Buscar este blog

sábado, 20 de febrero de 2016

Bolivia, ante el reto de dos torneos en un año

;
Este domingo comenzará oficialmente, con fechas, escenarios y horarios, el camino de la selección boliviana de fútbol rumbo a la Copa Centenario de los Estados Unidos.

El torneo especial que conmemorará el siglo de la creación del torneo de selecciones más antiguo del planeta, será simplemente una antesala del objetivo mayor que se ha propuesto la dirigencia de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), así como el cuerpo técnico de la Verde que comanda Julio César Baldivieso: Eliminatorias.

Con las eliminatorias rumbo a Rusia 2018 y la Copa Centenario de los EEUU, que se disputará del 3 al 26 de junio, el trabajo de la Verde se verá redoblado en esfuerzos tanto de los jugadores como de los clubes profesionales bolivianos, que se comprometieron a colaborar cediendo futbolistas para los microciclos que busca el técnico Baldivieso.

La doble cita que deberá encarar la selección boliviana llega en un momento crítico y especial para el fútbol sudamericano. Hace tan solo medio año, se realizó la tradicional Copa América 2015 con sede en Chile, cuya selección se consagró campeona del torneo por primera vez en la historia.

Sin embargo, con los dos certámenes que se desarrollarán en 2016, Bolivia en realidad competirá en tres torneos internacionales de selecciones en menos de un año, dando curso a un hecho poco usual cuando se habla de competencias oficiales.

Tanto Baldivieso como el presidente de la FBF, Rolando López, anticiparon que Bolivia podría presentar un equipo alternativo, una combinación entre jugadores de experiencia y algunos juveniles, para representar al país durante la Copa Centenario.

Este anticipo surgió luego de que los clubes ligueros aseguraron que no podrán dar curso al trabajo de la selección, tal como se lo había solicitado, porque el torneo liguero Clausura concluirá solo algunos días antes de la apertura del campeonato continental en los EEUU.

También existe la posibilidad de jugar con un equipo alternativo al habitualmente titular. Tanto el técnico como el dirigente señalaron que la Copa es un torneo de pruebas y un espacio que se puede abrir para los nuevos talentos; mientras que las eliminatorias son casi una cuestión de Estado, ya que es un campeonato largo y Bolivia confía en sus posibilidades de seguir avanzando.

De momento, la Verde tiene dos partidos seguidos, el 24 y 29 de marzo, frente a Colombia en La Paz y Argentina en Córdoba, respectivamente. Mañana en Nueva York se conocerá el rival de Concacaf frente al que debe debutar, además de sus rivales cabeza de serie y del bombo 2.

No hay comentarios:

Publicar un comentario