Buscar este blog

viernes, 7 de octubre de 2016

La selección fue humillada por Brasil en Natal

;
La selección nacional no hizo pie ante Brasil y cayó sin discusión por 5-0, en partido válido por la novena fecha de las eliminatorias. La Verde no llevó riesgo hacia la portería rival y acabó sumergida en sus propios errores. Pobre desempeño a tal punto de permitir que el arquero Alisson sea un espectador más. No hubo un tiro al arco en todo el partido.

Neymar tuvo un partido de lujo. Es más, fue él quien marcó el 1-0 luego de quitarle el balón a Raldes que intentaba salir jugando desde atrás y tras combinar con Gabriel Jesús, empujó el balón sin problemas ante la salida de Lampe. Ese gol cayó como un baldazo de agua fría a los 10 minutos.

Brasil sintió que era amo y señor y continuó con una presión incesante. El 2-0 no tardó en llegar y se dio a los 25’ a través de Coutinho tras gran internada de Giuliano. No marcó bien Marvin Bejarano y el brasileño terminó rematando con comodidad. Bolivia estaba perdida.

Los embates de Neymar, de Gabriel Jesús y de Coutinho eran permanentes, difícil para Raldes y Zenteno, que tenían que cargar con la mochila pesada por la floja marca de Azogue y Meleán. Además, Filipe Luis y Giuliano hacían de las suyas por las bandas de Bejarano y Rodríguez.

Antes de que finalizara la primera etapa Brasil puso el 3-0 a través de Filipe Luis (37’) y el 4-0 con Gabriel Jesús (43’). Hasta ahí ya era un resultado sin discusión porque Brasil sellaba un poderío indiscutible. Con ese resultado abultado acabó el primer tiempo. Quedaba el complemento.

Ángel Guillermo Hoyos optó por mantener a los mismos once, pero el panorama no varió, aunque los brasileños optaron por sacar el pie del acelerador. Neymar siguió haciendo de las suyas hasta que Yasmani Duk le abrió la ceja a los 64’. La estrella brasileña tuvo que dejarle su lugar a Willian.

Sin el crack en la cancha, Brasil iba a conseguir el 5-0 a través de Firmino (74’), que había ingresado por Gabriel Jesús simplemente para ponerle la cereza a la torta. Esta vez no hubo sorpresa, Martins deambuló arriba porque no había generación de juego.

Las imprecisiones en la entrega de Meleán, Campos, Bejarano y Azogue acabaron pasando factura. La Verde sucumbió ante un rival superior. “Ya está, ya está…”, dijeron los nacionales tras el final. El foco ahora se centra en Ecuador, el rival del martes 11 en La Paz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario