Buscar este blog

miércoles, 27 de enero de 2016

Uruguayo Wilmar Valdez se despidió pidiendo transparencia y unidad

;
El uruguayo Wilmar Valdez, quien ejercía de presidente interino de la Conmebol tras la detención y posterior dimisión de Juan Ángel Napout, se despidió ayer de la presidencia pidiendo una organización más transparente y unida para salir adelante de la “difícil situación” que atraviesa la entidad.

Valdez, quien deja el cargo al paraguayo Alejandro Domínguez, elegido hoy presidente en unas elecciones en las que era el único candidato, pidió que la nueva directiva arranque con “espíritu de unidad y de fraternidad con todos los países, para trabajar y salir adelante de esta difícil situación”.

“Es un momento difícil para la institución, un momento de crisis que todos hemos vivido en el último año sobre todo”, declaró en su discurso de despedida en la sede de la Conmebol, en Luque.

“Tengo diferentes sentimientos en una situación como esta. Pero, por supuesto que me hubiera gustado seguir adelante al frente de esta institución por otros cuatro años”, confesó.

“No puedo expresar el orgullo que tengo y el honor que siento de haber estado al frente de la Confederación Sudamericana por más que hoy la imagen no sea la mejor”, dijo Valdez.

El uruguayo pidió que la Conmebol siga “cumpliendo con ese espíritu de unidad y corporativo y de primar el bien general sobre el particular, siguiendo esa enseñanza que nos dejaron sus fundadores”.

“No queda ninguna duda de que es una institución muy grande, es una institución que merece y debe tener la responsabilidad de recuperar la imagen que el fútbol sudamericano se merece”, destacó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario