Buscar este blog

sábado, 28 de noviembre de 2015

Carlos Chavez “Quieren involucrar a mi familia para que renuncie”

;
Carlos Chávez tuvo la oportunidad de hablar con los medios de prensa una vez que finalizara su audiencia en el Juzgado Quinto de Instrucción en lo Penal de la ciudad de Sucre, donde recibió otro revés por parte del juez Roberto Valdivieso. El presidente de la Federación Boliviano de Fútbol, reconocido todavía por la Conmebol, manifestó que lo que están haciendo con su esposa y familia es un atropello, ya que buscan quebrarlo para que renuncie a su cargo como mandamás del fútbol boliviano.

“Han habido hechos puntuales de querer involucrar a mi familia de manera canallesca, de manera abusiva con la intencionalidad seguramente de quebrarme y así yo, obviamente con tanto abuso, ejerza la posibilidad de renunciar a la FBF”, manifestó este viernes el tesorero actual de la Confederación Sudamericana de Fútbol tras salir de la audiencia antes de ser trasladado de vuelta a la cárcel de Palmasola en Santa Cruz.

“Espero creer que las declaraciones del Fiscal General, Ramiro Guerrero, sea debido a una mala información de los fiscales de la causa, al decir un Fiscal General de un Estado, que debería ser obviamente el que defienda los derechos de las personas o de la sociedad, de manera abierta, de que mi esposa hubiese recibido y cobrado un cheque de la Federación”, hecho que negó Chávez, dejando en claro que la señora Tania Hurtado no ha recibido, ni cobrado ningún dólar de la entidad federativa.

Chávez lleva detenido preventivamente cuatro meses en el centro reclusorio de la capital cruceña, donde lo acompaña Alberto ‘Tico’ Lozada, exsecretario ejecutivo de la FBF. José Pedro Zambrano y Jorge Justiniano, se encuentran en la misma situación, en Trinidad y Pando, respectivamente. Mientras que Pablo Salomón (titular de la ACF) y Armando Castedo, guardan detención domiciliaria.

Mientras el calvario de Carlos continua en Bolivia, la Conmebol ratificó la auditoría financiera externa sobre la gestión del presidente federativo en los últimos cuatro años. El fútbol boliviano está listo para ser fuertemente sancionado por la FIFA debido a la crisis interna que existe en la dirigencia nacional con autoridades no reconocidas y el proyecto de Ley del Deporte, donde se advierte injerencia del Gobierno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario