Buscar este blog

jueves, 17 de octubre de 2013

Edwin Guarayo “Nadie rinde cuentas a nadie”

;
“El Sr. Carlos Chávez nos hizo una exhibición de que el fútbol de Bolivia había pasado su peor momento, que la actividad financiera está en su auge, porque había recibido dinero por auspicio por televisación y que las divisiones menores iban a ser su prioridad”, dijo Edwin Guarayo, ex presidente de la escuela de fútbol Enrique Happ y Ex viceministro de Deportes

“Creímos y le felicité, porque ya era momento de que alguien se ocupe de las divisiones inferiores. A partir de ese momento no ha cambiado nada, eran palabras de un mentiroso. No me equivoco al decirle que no hizo nada por las divisiones inferiores”.

“Se lo dije en su momento a Jorge Justiniano: ¿Cómo las asociaciones han apoyado a un ‘h…’ que nos les iba dar el apoyo correspondiente? Los campeonatos juveniles nunca se han llevado a cabo en las fechas establecidas, se ha improvisado, todo esto con el único pretexto de que no hay dinero. Cómo la Federación no puede contar con 15 o 20 mil bolivianos para hacer campeonatos medianamente serios y responsables”.

“Pero en cambio, si tienen predisposiciones cuando hay campeonatos femeninos en Santa Cruz en los últimos diez años. Porque el equipo que sale campeón recibe una suma millonaria por participación, algo que sólo saben pocos. Por eso es que un pequeño grupo de dirigentes organiza el campeonato juvenil”.

“Son dirigentes que no ven al futuro del fútbol con alguna pasión, con algo que realmente los identifiquen. Prácticamente la Asociación Nacional de Fútbol no existe, porque Jorge Justiniano nos convocaba a reuniones donde llegaba tarde”.

“Para que no hablen la verdad, los dirigentes van de tours, de compras a diferentes lugares. Entonces los resultados son desastrosos. Me daría vergüenza viajar con una delegación para traerse ocho o nueve goles en contra”.

“Los dirigentes tienen que cambiar porque estamos en un momento muy crítico en el fútbol. Espero que no sean los mismos”.

“En el fútbol nadie rinde cuentas a nadie. Primero, hay dinero que llega de la CONMEBOL para organizar campeonatos infantiles o campeonatos de damas. Después te pasan un informe donde te dicen que se gastó tanto, pero siempre sobre dinero 250 mil, como el caso del Campeonato Sudamericano de Damas. Supuestamente ese dinero tenía que ser repartido entre asociaciones para el mejoramiento de canchas e infraestructuras, inmuebles, etc. Hasta el momento no vemos esas inversiones”. “Seguramente en este campeonato infantil va llegar dinero como dos millones de dólares y sobrará 300 mil dólares, que no sabemos dónde irá. Lo único que nos dirán en las próximas reuniones, es que nos darán, pero vaya saber si será en el año 2085. Dinero que nunca llega”.

“Esto pasa porque no se permite la fiscalización, y cuando tú hablas, eres marginado, eres parte de la oposición, eres basura para ellos. No permiten ese tipo de comportamiento honesto. Se compra a los dirigentes con viajes, con entradas a los partidos de fútbol y pare de contar. Los dirigentes están propensos a todo tipo de tentaciones, pero terminan dañando a la estructura del fútbol”.

“Nosotros hemos tratado de hacer mucho, promocionando jugadores, pero cuando los campeonatos infantiles son manipulados, con adulteración de edades, qué se puede esperar. Para ellos el logro es tener una delegación con jugadores pasados edad”.

“No sirve de nada que la gente en el país se prepare y tenga esa visión para hacer una selección 15’, pero existen dirigentes que ya tienen la lista de jugadores cuatro meses antes y que está negociando con los padres de familia algunas dádivas. Ese tipo de cosas no van en ninguna parte. Hay cosas que están podridas dentro de la Federación”.

“Nosotros sabemos que el 46 por ciento de las selecciones que han ido en los años pasados a campeonatos en divisiones menores, tienen certificados con orden judicial adulterados por su padres en combinación con los dirigentes”.

“¿Por qué creen que no se permiten auditorías a los registros de los jugadores? Hace cinco años hicimos la última denuncia con nueve de 20 jugadores con edades adulteradas. En la Federación hemos escuchado que se iba sancionar a los culpables, pero hay muchos mentirosos que no hacen nada. No les interesa el daño social, el daño colateral en los jugadores que realmente se preparan”.

“Se pide alguna certificación, se solicita una investigación, se pide cualquier justificación y nunca le van a dar. Prácticamente se creen todopoderosos, se creen dueños de la verdad, desde ya esto está podrido. Pero han perdido credibilidad, ha llegado el momento del cambio. Espero que los dirigentes no se dejen comprar con algunos centavos y asuman su responsabilidad”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario