Buscar este blog

viernes, 23 de septiembre de 2016

Se reducen los días de la Verde en Brasil

;


Sin explicar los motivos para que se decida no viajar con cuatro días de anticipación a Natal, sede del partido de la novena fecha de las eliminatorias frente a Brasil, el 6 de octubre, el presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), Rolando López, informó anoche, tras la reunión del comité ejecutivo, que la ida de la selección será en vuelo chárter un día antes del encuentro (5-10) y la vuelta inmediatamente acabe el enfrentamiento.

La idea del técnico de la Verde, el argentino Ángel Guillermo Hoyos, era entrenar en el vecino país desde el 2 de octubre, para que los futbolistas se acostumbren a la canchas rápidas y al clima de Natal, que es más caluroso que en Santa Cruz. Ahora, con la modificación, la selección deberá buscar una cancha para entrenarse en tierra paceña, aunque ya se anticipó que no hay campos de juegos que al menos se acerquen en condiciones al del estadio Das Dunas, donde será el encuentro.

El viaje será desde Santa Cruz el 5 de octubre (9:30 hb) para llegar a Natal por la tarde (16:00), y luego realizar el reconocimiento del escenario Das Dunas, donde un día después jugará ante Brasil (20:45 hb). Falta por confirmar desde cuándo concentrará la selección en La Paz, pues el DT había pedido que sea desde el 29 de este mes, aunque para que ello ocurra debían reprogramarse tres encuentros, pero la Liga ya adelantó que los involucrados no están de acuerdo. La concentración será en la sede de Gobierno por recomendación del médico Fabián Pacheco.

Luego de la reunión del comité ejecutivo de la federación, anoche se confirmó que se firmó el contrato con la empresa Lamia, que se especializa en chárter, a un costo de $us 87.000. El espacio disponible será de 80 personas, de los cuales la delegación nacional ocupará 42. El resto de los asientos (38) se venderán a un precio que estará entre los $us 400 y 500.

Premios, sin definir
En la reunión del comité ejecutivo también se tocó el tema premios y bonos de presentación para los seleccionados. Se decidió sacar los incentivos económicos del apartado del reglamento de selecciones de la FBF y dejar que el primer vicepresidente de la federación y titular liguero, Marco Peredo, y el tesorero, Clíver Rocha, negocien con los jugadores.

Con ello queda de lado el anuncio que hizo el 15 de agosto López, que a partir de esa fecha se pagaría un bono de presentación a los jugadores de $us 1.000 y si se clasificaba al Mundial cada uno recibiría $us 150.000. En esa ocasión la federación decidió de forma unilateral y no se tomó en cuenta el contrato que firmaron los jugadores a comienzo de las eliminatorias, cuando el presidente del máximo ente del fútbol nacional era Marco Ortega.

El reclamo de los seleccionados y de su gremio, Fabol, no se hizo esperar, que pidieron que se respete el bono de presentación de $us 1.500 y los premios de $us 3.000 por ganar en casa y de $us 5.000 por triunfo de visitante; además de los $us 2.000 por empatar fuera del país. A ello se suma que los puntos en cancha de Brasil, Argentina y Chile cuestan el doble. Por ello reclaman $us 10.000 por jugador por el triunfo ante Perú y la igualdad ante la Roja.

Tensión de entrada
La reunión del comité ejecutivo de la FBF fue caliente de entrada. Por la mañana, López, y Rocha mostraron sus diferencias en declaraciones a la prensa. El primero sostuvo que “la federación es una institución seria, y los que no piensen así que se ocupen de las declaraciones de Clíver Rocha, yo no me voy a ocupar de él”.

El tesorero también fue contundente: “Nosotros tenemos absolutamente claro de que tiene que haber cambios. Necesitamos un golpe de timón. En otras palabras, habrá cambios a las buenas o las malas, pero tendrán que darse”. Así fue la reunión de la mañana, caliente, mientras que por la tarde los ánimos se apaciguaron y se tocaron los temas urgentes. Se tiene previsto que nuevamente se reúnan la próxima semana

No hay comentarios:

Publicar un comentario