Buscar este blog

miércoles, 30 de marzo de 2016

Más problemas que fútbol en siete meses con 'Baldi'

;
Este jueves se van a cumplir siete meses desde que Julio César Baldivieso fue designado técnico de la selección nacional de fútbol para afrontar las eliminatorias al Mundial de Rusia 2018, luego de la abrupta salida de Mauricio Soria tras la Copa América de Chile 2015.

Del 31 de agosto de 2015 al 29 de marzo de 2016 pasaron muchas cosas en la interna de la selección y en el fútbol nacional en general, pero nunca antes un técnico de la Verde generó tanta polémica. Al cochabambino no le ha ido bien y su futuro difuso en medio de un camino pedregoso ha empezado a despertar dudas.

De entrada su designación le cayó como anillo al dedo tras la salida de Mauricio Soria, por un tema económico durante la Copa América de Chile 2015, y porque Eduardo Villegas, que era el otro candidato, estaba comprometido con Bolívar. Las eliminatorias estaban prácticamente encima y alguien debía asumir. Y así fue.

Comenzaron los problemas
En su debut Argentina vapuleó a Bolivia por 7-0 en un amistoso disputado en Houston (Estados Unidos). A los pocos días de ese partido renunció el capitán Ronald Raldes porque no había una empatía con el DT y cuatro días más tarde, a través de un comunicado desde China, Marcelo Martins también renunciaba.

Baldivieso había violado los códigos de vestuario y esa actitud empujó a los dos máximos exponentes de ese entonces a dar un paso al costado. Otros amenazaron con seguir el mismo camino pero finalmente revisaron la medida. Sin Raldes y sin Martins la selección nunca más fue la misma. Pablo Escobar también renunció y en su momento Alejandro Chumacero, Rómel Quiñónez y Juan Carlos Arce criticaron la forma de proceder del técnico.

Con el discurso del nacionalismo como su principal bandera, Baldivieso fue alimentando un discurso para sumar el apoyo de la gente. Así logró que el hincha del fútbol se le uniera y viera a los que le dijeron no a la selección como lo peor.

Se enredó también en problemas con colegas suyos, con algunos dirigentes de la FBF y con un sector de la prensa que lo criticó siempre, incluso desde su época de jugador. A Baldivieso jamás le faltaron los problemas y victimizarse era el pan de todos los días.

Se jacta de dar oportunidades a gente joven, y sin embargo en algunas convocatorias el promedio de edad fue superior al grupo que tuvo a su cargo su antecesor.

El Baldivieso de ahora es el mismo de hace más de 20 años; siempre frontal, con frases picantes, polémico en sus declaraciones porque le apasiona ser el centro de atención. La derrota de anoche ante Argentina deja sus cuentas en rojo porque de siete partidos, uno de ellos amistoso, solo ganó uno (a Venezuela). La séptima fecha se jugará en septiembre, luego de la Copa América de EEUU, y para entonces probablemente él ya no esté.

Los 'fichados' por Baldivieso

Ronald Raldes (Defensor). Renunció a la selección el 11 de septiembre de 2015. Baldivieso lo empujó a que tomara esa decisión, siendo el capitán. No entró en muchos detalles, pero primó la falta de respeto del DT hacia los jugadores.

Marcelo Martins (Delantero). El 15 de septiembre de 2015 renunció desde China. Ratificó la falta de respeto que había expuesto Raldes y aseguró que no volverá mientras Baldivieso siga como DT.

Alejandro Chumacero (Volante). El 8 de marzo amenazó con su renuncia porque Baldivieso dudó de una enfermedad. Al final todo quedó en nada.

Pablo Escobar (Volante). Decidió dar un paso al costado para dar cabida a los jóvenes. En el fondo un mensaje de Baldivieso lo hizo renunciar.

Rómel Quiñónez (Arquero). El arquero de Bolívar ‘disparó’ contra Baldivieso, afirmando que el DT siempre trata de quedar bien ante todos, y que los malos son los jugadores. Aún así fue convocado.

Daniel Vaca. (Arquero). El arquero del Tigre fue capitán ante Uruguay y Venezuela, pero curiosamente no fue convocado para Colombia ni Argentina. Sus 37 años terminaron pesando a la hora de armar la lista de convocados.

Juan Carlos Arce (Delantero). Juan Carlos Arce se arriesgó a que Baldivieso lo excluyera de la selección. El delantero de Bolívar criticó al DT por ventilar intimidades de vestuario. La prensa se encargó de amplificar su enfado.

Raúl Castro (Volante). Corrió un rumor de que renunciaba a la selección, pero al final fue convocado y asistió. Sin embargo, ante Colombia fue suplente y para Argentina fue borrado de la lista de viajeros.

Primero él,después él

Su egocentrismo lo lleva todo el tiempo a ponerse como ejemplo. Baldivieso habla mucho de su época de jugador y sus ejemplos tienen que ver con él. Curiosamente no están los jugadores que se perfilaban para ser los líderes de esta selección (Raldes, Martins, Escobar y Vaca). Sin ninguno de ellos el protagonista sigue siendo él. Normalmente anda a la defensiva, es susceptible y se hace la víctima con frecuencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario