Buscar este blog

jueves, 23 de mayo de 2013

El torneo de invierno se vuelve un problema

;
Opinion

La Copa Cine Center se presenta ante los clubes ligueros como el primer desafío de la temporada 2013-2014 y algunos de ellos ya ven el torneo de invierno como un verdadero problema, o al menos como una disyuntiva que deberán resolver en las próximas semanas.

A menos de 24 horas después de su presentación, el torneo de invierno se ha convertido en un verdadero rompecabezas para algunos clubes que consideran muy corto el espacio de preparación para sus nuevos planteles, antes del inicio del primer torneo oficial, previo a la competencia liguera.

Algunos equipos de la Liga anuncian prematuramente que están evaluando si es que enviarán a sus equipos considerados titulares al citado torneo, o es que reservarán sus mejores armas para la temporada regular de la Liga profesional boliviana.

La disyuntiva es clara pues los equipos ligueros deberán elegir entre participar del torneo de verano que repartirá 200 mil dólares en premios o prepararse mejor con el objetivo de alcanzar premios mayores al final de la temporada. Resulta más tentador buscar espacios en la Copa Libertadores y la Copa Sudamericana, tomando en cuenta que además de constituirse en una verdadera vitrina para los futbolistas y técnicos, estos torneos recompensan económicamente con premios mucho mayores a los clubes.

Desde La Paz, Bolívar y The Strongest advirtieron extraoficialmente que priorizarán su pretemporada y que sólo participarán del campeonato de invierno si es que el proceso de preparación para la próxima gestión se ha completado satisfactoriamente.

El técnico del Tigre, Eduardo Villegas, dijo que pedirá que se postergue el inicio de la Copa porque él tiene planificada su pretemporada, en Oruro y posiblemente en Argentina. Aseguró que el campeonato perjudicaría su planificación. En Bolívar, miembros del cuerpo técnico aseguraron que el torneo de invierno no será la prioridad, su objetivo es prepararse para el próximo torneo.

En Cochabamba el cuerpo técnico aviador calificó como muy breve el espacio que tendrán los equipos para descansar y prepararse. Según el banquillo de Wilstermann, los jugadores necesitan por lo menos tres semanas de descanso después de la temporada que concluye, más aún, los que participaron en torneos internacionales.

Si los equipos tuviesen tres semanas de descanso, les restaría solo una para la primera fase de la pretemporada, luego tendrían que competir directamente en el invierno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario