Buscar este blog

jueves, 25 de junio de 2015

Estadio de Chimore "No será un elefante blanco"

;
Con una inversión de 19.978.962,30 bolivianos el municipio de Chimoré inauguró un estadio, que lleva el nombre del expresidente de Venezuela Hugo Chávez, con aforo para 15 mil espectadores. El escenario aún no fue concluido porque el presupuesto inicial no alcanzó para materializar el proyecto; sin embargo, las autoridades de esa región anunciaron que lo terminarán muy pronto.

“Este escenario no será un elefante blanco, como pueden decir nuestros opositores, porque sólo el municipio de Chimoré supera los 20 mil habitantes, entonces si concentraríamos a todos las personas que viven en Chimoré este estadio ya nos queda chiquito”, señaló el vicepresidente de la seis federaciones del trópico, Leonardo Loza.

Según el dirigente, el estadio no sólo albergará partidos de fútbol locales, sino que formará parte del grupo de sedes de los Juegos Suramericanos Cochabamba 2018, motivo por el que fue construido bajo el reglamento internacional para que sea homologado para encuentros internacionales.

El estadio fue emplazado en 4 hectáreas, y además de contar con las tribunas de preferencia, general y las dos curvas, tiene camerinos para dos equipos y para los árbitros, también cuatro torres de iluminación (40 luminarias en total), una pista atlética con ladrillo molido, un palco para las autoridades, cabinas para la transmisión de los partidos, baterías de baños y oficinas para el funcionamiento de asociaciones deportivas de diferentes disciplinas.

“Muchos critican el emplazamiento de esta obra, les informo a ellos que el trópico tiene una población de casi 200 mil personas y aquí sólo entran 15 mil. Esto se va a llenar siempre”, dijo Iván Canelas, gobernador de Cochabamba. Destacó que en el país se necesitan más escenarios, no sólo para el fútbol, sino para todas las disciplinas para que los jóvenes tengan una vida sana a través del deporte.

Aunque el escenario fue inaugurado ayer con pompa y sonaja, no está concluido, porque los montos presupuestarios no alcanzaron, motivo por el que sólo la tribuna de preferencia está concluida; mientras que los otros sectores sólo tienen graderías. Las obras que faltan son las baterías de baños, el gimnasio y otras oficinas.

El supervisor de obra, Germán Guzmán, explicó que como en el trópico valluno el suelo es inestable, este aspecto perjudicó a la hora de emplazar la obra, porque previo a la edificación de las tribunas se tuvo que solucionar ese problema, lo que generó gastos imprevistos.

Guzmán señaló que una vez que el proyecto es aprobado con un determinado presupuesto, éste no puede ser modificado, por lo que las obras que faltan formarán parte de una segunda fase, en la que también se contempla los estacionamientos, el enmallado de los alrededores y canchas auxiliares.

El "mejor" sistema de drenaje

La cancha del estadio “Hugo Chávez” de Chimoré tendrá uno de los mejores sistemas de drenaje de todos los estadios del trópico cochabambino, explicó Rafael Sainz, supervisor del emplazamiento del escenario.

Sainz manifestó que la cancha tiene las dimensiones de acuerdo a las normas internacionales, es decir 68 x 105 metros cuadrados. Además, la pista también respeta las extensiones reglamentarias, con 400 metros, en los que se acomodarán ocho carriles. “El drenaje no sólo es para la cancha, sino también para la pista. Se tuvo que poner capas de graba, arena y humus.

Pese a las lluvias, se está comportando bien”, dijo Sainz a tiempo de explicar que el campo aún no tiene riego por aspersión, porque el terreno de juego todavía debe nivelarse.

Toda la implementación de la cancha demandó la inversión de poco más de 1.800.000 bolivianos, costo que según Sainz es un poco menor al que debería tener.

No hay comentarios:

Publicar un comentario