Buscar este blog

viernes, 22 de julio de 2016

Chávez: “Es un año que nos han quitado de vida”

;


Carlos Chávez rompió el silencio y lo hizo tras cumplirse un año de su detención en Palmasola. Denuncia atropellos y que se ha pretendido atemorizar a su familia.

¿Cómo está su proceso a un año de la detención?

En nada. Es una situación lamentable de total indefensión, pareciera ser que esta gente no tiene valores, un núcleo familiar, principios, parece que la vida para ellos no vale nada. Yo siempre digo que cuando uno está en un poder del Estado, hablando del Ministerio Público, y concentra demasiado poder se cometen abusos. Esta gente se cree intocable, que van a durar para siempre en el cargo, que pueden violentar los derechos de las personas e inventar casos, no es así.

La investigación era para seis meses y ya va más de un año...

Es para que la gente vea que estamos más de un año presos, en una investigación que inicialmente debía durar medio año si hubieran tenido la certeza y la claridad que decían tener al comienzo. Era para que en seis meses demuestren, por lo menos en un 50%, que Carlos Chávez y la ‘asociación criminal que dirige’ son culpables de los delitos que se les investiga.

¿Se lo acusa de ser quien dilata el caso para sacar algún tipo de beneficio?

Que no piense la gente que somos nosotros los que estamos aplicando medidas dilatorias para alargar el caso. Son ellos los que pidieron la ampliación de las investigaciones cuando se les cumplió el primer plazo y vieron que no tenían nada en mi contra.

¿Qué lectura hace de esto?

¿Qué significa eso?, siendo que ellos tienen la documentación que sustrajeron cuando allanaron las oficinas de la federación en Santa Cruz y en Cochabamba. Con lo que incautaron supuestamente iban a hacer una auditoría, que tenía que ser verificada y homologada por nosotros, pero hasta ahora nada.

¿Se hizo la auditoría que anunció el Ministerio Público?

Nada, no se hizo nada. Llevo un año detenido y la Fiscalía no hizo la auditoría. Si hubiese habido algo ustedes lo habrían sabido. En agosto o a comienzos de septiembre de 2015 ellos allanan y secuestran toda la documentación, pero no hicieron nada. La auditoría la pudieron hacer en tres o cuatro meses, pero sin embargo ya pasó un año y las cosas siguen igual.

¿Qué cree usted?

Que este caso es sacado de los pelos, es injusto, atropellador. No encuentro otro calificativo.

La Fiscalía pidió la separación del caso, ¿está de acuerdo?

Eso es una contradicción más, ya que la Fiscalía pide la separación del caso para otros supuestos implicados, incluso familiares nuestros, argumentando celeridad del caso. La separación del proceso ha sido aceptada por el juez, pero eso no significa que sea un hecho, ya que nosotros hemos apelado y todo queda en suspenso hasta que no se resuelva esa apelación.

¿Todo esto tiene algo que ver con el proceso que le siguen en Trinidad por uso de instrumento falsificado y falsedad material e ideológica por la firma de la notaria tras su elección?

Para comenzar, en las normas de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) no nos dice que tenemos la obligación de tener un notario de fe pública en los congresos ordinarios o extraordinarios. Nuestras obligaciones están enmarcadas en los estatutos.

Luego de que el notario negó todo, cuando se le dijo que se iba hacer una prueba grafológica, para confirmar la veracidad de sus palabras, reconoció haber firmado el acta. Lo reconoció.

Para usted, ¿qué busca la Fiscalía con esto?

Tener un plan B. Yo creo que están tomando sus recaudos por si se le cae este caso debido a la acción de libertad que presentamos hace más de 60 días ante un juez de garantías en Santa Cruz y que falló a derecho llamando la atención a los vocales y pidiendo que se precautelen los derechos constitucionales.

La Fiscalía envió esa resolución a revisión al Tribunal Constitucional, donde lleva casi dos meses, a pesar que este tipo de fallo debe ser de cumplimiento inmediato en un plazo no mayor a los cinco días.

Saben que el caso se le puede caer en el Tribunal y por eso abre un ‘mamarracho’ de proceso, cuando no hubo el delito de uso de instrumento falsificado, porque nunca lo usamos. Además, la notaria aceptó que era su firma.

¿Qué va a hacer ahora?

Esperar. Yo apelo al fiscal general del Estado, porque le están mintiendo.

¿Pero si fue el fiscal general quien dijo que lo iban a investigar por si tenía cuentas en Panamá?

Es que, repito, le están mintiendo. Él no está asignado a nuestro caso. Hay un grupo de fiscales que están llevando las investigaciones y son ellos quienes les pasan los informes y le hacen meter la pata. Le pido al fiscal general (Ramiro Guerrero) que se interiorice del proceso.

¿La cuenta en Panamá no será una excusa para otro proceso?

Nosotros estamos solicitando mediante exhorto, a través de un juez normal, tanto a la Conmebol, como a Panamá, Uruguay o a cualquier paraíso fiscal que vean pertinente que nos certifiquen si Carlos Chávez y Alberto Lozada hemos abierto cuentas, movido dinero, si hicimos transferencias, qué montos hemos movido, la cantidad que depositamos y los saldos que hay en las cuentas. Nosotros estamos pidiendo esa certificación

Las cuentas son una mentira, nosotros no hicimos ningún movimiento de dinero en Panamá y eso está claro, porque si hubiera tenido alguna cuenta lo decía, porque no es delito tener dinero en el extranjero, pero no lo tengo.

¿Qué solicitan?

Por el bien de nuestras familias, hemos pedido a los jueces, al Gobierno y al mismo fiscal general que verifiquen sus fuentes para que no mientan sobre el presunto movimiento de los recursos económicos que pensaban que teníamos. Hemos solicitado documentación para ver qué plata tenemos en cualquier parte del mundo, en Panamá, Uruguay, Estados Unidos, donde sea. Tarde o temprano eso va a salir a luz pública, por los abusos a nuestras familias, por los atropellos. Un año no es poco, es un año que nos han quitado de vida. ¡Oiga! Tenemos madre, esposas, hijos. ¿Qué daño hemos hecho? Por mentir ellos nos están causando un daño que no se recupera.

¿No teme que por hablar ahora tenga ‘represalias’?

No, porque no estoy hablando mal para nadie cuando uno dice la verdad. ¿Van a tomar represalias por decir la verdad? No me estoy inventando nada para que digan que estoy obstaculizando la justicia, el proceso. Que todo siga su curso, yo me siento con toda la libertad, con mi conciencia de decir la verdad, lo que ha pasado con los abusos de este año que hemos vivido, aislado de todo. Pero tampoco podemos quedarnos en silencio, tenemos el derecho de decir nuestra verdad.

¿Le preocupa el juicio?

Los fiscales no tienen el poder omnipotente para hacer lo que les dé la gana, porque esto se acaba también y siempre la justicia prevalece, tenemos un Dios. Miren lo que pasó y ojo que no gozo de la desgracia ajena, aunque no era mi amigo, con Wálter Zuleta (exdirectivo de Bolívar y tesorero de la FBF), que fue nuestro denunciante principal, hoy un prófugo de la justicia, un perseguido. Yo no me escapé, podía haberme quedado en Chile o irme a otro lado tras la Copa América de 2015 y no lo hice. Podía haber sacado desde el extranjero a mi familia, y no lo hice porque no tengo cola de paja. Nuestro denunciante, hoy prófugo, ¿qué credibilidad puede tener?

¿Qué le piden a la FBF?

Aunque nuestros informes económicos fueron aprobados por el congreso y pese a que estamos amparados por la Ley del Deporte porque la FBF es un ente privado sin fines de lucro -amparados en FIFA y Conmebol-, nos han juzgado como funcionarios públicos. Pero vámonos a lo nuestro, si la ley nos ampara y reconoce que somos un ente privado sin fines de lucro, con derecho a normar en el ámbito del fútbol ¡que nos juzguen con acciones privadas! Yo no estoy diciendo que no me juzguen, aun sabiendo en mi conciencia que somos limpios en nuestro accionar, ¡que nos juzguen como lo establece la ley!

¿Sabe del manejo económico que hubo tras su salida?

Oiga, ¡han saqueado la FBF en tan solo cuatro meses! En ese tiempo un saqueo sistemático probado de más de tres millones y medio de dólares del señor Marco Ortega y compañía y el mismo Zuleta, que está prófugo. Yo en cambio me quedé porque no tengo miedo de dar la cara.

