Buscar este blog

miércoles, 18 de diciembre de 2013

Méndez, en la disyuntiva

;
La reunión del Consejo Superior de la Liga que se lleva a cabo a partir de las 9:00 de hoy, en el Hotel Cochabamba, zona norte de la Llajta, no es, ni por cerca, una más de carácter ordinario.

Es una cita crucial y urgente, porque todo lo que se discuta tendrá el telón de fondo de la (casi) inminente salida anticipada del cargo, de Mauricio Méndez Roca, presidente de la Liga del Fútbol Profesional Boliviano (LFPB).

El máximo dirigente liguero, anunció hace varias semanas, su decisión de abandonar el cargo, debido a la falta de voluntad de los dirigentes ligueros para introducir cambios que considera imprescindibles en la estructura del fútbol profesional, a fin de evitar una crisis de proporciones y, por consiguiente, el hundimiento económico de varias instituciones afiliadas.

REDUCCIÓN DE SALARIOS

"Es urgente la reducción de salarios en las plantillas de los clubes, esto lo deben comprender los dirigentes y aceptar un cambio", sostuvo el presidente de la Liga.

Méndez Roca acotó que en el último año, los presupuestos de los clubes bolivianos destinados al pago de salarios, se incrementó en el orden del 20 por ciento.

La situación es provocada, de acuerdo al presidente de la Liga, por el afán de los dirigentes de armar un plantel competitivo para clasificar a un torneo internacional y cobrar el monto del premio.

En otros casos, esperan mostrar a los jugadores para exportarlos.

En el Consejo Superior de hoy, Méndez hará conocer una propuesta trabajada por el Comité Ejecutivo de la Liga en torno a la reducción de los salarios de los futbolistas, pero también el recorte del número de integrantes de las plantillas, que no deben exceder de 25.

RENUNCIA

De no prosperar estas dos principales propuestas, y si como antes, los dirigentes la rechazan de plano, aduciendo el libre mercado o con otros argumentos, el presidente de la Liga pondría sobre la mesa su renuncia, que por lo que se sabe, no es irrevocable.

De ocurrir algo así, el pleno del Consejo Superior de la Liga debe tratar si acepta o no la renuncia de Méndez Roca. Si es lo primero, significará un no a la introducción de los cambios propuestos.

En caso de que se la rechace, involucraría un compromiso de los dirigentes ligueros de ajustarse el cinturón, a partir de la próxima temporada 2014-2015, no antes.

Bolívar, junto a otros clubes como Wilstermann, por ejemplo, consideran la restricción de salarios y la reducción de las plantillas como contraproducente debido a que choca con el propósito de armar un plantel competivivo, además, de paso, no respeta las reglas del libre mercado: libre oferta y demanda.

La propuesta del presidente de la Liga es de una economía regulada en vez de una acorde con la capacidad de los clubes.

OPINIONES

M. Méndez. Presidente de la Liga

Uno de los motivos por los que quiero abandonar el cargo es que los dirigentes son reticentes a aceptar cambios para evitar la debacle

M. Montaño. Presidente de Wilstermann

Nos parece que la gestión de Mauricio Méndez es positiva y debe quedarse hasta que concluya su mandato, en septiembre de 2014



A la sombra de Fabol

Es ineludible que todo lo que se discuta hoy en Cochabamba, estará condicionado al anuncio realizado por Futbolistas Agremiados de Bolivia (Fabol), de que no permitirá el inicio del torneo Clausura, en enero, si es que los clubes adeudan aunque sea un mes de sueldo a los jugadores.

David Paniagua, asesor general de Fabol, afirmó que esta postura no obedece a un capricho, sino más bien, a un principio básico de respeto al derecho que tienen los jugadores de cobrar sus sueldos por el trabajo que realizan en los clubes ligueros.

Hasta pocos días antes, Fabol había anunciado que inclusive había margen para deuda de un mes, pero después, endureció su posición debido a una serie de encontronazos con algunos dirigentes de clubes.

En la reunión del Consejo Superior de hoy, debe tratarse el perfil del campeonato Clausura que debe comenzar en enero y acabar como máximo a mediados de mayo, sin embargo, con la amenaza de Fabol sobre la cabeza, los dirigentes deben prever el posible escenario que se presentará, esto es, deudas con sus plantillas y conflictos con la agremiación de los futbolistas bolivianos.

Otro aspecto que tomarán en cuenta los integrantes del Consejo Superior de la Liga, es el proyecto que tiene la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) de programar partidos amistosos de la Selección Nacional en los cinco primeros meses de 2014, con el objetivo de generar ingresos frescos y roce internacional para los jugadores.



DE PRIMERA MANO

Era en La Paz

El Consejo Superior de la Liga debía realizarse en La Paz, de acuerdo a lo acordado en el último Comité Ejecutivo.
Sin embargo, la mayoría de los dirigentes de clubes decidieron cambiar la sede para Cochabamba, donde la Liga tiene sus oficinas, al igual que la Federación Boliviana de Fútbol.

Balones

La cita de dirigentes de hoy servirá para presentar de manera oficial, el balón que se empleará en la disputa del torneo Clausura en 2014.

La dirigencia anunció que se entregará balones a los periodistas deportivos que habitualmente hacen cobertura a las noticias de la Liga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario