Buscar este blog

martes, 3 de mayo de 2016

El fútbol, preocupado por la promulgación de la nueva ley

;


El presidente Evo Morales promulgará en las siguientes horas la Ley Nacional del Deporte. La norma, aprobada en las cámaras de Diputados y Senadores, es objetada por dirigentes de las federaciones, como el fútbol, que aseguran que es una "ley contradictoria”.

Uno de los puntos más criticados por el fútbol está en el título III del deporte profesional, cuyo artículo 43, en su segundo inciso dice: "Deportista profesional es aquella persona que se encuentra vinculada, a través de una relación laboral, remunerada a un club en virtud a un contrato de trabajo, con todos los derechos y beneficios que la legislación laboral reconoce. Esta disposición se extiende al personal profesional, técnico y apoyo deportivo, que se encuentre en relación de dependencia laboral con los clubes profesionales”.

Según el secretario general de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), Wálter Torrico, "eso perjudicará al fútbol porque los clubes tendrán que someterse a lo que dice la Ley de Trabajo y eso no puede ser porque un jugador no podrá ganar más que el presidente Evo Morales. Como se sabe, en el balompié nacional el promedio de sueldos en el fútbol es de 5.000 dólares”.

Ante esta situación, el ministro de Deportes, Tito Montaño, quien es el principal promotor de la nueva norma, explicó que "esos son argumentos que no son legales. La ley tiene reglamentos especiales para el fútbol y no afectará en nada su independencia”.

Montaño aclaró que la Ley Nacional del Deporte no fiscalizará los recursos económicos que la Conmebol y la FIFA entregan a la FBF, cuyo presidente, por ejemplo, recibe un bono mensual de 20.000 dólares, por ser titular de una federación.

"Esos son recursos de la Conmebol, son recursos propios que son destinados, son gastos independientes y no tenemos nada que ver con eso”, aseguró la autoridad del Gobierno.

El pasado miércoles, el Senado aprobó el proyecto, que cuenta con 73 artículos, tres disposiciones finales (una disposición transitoria, una abrogatoria y una derogatoria), con lo cual sólo resta su promulgación, que se daría dentro de un plazo de 10 días después de pasar del Senado al Órgano Ejecutivo.

"Era necesario contar con una ley que se adecúe a las políticas del Estado. La sociedad nos pedía una nueva norma, de lo contrario era seguir con la misma dinámica con actores que aparecían en la palestra por actos que no son deportivos”, enfatizó Montaño.

Añadió que "lo que privilegiamos con esta ley es la defensa de los actores fundamentales del sistema deportivo que son los deportistas”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario