Buscar este blog

lunes, 20 de junio de 2016

Ojo de halcón no ayudó a evitar la polémica

;
on la implementación de la tecnología en la Copa América Centenario se esperaba que estuviera exenta de jugadas polémicas, pero en el fútbol parece que ni el “Ojo de halcón” logrará que no existan goles dudosos.

Aunque hubo algunas jugadas en las que se esperaba que el ojo de halcón ayudara a evitar la polémica, no sucedió así. Peor aún en la jugada, hasta la fecha más dudosa de la Copa América Centenario, la tecnología no ayudo a evitar que se convalide un gol “fantasma” a entender de todos, incluso los beneficiados.

Se trata del peruano Raúl Ruídiaz, quien marcó el gol de la clasificación a cuartos de final en el minuto 29 del segundo tiempo y eliminó a Brasil. Desde ya que Perú deje en el camino a uno de los favoritos para llevarse la Copa América es histórico, pero este gol será recordado más por la polémica que generó.

Faltaban 16 minutos para que termine el cotejo y el marcador estaba en blanco (0-0), resultado que le daba el pase a Brasil a los cuartos de final, una instancia que nunca dejo de visitar, pero en una jugada que no parecía revestir peligro Andy Polo envió un centro al punto penal, donde se encontraba solo y sin marca Raúl Ruídiaz, este aprovechó que el golero brasileño Alisson estaba desubicado y mandó el balón al fondo de las redes, casi el 99 por ciento de los aficionados al fútbol en el mundo entero aseguran que lo hizo con la mano, mientras que el jugador y su técnico manifiestan que fue con la pierna.

El árbitro uruguayo Andrés Cunha, primero convalidó el gol, pero ante la insistencia de sus jueces de línea decidió recurrir a la tecnología para determinar si el gol fue legal o no.

En cualquier otro partido Cunha hubiera consultado a su juez de línea y este le hubiera contado su apreciación, que el gol fue marcado con la mano, pero en esta oportunidad el juez consultó por los auriculares a la persona encargada de revisar las imágenes, fueron dos minutos que parecían eternos. Después de escuchar las explicación, el árbitro dio por válido el gol, ante la protesta de Brasil y la alegría de los peruanos.

Aunque con el uso del ojo de halcón se determinó que ese tanto fue válido, no convenció al resto del mundo, donde a través de las imágenes de televisión demostraban una y otra vez que el balón hizo una curva extraña lejos de la pierna y parece ser empujada al fondo de las redes con la mano derecha, que está extendida en dirección al balón.

En este caso en concreto, a opinión de casi todos los diarios del mundo no ayudó a que el fútbol sea más justo.

Pero cómo funciona el ojo de halcón en el fútbol, tal vez el objetivo de su creación y su implementación no ayuda mucho en la clarificación de este tipo de jugadas polémicas.

Pasaron muchos años de discusiones y propuestas para que la tecnología ingrese en el mundo del fútbol, una tecnología que es usada hace años en el tenis.

Empero ¿De qué se trata? ¿Cómo funciona? ¿En qué consiste? El ojo de halcón en el fútbol es aprobado para su implementación con la finalidad de acabar de una vez por todas con los controvertidos goles “fantasmas” que en tantas oportunidades causaron polémica y perjudicaron a más de un equipo.

Sin embargo, toda su tecnología tiene el objetivo de determinar si el balón cruzó o no la línea de meta, donde con la ayuda de 14 cámaras (siete en cada arco) se pueda capturar casi en tiempo real la posición del esférico y cada una de las tomas proporcionará una vista distinta de la pelota generando una imagen en tres dimensiones que mostrará el punto exacto del balón y en fracción de milésimas de segundos el árbitro recibe una señal en su reloj que le indica que el gol es válido o no.

Pero mientras ambos equipos y el público puedan confirmar con imágenes si la jugada fue legal, como sucede en el tenis donde se muestra si la pelota chocó dentro o fuera de la cancha, la duda y la polémica estará presente, pese al uso de la tecnología.



DATO: La mano de Dios

El gol del peruano Raúl Ruídiaz fue comparado con el tanto del argentino Diego Maradona, conocido como la “mano de Dios”, convertido con la mano en el Mundial de México 86. El argentino utilizó la mano para impactar el esférico y vencer a Inglaterra, en los cuartos de final, para avanzar a semifinales.



EN ETAPA DE PRUEBA

Si bien la FIFA y el International Football Association Board (IFAB) aprobaron el uso de la tecnología en la Copa América Centenario y la Eurocopa, así como otras modificaciones a la norma, el “ojo de halcón”, está en etapa de prueba en su aplicación y en la reunión de la IFAB de 2017 se volverá a tratar el tema, en base los resultados de su puesta en acción.

El uso del video está permitido en cuatro casos: determinar si hubo gol, expulsiones, penales y si el árbitro confundió la identidad de un futbolista.

En la Copa del Mundo de Brasil 2014 ya se usó la llamada tecnología de gol, por la que el árbitro recibía en su reloj un aviso cuando la pelota atravesaba efectivamente la línea de la portería. Así se evitaban los llamados “goles fantasma”.

Tras lo sucedido en el partido entre Perú y Brasil, vuelven las preguntas previas a su puesta en prueba, como las pausas prolongadas para revisar el video, el IFAB está decidido a que eso no suceda, porque insistió en que si el juego se interrumpe demasiado por el video, no se aplicará completamente, pero además todavía queda la duda de cuándo debe el árbitro revisar las imágenes.

También queda la duda de si la tecnología será utilizada para revisar una decisión de fuera de juego. Según los documentos de la IFAB no serán en todos, sí podrán ser revisados si hubo una posición en la jugada del gol.

“No podemos cerrar los ojos al futuro, pero eso no quiere decir que vaya a funcionar”, dijo el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, en el momento del anuncio del uso de la tecnología.



¿EL BALÓN ESTABA FUERA?

El gol del peruano Raúl Ruídiaz no fue el único que ingreso en el polémica, aunque este tanto fue trascendental. Otro tanto dudoso y que fue anulado fue el convertido por Ecuador, en la fase de grupos ante Brasil, cuando el ecuatoriano Miler Bolaños centró un balón desde la izquierda que luego de chocar con el vertical el arquero brasileño Alisson no puede evitar que se cuele al fondo de las redes, a los 21’ST, era el 0-1. Parece un claro gol de Ecuador, pero el árbitro chileno Julio Bascuñán no convalida el tanto, porque el asistente levantó la bandera señalando que el esférico había salido de la cancha antes de ser centrado por Bolaños. El partido al final terminó sin goles.

En este caso el juez no dudo en anular la jugada y no hizo uso de la tecnología para verificar su decisión con las imágenes, pese a que incluso los brasileños estaban abatidos por el tanto en contra.



¿FUE PENAL?

Bolivia perdió 2-1 ante Chile, en el segundo partido del grupo D.

Cuando ya se jugaban 94 minutos y el partido estaba empatado 1-1, fueron adicionados ocho minutos más para jugar hasta los 102.

Poco después, el árbitro estadounidense Jair Marrufo cobró penal a favor de Chile.

La Roja mereció ganar el juego de principio a fin. Controló el balón el 75% del partido y pateó al arco 18 veces, mientras que Bolivia lo hizo apenas tres.

Sin embargo, la forma en la que se decidió el partido de este viernes desató una avalancha de reclamos de los jugadores y el cuerpo técnico bolivianos.

Chile ganó con un penal que era, por lo menos, cuestionable y marcado nada menos que a los 100 minutos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario