Buscar este blog

viernes, 22 de enero de 2016

Tendida la mesa para el debate sobre el vapuleado fútbol

;
El vapuleado fútbol boliviano hoy jugará un trascendente encuentro más allá de las canchas. Se instalará el cuadragésimo séptimo congreso ordinario , cuyo epicentro será Tarija y salvo error u omisión, se conocerá al nuevo presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) y quedará atrás el interinato del dirigente potosino Marco Ortega.

El conclave que ha sido comidilla de los días precedentes, donde afloraron los proyectos, planes y buenas intenciones para reconducir al fútbol nacional, que no sale de la crísis en la que se encuentra, eleva las urgencias de quién se ponga sobre sus espaldas la pesada carga, siendo una prioridad atenuar la difícil situación económica en la que se encuentra, por el desbarajuste heredado por la gestión de Carlos Chávez, el expresidente federativo que está recluido en la cárcel de Palmasola (Santa Cruz) por acusaciones de corrupción y uso indebido de influencias.

Bajo este antecedente, la interrogante surge de qué candidato tendrá la talla para provocar un viraje y apoderarse de iniciativas que permitan la reconducción del fútbol boliviano, ofertando una administración moderna y de reordenamiento, de reconducción o de un verdadero cambio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario