Buscar este blog

lunes, 18 de julio de 2016

Un año sin Chávez

;

14

personas aún son investigadas, aparte de los cinco imputados.

Una vez culminada la Copa América, Carlos Chávez, entonces tesorero de la CONMEBOL y presidente de la Federación Boliviana de Fútbol, dejó los lujosos hoteles de Chile y terminó pasando la noche del 17 de julio de 2015 en las inhóspitas celdas de Villa Armonía, en Sucre. Este fue el inicio de un vendaval de cambios en el balompié nacional.

Antes de que a finales de mayo se destapara el escándalo de corrupción en la FIFA ya surgieron pedidos de renuncia, investigación y hasta encarcelamiento de Chávez, sin embargo, fue este sacudón en el fútbol mundial que motivó a la Fiscalía a investigar a la FBF.

Cuando iniciaron las indagaciones, Chávez fue enfático al negar su vínculo con el FIFAgate, no obstante, después fue involucrado por la justicia estadounidense. Antes, una comisión especial de fiscales en el país se encargó de convocar a varios dirigentes, entre ellos el titular de la FBF, quien no asistió en reiteradas oportunidades. El que sí compareció, al igual que otros, fue Wálter Zuleta, entonces tesorero de la FBF, quien sirvió la gota que rebalsó el vaso.

El dirigente de Bolívar acusó al Presidente federativo de estafa en el partido amistoso entre Bolivia y Brasil, jugado en abril de 2013, en Santa Cruz, cuya recaudación fue supuestamente destinada a la familia de Kevin Beltrán, niño fallecido en un partido de Copa Libertadores, en Oruro.

Fue por ese delito y por otros cuatro más, por el que Chávez fue aprehendido el 17 de julio luego de una larga declaración que duró más de ocho horas. Pero antes de que el Presidente de la FBF ocupara una de las celdas de Villa Armonía, se dieron los primeros cambios en el balompié nacional.

Fernando Humérez renunció a la presidencia de la Liga, asumió interinamente Marco Ortega mientras los dirigentes de los clubes y asociaciones se unieron al pedido de #FueraChávez; además, el técnico de la Selección, Mauricio Soria, fue cesado de su cargo tras quedar eliminado en los cuartos de final de la Copa América.

Con estas decisiones, Chávez, junto con su secretario general, Alberto Lozada, pasó cinco noches en Villa Armonía hasta que luego de idas y vueltas, la justicia determinó la detención preventiva de ambos en el penal Palmasola de Santa Cruz.

Mientras se acomodaban en la cárcel cruceña, el 23 de julio, dos dirigentes más fueron encerrados. Tras audiencias cautelares, Jorge Justiniano y Pedro Zambrano no se salvaron de la detención preventiva en Cobija y Trinidad, respectivamente. Este último, con problemas de salud, meses después se sometió a un juicio abreviado.

Desde ahí, los intentos de liberar a los dirigentes por parte de sus defensas fueron vanos, es más, a finales de julio, Pablo Salomón y Armando Canedo recibieron arresto domiciliario.

El rodillo de la justicia parecía arrasar con más personas, pero sólo los cinco fueron imputados. La Fiscalía insinuó con arrestar a la esposa de Chávez y emitió una orden de aprehensión internacional contra los hijos de Lozada, decisiones sin resultado.

Chávez nunca renunció a su cargo y los dirigentes lo revocaron, nombrando a Ortega como titular federativo. La ANF hizo lo propio con Justiniano y posesionó a Freddy Cortez. El llamado de elecciones recién se cumplió en 2016 y asumió Rolando López, en medio de la incertidumbre por el futuro del fútbol nacional.

Pero fue Ortega quien nombró a Julio César Baldivieso como nuevo seleccionador en agosto y López quien lo destituyó hace algunas semanas. Antes de la salida del DT, el dirigente potosino dejó su cargo en la Liga en manos de Marco Peredo.

Ayer se cumplió un año desde que Chávez está tras las rejas; en este tiempo, la discordia y la incertidumbre reinó en los pasillos de todas las instituciones del fútbol nacional, que sufrió muchos cambios en la dirigencia pero pocos en lo deportivo, porque sigue siendo uno de los peores de Sudamérica.

LOS IMPUTADOS

Carlos Chávez
Ex presidente de la FBF, detenido preventivamente en Santa Cruz

Alberto
Lozada Ex secretario ejecutivo de la FBF, arrestado preventivamente en Santa Cruz

Jorge Justiniano
Ex presidente de la ANF, detenido preventivamente en Cobija.

Pablo Salomón
Ex titular de la Asociación Cruceña de Fútbol, con arresto domiciliario

Armando Canedo
Ex jefe de Contabilidad de la FBF, con detención domiciliaria


No hay comentarios:

Publicar un comentario