¿Le favorece que la gente de la FBF quiera hacer auditoría?

Aplaudo que lo hagan, por ahí debieron haber comenzado. Aplaudo lo que dijo el nuevo tesorero, don Clíver Rocha, que reconoce que el ámbito en que primero debieron probarnos es con una auditoría del mismo ente privado para tomar las acciones pertinentes a posterior. Que lo hagan, incluso pese a que tenemos toda la documentación que nuestros informes fueron aprobados por un congreso que emana de nuestras normas, pero ¡que lo hagan de nuevo!, estamos de acuerdo. Saben cuánto era mi presupuesto por año que peleaba a muerte más que mi plata, no pasaba de los $us 2,5 millones por año, aún pagando los impuestos de cinco millones que nos dejó Guido Loayza y compañía. Estos se tiraron, en cuatro meses, más de $us 3 millones. ¡Hubo un saqueo, un saqueo de plata del fútbol!

¿Ha sentido el respaldo de Rolando López, actual presidente de la FBF?

Tibio, tibio. A Rolando López lo considero un buen hombre. Lo conocí cuando estaba en Wilstermann, un hombre equilibrado, tranquilo, más que eso no puedo decir porque lo que le digo es de cuando me lo cruzaba en las reuniones de consejo superior, pero lo veo muy tibio en su accionar.

Cuidado que se deje someter con fuerzas externas, porque da la casualidad que acá mandan las minorías, como Bolívar con Guido Loayza y Zuleta, que gracias a Dios ya no existe, además de otros enquistados en la minoría, que hoy por hoy han perdido todo al quedarse sin nada, y que tal vez lo quieran manejar. Pese a ello creo que tiene todas las condiciones para hacer una buena gestión.

¿Siente que suele apartarse cada vez que habla de Chávez?

Es que no quiero que me respalde a mí quien esté como presidente de la FBF o de la Liga.

¿Qué cree que deben hacer?

Debe haber una separación, un corte contable de la gestión de Carlos Chávez y otro corte contable de la gestión de Marco Ortega y compañía. Porque yo tampoco quiero que me junten con ellos. Debe haber ese corte para que haya una auditoría como ya la hizo la Conmebol y la FIFA, informe aprobado previamente en el congreso de Trinidad. Pero para tranquilidad, que la hagan de nuevo. ¡Nos deben plata, oiga, nos deben plata!

¿Qué espera?

Que no haya atropellos, va un año que nos han atropellado, han pretendido atemorizar a mi familia, han mentido. Yo les reitero, le siguen mintiendo al fiscal general. Me están investigando desde los años 80, me han incautado dos movilidades ¡como si yo fuera un pichicatero!, me dejo entender. Que eran movilidades lujosas de dudosa procedencia, yo siempre, antes del fútbol, ya tenía movilidades, más caras de las que se llevaron. Mi auto, modelo 2012 que se llevaron, hoy por hoy vale 45 mil dólares, bueno si es que vale eso, pero antes de entrar al fútbol tenía una Land Cruiser de unos 110 mil dólares. ¡Hasta en eso se contradicen! O qué querían ellos, ¿que ande en carretón? Estamos mal, aquí es prohibido tener plata antes.

¿Quieren cerrarle cualquier paso para volver al fútbol?

Yo no voy a volver al fútbol. Veo con mucha lástima el nivel dirigencial, -bueno de la mayoría porque hay algunos buenos dirigentes- que eligieron, por ejemplo, a Clíver Rocha como tesorero de la FBF en una votación y a los dos días lo estaban observando los mismos clubes que votaron por él. Una falta tremenda de la lectura de los reglamentos. A nosotros nos cortaron un proceso hermoso en Chile, había equipo, grupo, compromiso, un buen DT y buenos jugadores, ¿para qué? Ahí está, miren cómo estamos en las eliminatorias y cómo nos fue en la Copa América.

¿Quebraron a Chávez?

No, estoy entero por mi integridad moral y la tranquilidad de mi conciencia. Nunca me van a quebrar, sabe por qué, por la fe que tengo en Dios. Duele demasiado ver sufrir a tu familia, claro que duele, somos padres, hijos, es duro para ellos.

