Buscar este blog

miércoles, 10 de febrero de 2016

Cambio de planes El DT suspende el trabajo por la cancha y para evitar lesiones

;
La intensa lluvia que cayó ayer por la tarde en el estadio Hernando Siles impidió que la selección nacional entrene como tenía previsto, el cuerpo técnico de Baldivieso, quien planificó hacer una última sesión de futbol.

Pero debido al mal clima los jugadores tuvieron que suspender la tarea física que comenzaron para terminar en la sala de calistenia del estadio Siles; el trabajo se redujo para evitar lesiones de los jugadores, además para no afectar el campo de juego. “Es nuestra casa (el campo de juego), por eso lo debemos cuidar, igual prevenir, no queremos que nadie se lesione”, explicó el timonel del seleccionado nacional, quien explicó luego a los medios que “son dos las razones por las cuales decidí no llevar a cabo la práctica; preservar, prioritariamente, el estado físico de los jugadores, para que vuelvan a sus clubes en perfectas condiciones, y cuidar también el estado de la cancha; ésta es nuestra casa y hay que evitar que se maltrate”, manifestó Baldivieso.

Las primeras gotas cayeron durante la conferencia de prensa del entrenador Julio Cesar Baldivieso, los jugadores se encontraban haciendo un trabajo físico cuando una torrencial lluvia se vino sobre los jugadores. En medio de ellos se encontraba el timonel quien al ver que la cancha estaba completamente mojada pidió que se suspenda el trabajo, los futbolistas aguantaron 12 minutos de una lluvia bastante persistente, los arqueros fueron lo más afectados quienes entraron bastante mojados a los vestuarios. Como la lluvia no parecía bajar de intensidad, se cambió el trabajo de fútbol a un ejercicio táctico en espacio reducido, el cuerpo técnico de la selección lamentó no haber podido terminar este último entrenamiento de la manera planificada. El trabajo fue breve, el ayudante de campo Luis Cristaldo decidió no hacer un mayor desgaste porque tuvo miedo que exista alguna lesión, algunos jugadores se encontraban empapados y con el cuerpo húmedo, por lo que podía producir algún resfrio.

La precipitación pluvial se precipitó restando quince minutos para las cuatro de la tarde, mientras el conjunto, a órdenes del preparador físico Alejandro Nordio, efectuaba los aprontes para una labor futbolística a la postre suspendida. El periodo comenzó el pasado sábado y participaron veintinueve integrantes. Los jugadores también se mostraron convencidos de que se tuvo un buen microciclo y que todo se aprovechó al máximo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario