Buscar este blog

miércoles, 27 de noviembre de 2013

CLÁSICO cruceño 164 En juego la racha

;
En el séptimo lugar esta Oriente y en el penúltimo, Blooming. La realidad es dura para los dos equipos más grandes de Santa Cruz que esta noche (20:30) vuelven a enfrentarse en el Tahuichi en el clásico 164 de la historia liguera. ¿Qué hay en juego? Más allá de los tres puntos, el honor.

Y ya con ambos fuera de la pelea, la atención se centra en si la academia romperá los dos años, siete meses y tres días de no vencer a su rival o si los albiverdes mantendrán esa racha.

Desde el 24 de abril de 2011, cuando Blooming festejó por última vez ante Oriente (2-1, con goles de Óscar Díaz y Hernán Boyero), han pasado nueve clásicos oficiales, con cinco victorias albiverdes y cuatro empates. Desde ese día hasta hoy, la academia ha intentado sacarse esa espina y su mejor arma para lograrlo recae en el increíble entusiasmo de sus hinchas, que pese a la situación deportiva y financiera han mostrado fidelidad plena en cada una de las actividades encaradas.

En Oriente, en cambio, la situación con los hinchas es distinta después de los insultos al presidente del club, Miguel Ángel Antelo (pese al triunfo ante Bolívar), y de la bronca sacada a relucir el domingo tras el 1-1 frente a San José. El equipo no juega bien, pero el reclamo de la tribuna apunta, sobre todo, a la falta de tesón, de entrega y de nervio en los momentos críticos. Los señalados han sido Matías Córdoba, Fernando Saucedo y Hugo Bargas, que hasta ahora ha logrado marcar.

De todas formas Oriente intentará mantener esa racha de la que hoy presumen sus aficionados. “Vamos a buscar el triunfo, aunque sabemos que ni ganando salvamos este torneo”, dijo Carlos Arias, consciente del difícil momento del plantel, cuyos malos resultados han derivado -primero- en la renuncia del técnico argentino Roberto ‘Tito’ Pompei y -luego- en haber quedado fuera de la pelea por el título, con muchas fechas de anticipación.

En el aspecto emocional Blooming saca un centímetro de ventaja no solo por la resonante victoria sobre Wilstermann (0-1) el sábado en Cochabamba, sino porque hay un ambiente distinto luego de que el directorio lograra casi ponerse al día con los sueldos al plantel (deben solo un mes). Además, en lo futbolístico el equipo va adquiriendo una identidad desde que el uruguayo Gustavo Díaz asumió el mando.

La apuesta de Oriente, en cambio, por un entrenador fijo para encarar el torneo del próximo año, recién se verá tras la finalización del campeonato. Por el momento, Marco Barrero seguirá haciéndose cargo del plantel; es más, el entrenador de arqueros estará por primera vez como técnico ante un Oriente-Blooming.

Los números

De los 163 clásicos disputados hasta hoy, 65 ganó Oriente y 45 Blooming, además de registrarse un total de 53 empates. Por cierto, será la 18.ª ocasión que el partido más atractivo de Santa Cruz se jugará un miércoles.

El árbitro cochabambino Raúl Orosco será el encargado de dirigir las acciones; de acuerdo con los archivos, es la tercera vez que pitará en este duelo.

Blooming puso 30.000 entradas a la venta, que espera que se agoten temprano.

Hoy se seguirán vendiendo en las ventanillas del estadio Tahuichi para que la gente que no pudo comprar durante la semana en la secretaría celeste, las adquiera desde temprano.

Luego de este encuentro, a ambos le quedarán cuatro fechas para culminar de la mejor manera el campeonato; si se impone la academia, quedará a un solo punto de su rival, que de momento se mantiene como el mejor equipo cruceño con 23 unidades, y pueden abandonar el penúltimo lugar

No hay comentarios:

Publicar un comentario