¿Cómo ha sido para ellos este año con usted preso?

Duro, muy fuerte, pero a la vez más fortalecidos en Dios, no es fácil. Yo me imagino a los otros que están ‘implicados’ y que tienen menos recursos que Carlos Chávez, porque tampoco es pecado tener recursos. De verdad, hombres como Pablo Salomón, Armando (Canedo) mi contador (ambos con arresto domiciliario), que hace un año que no tienen ingresos porque no nos dejan trabajar, de qué van a vivir ellos. Todo esto es un incentivo para que las familias entren en cosas irregulares para subsistir.

¿Siente que quisieron involucrar a su esposa?

En la separación de procesos quieren eso, involucrar a nuestras esposas, la mía y la de Alberto Lozada (secretario ejecutivo en su gestión y también en Palmasola junto a él). Pareciera ser que esta gente no tiene familia, estructura familiar, hijos, madre; esto es a destruir todo, sin nada de contemplación. Son unos operadores implacables de destruir familias completas.

¿Cómo es el día a día de Carlos Chávez en Palmasola?

Leo mucho, mi lectura normal, temas económicos, de administración; me actualizo con lo que pasa en el mundo y en nuestro país. Yo siempre digo que amo tanto a Bolivia que jamás me podría ir de mi tierra, de mi terruño Santa Cruz, por eso me quedé. No niego que es monótono estar aquí recluido por las limitaciones de locomoción. Tenemos acá un billar que es como una terapia, converso bastante con los amigos que tenemos acá. Veo el tema de la selección, la Liga, siempre la preocupación como un hincha más; veo las malas contrataciones que hacen los equipos y el despilfarro que hacen los equipos como Bolívar.

¿Sueña con el día de su salida? ¿Qué hará, por ejemplo?

Dedicarme a lo mío, le reitero, antes de que entre al fútbol tenía mis cosas, mi familia, mis bienes. Me dedicaré a mis actividades privadas, a ver qué me depara el destino. Pero hay un propósito, yo siempre digo que en este año que injustamente he estado acá, Dios tuvo un propósito conmigo. Pero el fútbol, por un buen tiempo, no es un terreno agradable para meterme.

¿Se sintió traicionado?

Por supuesto que sí, por la gente que me conocía, por la que defendí siempre, al dirigente, al fútbol y por eso estoy acá, a esa gente que aun sabiendo que estaba haciendo lo correcto, que administraba bien la plata, que ayudaba a los clubes, parece que alguien los amordazó, fue un silencio ‘sepulcral’. Pero los entiendo, se lo dejo a su conciencia. Además de esos, otros que trabajaron para hacerme ‘pomada’, aún sabiendo que era injusto. Y miren cómo Dios les paga, Zuleta prófugo y hay otro que está medio coleando. Dios se los va a cobrar.

Fiscalía presenta la acusación formal

Mientras Carlos Chávez daba su verdad en Palmasola, en Sucre, el fiscal general del Estado, Ramiro Guerrero, informó que el Ministerio Público presentó la acusación formal en el denominado caso Federación Boliviana de Fútbol.

En dicha documentación, los fiscales superiores y de materia acusan a Carlos Chávez y a Alberto Lozada de cinco delitos, entre ellos, organización criminal, legitimación de ganancias ilícitas, beneficios en razón del cargo, estafa agravada y malversación.

A Jorge Justiniano, que está preso en la cárcel de Villa Busch, en Pando; a Pablo Salomón y a Armando Canedo Espinoza, que gozaban de arresto domiciliario, los acusan de organización criminal, legitimación de ganancias ilícitas, beneficios en razón del cargo y malversación.

Enterados de la acusación en su contra, Chávez y Lozada indicaron que era ilegal la misma, ya que el mismo juez quinto de Instrucción en lo Penal del Tribunal Departamental de Justicia de Chuquisaca, Roberto Valdivieso, dejó en claro que mientras no se defina la apelación que realizaron los imputados a la división del proceso, todo quedaba paralizado.

Además, Chávez espera que el Tribunal Constitucional resuelva la resolución de la acción de libertad que declaró procedente el juez de Garantías, Marcelo Coca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario