-1 ante su similar de Perú, en el Estadio Nacional de Lima, y es el único líder de las Eliminatorias sudamericanas rumbo a la Copa del Mundo Brasil 2014.

A los 21 minutos de la primera etapa, Carlos Zambrano adelantó al equipo local, pero a los 36 de esa misma mitad Gonzalo Higuaín puso la paridad. Sergio Romero, por su parte, le contuvo un penal al delantero Claudio Pizarro a los dos minutos de juego.

Con este resultado, y cumplidas ocho fechas, el combinado dirigido por Alejandro Sabella lidera la tabla de posiciones en soledad con 14 puntos, seguido por Colombia y Ecuador que acumulan 13 unidades.

Al cabo del primer capítulo el empate en un tanto fue demasiado premio para el plantel albiceleste, ya que le faltó tenencia de la pelota, equilibrio en la mitad de la cancha y seguridad defensiva, todo en ese orden de causalidades.

Claro que el 1-1 provisorio de ninguna manera se trató de un milagro, dado que fue consecuencia del inmenso y temible poderío ofensivo que tiene el equipo de Sabella.

La presión que ejercieron los peruanos y los balones cruzados a la espalda de Angel Di María constituyeron un problema agudo para los albicelestes, y sin solución a lo largo de todo ese primer episodio.

Muy temprano, ya a los 2 minutos de juego, Di María corrió a Jefferson Farfán y al levantar su pierna izquierda el volante del Real Madrid cometió un penal indiscutible.

De la ejecución se hizo cargo el capitán Claudio Pizarro, pero su remate fuerte y a la derecha de Sergio Romero fue rechazado por el arquero en una destacada respuesta.

Más allá de ese parche valioso que le colocó el guardavalla misionero a la situación, la realidad de ese segmento inicial, en cuanto al juego, mostró a un Perú superior a su aquilatado visitante.

Sólo Fernando Gago era útil en la formación de la AFA al tomar contacto con el esférico, pero insuficiente para dotar de claridad a los albicelestes.

En ese lapso, y a lo largo de toda la noche limeña, el estelar Lionel Messi gravitó poco, demasiado poco, por lo que el equipo extrañó su genialidad, de la que venía dando generosas muestras tanto en el Barcelona como en el seleccionado.

Y los méritos de los incaicos tuvieron su recompensa en la red en el minuto 21, debido a una maniobra excelente que se originó con pelota detenida. En la mitad de la cancha jugaron corto para Rinaldo Cruzado, quien puso un pase largo, en diagonal y exacto hacia la derecha, por donde desbordó Luis Advíncula rápido como la luz para mandar el centro que recogió Zambrano valiéndose de un impecable anticipo ofensivo.

Pero cuando todo parecía sombrío para los argentinos, a los 36, se escapó Ezequiel Lavezzi por la derecha y envió el esférico por abajo y hacia la boca del arco, por donde surgió Higuaín para ratificar su idoneidad como goleador.

Así, Argentina cotizó en la bolsa su potencialidad para equilibrar en el tanteador con una pincelada esporádica todo el esfuerzo que sumaron los anfitriones.

En la segunda parte, Perú volvió a complicar al máximo a los de Pachorra y sobre el terreno hizo casi todo lo necesario para vencer, pero le faltó el segundo gol, y ese no es un detalle menor.

Apenas una escapada tempranera de Lavezzi que concluyó con un bombazo que rechazo Raúl Fernández le permitió a la Argentina pegarle un susto a los peruanos.

Pero después fueron Romero, muy especialmente, y Federico Fernández los mejores valores de la resistencia. Arriba sólo la tremenda potencialidad del tridente ofensivo le valió a los de la AFA mantener la esperanza de alcanzar un triunfo que hubiera sido excesivamente injusto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario