Buscar este blog

lunes, 11 de abril de 2016

Lío de camisetas en el torneo liguero

;
El problema de similitud de uniformes entre equipos adversario se volvió una constante en la Liga del Fútbol Boliviano. En la temporada 2015-2016 ocurrió cuatro veces, y el verdugo es Ciclón de Tarija, que en dos oportunidades tuvo que conseguir camisetas para cumplir con el reglamento. Sin embargo, la Liga sanciona con multa administrativa de 5.000 bolivianos al club que no lleva su indumentaria alterna a su encuentro de visitante.

El Reglamento actual del torneo liguero es claro en su Artículo 44: “En caso de similitud de colores oficiales en los uniformes de los equipos actuantes en un partido, el visitante cambiará de colores”. Incluso prevé que cuando el cotejo se diputa en cancha neutral “el club más antiguo usará sus colores oficiales, debiendo cambiar de uniforme el equipo contendor”.

En el segundo párrafo aclara que el incumplimiento a esta disposición es sancionada con 5.000 bolivianos. “Merecerá la misma sanción el club que no lleve a los encuentros que oficie de visitante su camiseta alternativa”, complementa el apartado.

En estos sucesos también cuenta mucho la función del cuarto árbitro, cuya función administrativa es verificar, una hora o 45 minutos antes del inicio del partido, la similitud de uniformes. “De esa manera se prevé la similitud”, dijo Óscar Maldonado, árbitro FIFA de Cochabamba.

¿Qué está fallando?

En cuanto a la similitud de uniformes, el Reglamento es claro, pero cuando el equipo visitante no lleva el uniforme alterno o cuando el local sorprende con una indumentaria inusual, ponen en aprietos al veedor y la terna arbitral.

En ese caso, Maldonado comentó que junto con el veedor debe acordar en otorgar un tiempo prudente para que el visitante consiga otro uniforme.

“Con el veedor vemos el tiempo. Generalmente les damos el tiempo viendo que sea algo prudente. Esto no indica en la regla de juego ni en el reglamento interno (del campeonato). Pero damos un tiempo prudencial para no perjudicar sobre todo a la gente que va a ver el partido”, argumentó.

¿Pero qué pasa cuando los dos equipos entran al campo de juego y ese momento los árbitros recién se dan cuenta de la similitud de los uniformes?

Esto ocurrió en la decimoquinta fecha del torneo Apertura 2015-2016, el 22 de noviembre, en el partido entre Blooming y Ciclón, ambos equipos ingresaron al campo con uniformes similares. La Academia cruceña con casacas celestes, con degradé azul y mangas blancas, mientras que equipo pampeño lo hizo con unas parecidas.

El juez Orlando Quintana otorgó 30 minutos al conjunto tarijeño para conseguir otra ropa deportiva. Fue entonces cuando aparecieron unas camisetas verdes con logo de la Juventud, de Italia, empero estaban sucias y eran muy pequeñas. Luego, trajeron una casacas plomas con vivos amarillos, pero eran solo ocho unidades. Finalmente, llegaron unas camisetas blancas con un diseño celeste en el pecho y recién pudo comenzar el partido, tras una hora de espera.

En el segundo tiempo, Ciclón cambió nuevamente de indumentaria por unas rojas de la selección tarijeña. Como anécdota, la incertidumbre en el color de casacas que consiguiese el pampeño, trajo confusión a la terna arbitral que inicialmente vestían de poleras azules con rayas rojas, al final dirigieron con poleras verdes.

Este bochorno se repitió en el 27 de enero, en el partido de la segunda fecha del Clausura 2015-2016, en el cotejo Real Potosí contra Ciclón. Pero esta vez el suceso trascendió a esferas internaciones, porque el conjunto tarijeño jugó con poleras de la Roma de Italia, con numeración pintada a mano, con marcador.

Esta vez el juez fue Juan Nelio García. Los tarijeños coincidieron con las casacas blancas que presentó ese día el equipo potosino, porque no tenían publicidad. Por este motivo, los utileros de Ciclón fueron al mercado más cercado y compraron la indumentaria de un equipo italiano. Como el conjunto fue adquirido a última hora, los números fueron pintados, lo que dificultó la visibilidad de los aficionados y los periodistas.

La pasada décima fecha ocurrió algo similar en Warnes, en el partido Sport Boys- Universitario.

El inicio del encuentro se demoró cerca de 10 minutos. El juez Luis Irusta habló con los encargados de cada plantel, porque al parecer hubo una confusión con las indumentarias. El partido se llevó adelante así hasta el minuto 30, momento donde al árbitro paralizó las acciones para que los locales se cambiaran de uniforme a camisetas verdes.

Después del entretiempo, los doctos regresaron con su polera tradicional: rojo y azul.

En la misma fecha liguera, en el partido Real Potosí con Petrolero, hubo similitud de color de medias, en este caso no se pudo hacer nada, y se jugó el partido, pese al inconveniente.

“Hay un descuido de los equipos que no prevén esa situación. Vemos no más que hay negligencia en las dirigencias de los equipos”, señaló Maldonado.



800 Bolivianos es la multa que deben pagar los equipos del Nacional B, en caso de que el equipo visitante no lleve uniforme alterno, para no incurrir en similitud de indumentaria. La normativa es igual que el de la Liga, empero varía el monto de la multa.



NUMERACIONES REGLAMENTARIAS

El Artículo 18 del Reglamento del campeonato especifica las dimensiones de los números en las casacas: “Veinticinco centímetros (25cm) de altura, doce centímetros (12cm) de ancho y cuatro centímetros y medio (4.5cm) de espesor”

Pantalones: “La misma numeración de las camisetas, perfectamente visibles, en diez centímetros (10cm) de altura, seis centímetros de ancho y un centímetro y medio (1.5cm) de espesor. Asimismo, detalla que el incumplimiento de esta disposición será sancionada con una multa de 1.000 bolivianos; esta suma será incrementada en 50 por ciento más en cada reincidencia. “Sanción que será determinada y aplicada por el comité ejecutivo, ante la comisión técnica en concordancia a los registros de la LFPB.



¿QUIÉN HACE CUMPLIR LAS REGLAS?

Según indican los mismos artículos del Reglamento del torneo liguero, el Comité Ejecutivo de la Liga es la instancia encargada de hacer cumplir las multas administrativas.

“Previa comunicación del Comité Ejecutivo”, dice el Artículo 44.

Óscar Maldonado, juez FIFA, explicó que una vez finalizado el partido, el árbitro redacta en la planilla lo ocurrido, por el tema de la similitud de los uniformes. El veedor del cotejo también realiza el mismo procedimiento.

La observación es emitida hasta el ejecutivo de la Liga, para que mediante ellos los clubes sean notificados con las diferentes sanciones, ya sea por no llevar su uniforme alterno, o por no cumplir con las especificaciones de las dimensiones de los números.



No hay comentarios:

Publicar un comentario