Buscar este blog

sábado, 21 de diciembre de 2013

Decormis no puede asumir

;
Se avizora un conflicto de proporciones en la Liga del Fútbol Profesional Boliviano (LFPB).

Casi de inmediato, tras la renuncia irrevocable de Mauricio Méndez Roca, al cargo de presidente de la LFPB, el miércoles último, surgió el nombre de Jorge Decormis, dirigente de Nacional Potosí, como posible sucesor, pero también, se escucharon voces de rechazo.

"La postulación y más aún, la designación de Jorge Decormis como presidente de la Liga, así sea de manera interina, es ilegal porque va contra los estatutos de la entidad, eso está claro", sostuvo Carlos Estrada, representante de San José, uno de los tres vicepresidentes que conforman el Comité Ejecutivo de la Liga.

Acotó que de acuerdo al estatuto liguero, para casos de acefalía en la presidencia, se especifica que el sucesor debe ser elegido de entre los miembros del Comité Ejecutivo o alguno de los 12 presidentes de clubes.

En esta circunstancia, explicó Estrada,Decormis no es parte ni del Comité Ejecutivo ni es presidente de algún club, por lo que su postulación y posible designación como presidente interino, no tiene un asidero legal.

"Lo que debemos hacer los dirigentes es actuar en base a lo que señala el estatuto, somos una institución que tiene normas y hay que cumplirlas, no es ningún capricho", sostuvo el vicepresidente de la Liga, que de cumplirse con el estatuto, sería uno de los candidatos a suceder a Méndez.

La postura de Estrada es similar a la asumida por Walter Zuleta, representante de Bolívar y otro de los vicepresidentes de la Liga, quien aseguró que el estatuto de la institución niega a Decormis, o cualquier otra persona externa, sea presidente interino.

"La presidencia de la Liga debe ser asumida por mi persona, Carlos Estrada o Arnulfo Cabrera, que somos los vicepresidentes,la posible designación de Decormis es antiestatutaria", aseveró Zuleta, que era el candidato "natural" para suceder a Méndez Roca.

DE PRIMERA MANO

Decisiones en enero

El conflicto interno presentado en la Liga, se dilucidará en enero de 2014, cuando se tiene previsto realizar la primera reunión del Comité Ejecutivo, más o menos el 5, que servirá de base para la convocatoria al primer Consejo Superior oficial de la próxima gestión.

En esta instancia, que es la máxima del fútbol profesional boliviano, que se desarrollará la última semana de enero, los dirigentes de los 12 clubes decidirán quién reemplazará al renunciante presidente de la Liga.

Otra decisión que deben asumir es si el tiempo de vigencia del nuevo presidente es hasta septiembre de 2014, que es cuando concluye oficialmente el mandato de Mauricio Méndez, o si finalmente se convoca a elecciones, en el plazo de 30 días, a partir de la fecha del Consejo Superior.

No hay comentarios:

Publicar un comentario