Buscar este blog

miércoles, 16 de diciembre de 2015

La mala decisión de Hostin Prado, al convalidar un gol en el partido entre Sport Boys y Real Potosí, avivó la llama que crece contra el arbitraje boliviano.

;
Debido a los continuos errores en diferentes cotejos, el arbitraje en el fútbol boliviano está en el ojo de la tormenta, la gota que rebasó el vaso fue la actuación del cochabambino Hostin Prado quien convalido un gol en el juego entre Sport Boys y Real Potosí (1-0), resultado que puso al equipo de Warnes como el puntero del torneo Apertura 2015-16.

En la jugada del gol polémico, el delantero Marcos Ovejero sufrió una falta de un defensor rival en el área, Hostin Prado primero marcó como tiro penal, pero como el balón seguía rodando Wilder Medina aprovechó que la defensa de Real Potosí se quedó inmóvil por el pitazo y anotó el único gol de la victoria.

Al principio el juez de línea marcó como penal la acción ante el pitazo de Prado, pero luego el árbitro y el asistente convalidaron el gol ante el reclamo de todos los jugadores y cuerpo técnico del equipo lila.

“FIFA recomienda que cuando el árbitro ve una falta en un área y es penal, debe cobrar y el posible no dar la ley de la ventaja. Pero no sé con qué criterio a veces manejan algunas decisiones, pero yo sólo digo lo que recomienda la FIFA”, señaló Marcelo Ortube, presidente de la Comisión de Árbitros de Bolivia, respecto a la jugada polémica.

“Los árbitros deben ser equilibrado y justos con los once que están en una lado y con los otros once que están en el otro campo”, dijo la autoridad boliviana que también es viceministro de deportes.

Prado no es el primer árbitro en el torneo que es observado por sus malas decisiones, hace una semana también fue criticado el juez Alejandro Mancilla quien al final del partido entre Sport Boys y Universitario tuvo que salir oculto en una ambulancia para no sufrir de las agresiones de los hinchas en Sucre.

El cochabambino Óscar Maldonado también es uno de los que más criticados por los clubes de la Liga, pese a eso el árbitro se ganó un puesto para ser árbitro internacional y dirige torneos de la Copa Libertadores y Copa Sudamericana.

Hace un tiempo atrás también Raúl Orosco estuvo en la lista negra de los clubes, Bolívar pidió a la Liga que el árbitro cochabambino ya no dirija más partidos de la Academia porque se sentía afectados por sus decisiones.

Marco Ortega, presidente interino de la Federación Boliviana de Fútbol, calificó de vergonzosa la actuación de Prado y anunció que habrá una restructuración en esa área para que estos errores ya no se repitan en los próximos torneos.

Hace unos días atrás los árbitros de Bolivia se reunieron en La Paz y amenazaron ya no dirigir los partidos de la Liga en 2016 si es que no se garantiza la seguridad en los cotejos.

Para los cotejos de la fecha 21 del torneo boliviano, la Comisión de Árbitros definió las ternas que dirigirán dichos partidos. El cochabambino Raúl Orosco será el árbitro principal para el duelo entre Bolívar y San Jose; el beniano Alejandro Mancilla será el árbitro del cotejo entre Wilstermann y The Strongest, mientras que el cochabambino Óscar Maldonado será el encargado de dirigir el partido de Blooming frente a Sport Boys.

No hay comentarios:

Publicar un comentario