Buscar este blog

viernes, 29 de mayo de 2015

10 Presidentes de asociaciones están implicados

;

Carlos Chávez, presidente de la FBF, hoy está en Suiza.

El escándalo de la FIFA se expande por Sudamérica. En una de las 164 páginas de la denuncia de presunta corrupción de la fiscal general de EEUU, Loretta Lynch, contra dirigentes de la Federación Internacional del Fútbol Asociado, también figura la acusación contra los jefes del deporte en diez países sudamericanos por presunto cobro de sobornos por la adjudicación de los derechos comerciales de las próximas cuatro ediciones de la Copa América.

En la denuncia de Lynch afirma que la empresa Datisa pagó 100 millones de dólares para sobornar en 2013 a los presidentes de las asociaciones nacionales de fútbol de los diez países que integran la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol). Los pagos habrían acontecido en 2013: 20 millones por la firma del contrato y otros 20 millones por cada edición de la Copa América de Chile 2015 -que comienza el mes próximo-, EE UU 2016 -que se celebrará en forma extraordinaria para celebrar el centenario del trofeo-, Brasil 2019 y Ecuador 2023.

MÁS INFORMACIÓN

El dinero se habría repartido así: Unos 15 millones habría recibido el entonces presidente de la Conmebol, el uruguayo Eugenio Figueredo, uno de los siete arrestados este miércoles en Suiza por orden de EE UU por presuntos sobornos en las votaciones para elegir las sedes de los próximos Mundiales de Rusia 2018 y Qatar 2022. Una cifra igual habrían percibido el entonces líder de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), el fallecido Julio Grondona, que dirigió esa entidad durante 35 años y fue vicepresidente de FIFA; y su par de la Confederación Brasileña de Fútbol (CFB), José María Marín, otro de los detenidos el miércoles. Además habrían embolsado 7,5 millones cada uno de los entonces jefes de las asociaciones del fútbol de Paraguay, Juan Ángel Napout, y de Perú, Manuel Burga; y los actuales líderes de Bolivia, Carlos Alberto Chávez; de Chile, Sergio Jadue; de Ecuador, Luis Chiriboga; de Colombia, Luis Bedoya; y de Venezuela, Rafael Esquivel, otro de los encarcelados.

FBF EN SILENCIO

El presidente de la FBF, Carlos Chávez, emitirá su punto de vista en torno a las denuncias, cuando esté en el país. Se ha previsto para el lunes una conferencia de prensa en Santa Cruz, a las 16.00. El secretario ejecutivo de la FBF, Alberto Lozada, dijo que mientras no esté Chávez no se puede hablar a nivel institucional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario