Buscar este blog

martes, 17 de febrero de 2015

The Strongest recibe al Inter brasileño por el Grupo 4 de la Libertadores

;
Nueve de nueve, esa es la meta inicial de The Strongest, que a partir de esta noche (20.30), cuando reciba al Internacional brasileño, pretende ganar sus tres partidos como local correspondientes al Grupo 4 y acrecentar su chance de obtener la clasificación a los octavos de final de la Copa Libertadores de América 2015.

El Tigre —tercer representante boliviano este año en la competición, acompañante de Universitario de Sucre y el orureño San José— llegó a esta instancia de 32 equipos repartidos en ocho llaves gracias a su sonado triunfo sobre el mexicano Monarcas Morelia en la primera fase, con el que igualó en México (1-1) hace dos semanas y rubricó su pase ganándole en La Paz (2-0) exactamente siete días atrás.

El Inter —uno de los favoritos para luchar por el título, sobre todo por ser brasileño, y por cómo se ha armado para esta ocasión— y los campeones de Ecuador y Chile, Emelec y Universidad de Chile, respectivamente, integran el grupo del conjunto boliviano, que pretende superarles a ellos tres en Miraflores y por ahí arañar al menos una unidad cuando le toque visitarlos para asegurar el pase, y repetir lo del año pasado (tres triunfos en casa y un empate afuera), cuando alcanzó octavos de final.

Tras las dos primeras semanas de la Libertadores dedicadas a la primera fase, en la que 12 equipos disputaron seis cupos, hoy arrancará la tercera con la puesta en escena de los grupos, y en el caso del que involucra al conjunto paceño, primero saltarán al ruedo en Santiago la U de Chile y Emelec, el ecuatoriano que todavía es dirigido por el exjugador de The Strongest Gustavo Quinteros, quien hace poco fue nominado seleccionador nacional de Ecuador.

A primera vista, por los quilates de sus adversarios, un brasileño ganador de la Libertadores en dos ocasiones y dos campeones en sus respectivos países, The Strongest parte con alguna desventaja, que tratará de revertir con su juego, liderado por su capitán y goleador, Pablo Daniel Escobar, y con el apoyo de los 3.600 metros de altitud a los que los adversarios, sobre todo los que vienen del llano, suelen tenerle cierto temor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario