Buscar este blog

viernes, 26 de abril de 2013

CLÁSICO 162 DE LA HISTORIA Cara o cruz

;
El Deber

El clásico cruceño del domingo tiene un condimento especial para Oriente y Blooming. Los albiverdes están obligados a ganar para seguir peleando por el título del Clausura, mientras los celestes están dispuestos a arruinar la fiesta del rival de siempre. El equipo de Roberto Pompei viene con mucha motivación por el empate de Bolívar ante The Strongest, ya que solo está a dos puntos; entretanto, los de Néstor Clausen se animan porque quieren salvar el primer semestre de este año.

Esta vez la mayor presión recae en los albiverdes (segundos, con 36 puntos), que tienen prohibido el traspié para no perder pisada a Bolívar, líder con 38. “Siempre hay presión en un equipo grande como Oriente. Sabemos que no podemos fallar porque de lo contrario se complica la situación”, señaló el arquero Carlos Arias.

Pero Blooming, que está lejos de pelear un premio internacional, no regalará nada a Oriente, así lo dejó claro una de sus principales figuras, Hugo Bargas. “Queremos amargarles la fiesta, de la misma manera que ellos nos lo hicieron”, dijo el atacante franco-argentino, recordando que el año pasado los albiverdes frenaron a los celestes, que peleaban el campeonato.

No solo los jugadores de la academia quieren detener al rival de siempre, también la nueva dirigencia académica apuesta por ese objetivo. Hace algunos días el presidente Roberto Fernández aseguró que el equipo viene mejorando y todo lo que se ha hecho hasta ahora es para ganar este clásico. “Más que los puntos, es el orgullo de Blooming el que está en juego”, apuntó el titular celeste, que ofreció un premio económico por la victoria.

Los de Pompei saben que su archirrival dejará todo para perjudicarlos; sin embargo, confían en la motivación extra que recibió el grupo por el empate de Bolívar ante The Strongest (1-1), que fue una inyección más para los albiverdes, de cara a lograr los tres puntos del domingo. “Sufrimos viendo ese encuentro, porque si Bolívar ganaba la diferencia iba a ser de cuatro puntos. Ahora la ventaja que nos llevan es remontable y solo depende de nosotros”, sostuvo Danny Bejarano, que jugará su quinto clásico cruceño, el segundo de titular.

Dos años de racha

La última vez que Blooming ganó a Oriente fue hace dos años. El 24 de abril de 2011, los celestes se impusieron por 2-1 luego todos los encuentros jugados hasta hoy fueron empates y triunfos de los albiverdes.

Eso también es una motivación que tienen los celestes para ganar el domingo. “Tenemos una bronca porque no podemos vencerlos hace mucho, así que es motivo más para romper esa mala racha”, indicó Bargas.

En cambio, por el lado de Oriente, el técnico Roberto Pompei fue claro al afirmar que si le dan a elegir entre seguir con ese invicto ante Blooming o lograr el título, firmaría por la consecución del campeonato. “Nosotros necesitamos ganar, más allá de otros temas que se puedan dar”, dijo el entrenador albiverde.

Por su lado, Danilo Carando, el goleador de Oriente, al igual que Rodrigo Vargas (con 5 tantos), confía en que la buena racha del conjunto refinero se mantenga el domingo. “Nosotros debemos ganar los seis partidos que nos quedan, de esa manera llegaremos al objetivo”, apuntó el 9.

El clásico que se disputará desde las 18:00 en el estadio Tahuichi es el 162 de historia liguera. Los albiverdes ganaron en 64 oportunidades, mientras la academia en 45. Se dieron 52 empates. Los refineros son segundos en el Clausura con 36, a dos del líder; entretanto, los académicos se ubican en la octava posición, con 17 unidades, a seis jornadas para el final

Tarabillo amenaza con un juicio si no le pagan

Ricardo Tarabillo, que presidió Blooming hasta el 14 de enero de 2013, mediante un consorcio jurídico amenaza a Roberto Fernández, actual presidente, con demandarlo judicialmente si en un plazo de 72 horas no le paga $us 78.398,27, argumentando que el plazo para la cancelación de la deuda se venció el 10 de abril de este año.

Pero esta no es la única conminatoria que llegó ayer al club, ya que asesorados por los mismos profesionales, Yamil Nacif, Elías Nacif, Arturo Escalante, José Nostas y Jorge Rodolfo Vélez Ocampo reclaman el pago de otras deudas con diferentes montos y dan el mismo plazo de tiempo para que se les pague.

Sobre las conminatorias, Fernández tildó de sinvergüenzas a los firmantes, argumentando que fueron ellos quienes metieron al club en tremenda crisis económica (deben más de $us 3 millones) y que ahora pretenden convertirse en sus verdugos.

El actual presidente dijo que está pidiendo que todos le envíen sus respaldos para ver si la deuda corresponde, aunque recién estará en condición de afirmar o negar la misma con los resultados que arroje la auditoría que se está realizando.

También se conoció que la Liga hizo saber a Blooming que no iba a suspender las pignoraciones que viene realizando a terceras personas salvo una orden judicial. Ante esto, la dirigencia anunció que recurrirá a la justicia ordinaria para intentar frenar estos pagos que, a su entender, son ilegales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario