Buscar este blog

Cargando...

martes, 22 de noviembre de 2016

Carlos Chávez: “Fabol utiliza a los jugadores”

;


Duro. Carlos Chávez, expresidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), acusó a Futbolistas Agremiados de Bolivia (Fabol) de utilizar a los futbolistas para sus intereses personales. Que se equivocaron al pedir la renuncia de Rolando López. Cree que los puntos perdidos por un error dirigencial pueden ser recuperados con el apoyo de otras federaciones del continente. El exdirigente lanzó estos dardos desde la cárcel de Palmasola.

¿Cómo ve la situación en el interior de la FBF?

Es consecuencia de una serie de hechos que se fueron dando desde la ‘dirigencia sándwich’ que tomó el mando de la Federación Boliviana de Fútbol y saqueó a la federación. Hablo de Marcos Ortega, Wálter Zuleta y Wálter Torrico, que saquearon a la federación; en cuatro meses se ejecutaron cuatro millones de dólares, uno por mes y nadie dice o hace algo. Hay gente que por debajo usó a estas personas y luego intentó llegar a la federación, pero como fracasaron en ese intento siguen moviendo las cosas de acuerdo con sus intereses.

¿Esto se puede llamar crisis?

Siempre estamos en crisis. Nuestro fútbol es de crisis permanente. La crisis existe y va a seguir existiendo mientras no haya una solución integral en el fútbol nacional.

¿Hay crisis dirigencial?

En el fútbol siempre ha habido crisis, que eso tiene un efecto multiplicador que se ve y se siente más en la federación, porque es la caja de resonancia, pero sobre todo cuando competimos en el contexto internacional.

¿La dirigencia está dividida en la federación?

Cuando hay intereses marcados y como dirigentes no tenemos la capacidad de diferenciar que el interés común está por encima del interés personal o de grupo, entonces van a haber divisiones y aquí hay un interés marcado. Claro que hay división. Es la primera vez, después de mucho tiempo, que una parte del comité ejecutivo de la FBF le pide a su presidente que se vaya y más aún el pronunciamiento de los jugadores pidiendo la renuncia de Rolando López.

¿Qué piensa de los puntos que perdió Bolivia por la inclusión de Nelson Cabrera en los partidos de la selección nacional?

Es algo imperdonable, pero ya está, nadie del comité ejecutivo puede lavarse las manos como Pilatos. Hay que dejar de lado los intereses y asumir cada quien la parte de culpa que le toca y, a partir de ahí, comenzar a preparar la defensa para recuperar esos puntos.

¿Hubiera pasado algo así en su gestión al mando de la FBF?

No creo, y si se nos hubiera pasado el detalle de Cabrera, que es difícil, ni Chile ni Perú se hubieran animado a reclamar los puntos por los lazos de amistad y respeto al país que conseguí en esos años en la confederación.

¿Por qué nos quitaron esos cuatro puntos?

Porque nuestros dirigentes no leen los estatutos, no saben y no están actualizados. Todos los años los reglamentos cambian algo y nosotros, como dirigentes, debemos estar al tanto de ello.

Se dice que Wálter Torrico sabía que Cabrera no podía jugar, ¿se quiso burlar a la FIFA?

Si ya sabían por qué lo hicieron jugar. No creo que hubieran querido subestimar a la FIFA, yo creo que le pelaron tremendamente.

¿Quién se equivocó?

En esto, creo que el que menos responsabilidad tiene es el técnico, porque este hace solo su lista y es el dirigente el que dice si algún jugador es elegible. El seleccionador no tiene la obligación de saber la norma, su trabajo es poner a los mejores jugadores. Ahí debió funcionar la comisión de selecciones, que tiene exjugadores y luego hay toda una estructura federativa. Se aplazaron en esto.

¿Qué piensa del error de López al anunciar la devolución de los puntos?

Fue lo más vergonzoso y no solo para Bolivia, sino que se transmitió a nivel internacional. Pero no es López el que queda mal, es el nombre del país, la imagen de Bolivia. Lamentablemente la culpa no es solo del presidente, aquí fallaron todos, nadie se salva.

¿Cree que los puntos pueden volver para Bolivia?

Tengo la certeza de que se puede revertir esta situación, pero haciendo una buena defensa con mucha estrategia.

¿Es clave el apoyo internacional para revertir el fallo?

El tema del apoyo y reclamo de cuatro federaciones (Argentina, Colombia, Ecuador y Paraguay), que se han visto afectados con esto, más Bolivia, puede tener una influencia importante en el momento de tomar decisiones. Eso la FIFA lo ve y este apoyo por supuesto que tiene un peso importante.

¿Hizo bien la FBF en contratar a Víctor Hugo López para hacer la apelación ante la FIFA?

Es un buen abogado y conoce muy bien la legislación deportiva. Si eso no alcanzara, hay que acompañar la defensa con una buena estrategia política, donde el apoyo de otras cuatro federaciones es clave. La mitad de la Conmebol está abogando por Bolivia y eso vale.

¿De qué le serviría a Bolivia recuperar esos puntos?

De nada, y no es que con los puntos vayamos a clasificar a Rusia-2018, pero es una cuestión de principio, de imagen, de orgullo, de país, de sentirnos bien con nosotros mismos, de no agachar la cabeza.

¿Sería más anímico?

Sería un mensaje para los jugadores bolivianos, decirles “aquí están los puntos que ustedes ganaron y que ahora están devueltos y nos hemos lavado la cara como país”.

¿Cree que Rolando López debería renunciar por todo lo que ha sucedido?

Al jugador boliviano lo respeto mucho y lo considero el elemento más importante para hacer fútbol, pero también el dirigente es clave, porque es él quien hace las gestiones para cubrir las necesidades económicas del club. Quién soy yo para decir si debe irse o quedarse, pero hubo otros que renunciaron públicamente y siguen aún en sus cargos en la federación.

¿Los jugadores hacen mal en pedir la renuncia de López?

Yo creo que se equivocan. Lamento que los jugadores hubieran adoptado esa postura y creo que es un antecedente nefasto para el fútbol nacional. Considero que el gremio que representa a los jugadores los está utilizando para que actúen así a sabiendas de que es algo que no pueden hacer porque no está entre las facultades, según los reglamentos. Eso no les corresponde.

¿Por qué dice que es un mal antecedente?

Porque si eso hacen ahora, mañana se creerán con el derecho de pedir la renuncia de los presidentes de clubes y con esto se está constatando que los jugadores hacen botar técnicos. Al jugador hay que cuidarlo, darle las condiciones de trabajo, pero todo manteniendo el marco del respeto.

¿Por qué lo hicieron?

Creo que ellos se dejaron utilizar por dos personas que manejan su gremio, David Paniagua y Milton Melgar. Los están haciendo equivocar. Es como si los dirigentes salieran a pedir que los representantes de Fabol (Futbolistas Agremiados de Bolivia) se vayan, cuando eso no les compete.

¿Qué buscan estas personas que, a su entender, manipulan a los jugadores?

No sé. Pero ahí está David Paniagua, que vive del fútbol porque hace 20 años que no ejerce su profesión. Me pregunto de qué vive y veo que es del fútbol, de los jugadores. Nosotros como federación lo ayudamos. Yo lo ayudé y ahora se lo está negando, pero ahí están los comprobantes. Él se apega a quien está en el poder y luego se lo niega. Ni el perro le muerde la mano a quien le da de comer.

¿Qué le parece que Fabol se una a la Fiscalía para que su juicio no se realice en Santa Cruz?

Una cobardía. Eso demuestra que en Fabol no mandan los jugadores, porque David Paniagua y Milton Melgar deberían haberles consultado a ellos si querían que el gremio intervenga en este tema judicial. Dicen que ellos sufrieron un daño en nuestra gestión y yo le pregunto: ¿qué daño?, si lo único que hicimos fue darle plata y ayudar para que los jugadores estén tranquilos. Cuando yo estaba en la federación era su ídolo, su referente, pero ya no.

¿Se siente traicionado?

Decepcionado, pero me tiene sin cuidado. No me arrepiento de lo que hice por ellos, porque no solo lo ayudé a nivel nacional, sino en el ámbito internacional. Yo no espero nada de esta clase de gente.

¿Víctor Hugo Pérez tuvo algo que ver en la quita de puntos?

No es que le tenga rabia, porque no vale la pena, pero sí hubo un catalizador en esto y con seguridad fue él. Si bien se cometió un error, los chilenos y peruanos no lo sabían, se enteraron gracias a él. Pero no es que Pérez haya hecho eso para que nos quiten los puntos, pero es tan burdo y tan falto de criterio, que para lastimar a Rolando López, por un problema personal, lo vuelve internacional. Lo hizo para demostrar a la opinión pública que él lo sabía, lo pone en las redes sociales y ahí comienza todo.

¿Tiene algo de culpa el defensor Nelson Cabrera?

No. Que yo sepa el jugador avisó que había jugado para la selección paraguaya, pero no le hicieron caso, no lo escucharon. Eso es imperdonable y por falta de conocimiento se comete ese error. Si no hubiese avisado, la dirigencia tenía la obligación de investigar en el internet en la página de la FIFA. Hay cosas imperdonables y esta es una de ellas, pero ya está.

¿Esto influyó en la goleada que sufrimos ante Venezuela?

Creo que todo esto hizo que los jugadores bolivianos entren desconcentrados. Esa goleada es atribuida a dos factores: a la quita de puntos que ellos ganaron merecidamente y a este tema que los están utilizando como instrumento político para el beneficio de ciertas personas, y eso es un antecedente peligroso y nefasto.

¿Debe seguir Hoyos como técnico al reanudarse las eliminatorias en marzo de 2017?

Si damos soluciones parche, vamos a seguir en las mismas. Qué ganamos con botarlo a Hoyos. Tiene que haber una visión política entre todos de qué es lo que queremos y recién tomar decisiones. ¿Si se va Hoyos, a quién traemos? ¿vendrá con la solución?, pregunto.

¿Cómo ve que Etcheverry quiera ser presidente?

No pasa por nombres, pasa por una realidad. Si no tenemos la capacidad de dejar de lado nuestros intereses, nada se podrá hacer.

¿Hay algún problema para que el ‘Diablo’ sea presidente?

Claro que no, puede ser, pero todo el que aspire a ocupar el cargo debe cumplir con los requisitos. No se cierran las puertas a nadie, pero deben cumplir las normas. Tienen todo el derecho de serlo, es una cuestión lógica. Es más, yo quisiera que 12 jugadores mundialistas se hagan cargo de los 12 clubes profesionales y así veremos si tienen la capacidad económica y de gestión para cambiar las cosas.

¿Qué le parece la refundación del fútbol?

El boliviano, cuando tiene un plan y quiere lanzarlo al país, habla de refundación del fútbol y con eso dejamos a los bolivianos mareados y con esperanza. ¿Refundación de qué? Son solo reformas o cambios. No busquemos nombres, que son pavadas. Son nombres para marketing.

¿Tiene usted un proyecto de modificación del estatuto?

Sí, y no desde ahora, lo llevo elaborando hace tiempo y no es para mí. Jamás pensemos en legislar por intereses de grupos o personales porque ahí nos vamos a seguir equivocando. Las reformas que se pretenden hacer al estatuto tienen que ser por lo menos para los próximos 20 años.

¿Qué más propone?

La creación de una comisión del juego limpio financiero. Es importante aplicarlo porque si no los clubes se van a ver económicamente en quiebra y con dirigentes que duran uno o dos años.

Con los cambios en la Conmebol y la FIFA, ¿es el momento para dar el golpe al tablero?

Por supuesto que es el momento, pero siempre pensando en legislar para los próximos 20 años, por el bien común y no por la coyuntura del momento, y menos para beneficiar a alguien.

¿El Gobierno tiene que ser partícipe en este cambio?

Es que en esta nueva estructura tiene que haber una comisión de auditoría e independencia de gestión, que dé informes a un comité ejecutivo y que elabore políticas de generación de recursos económicos, que mantenga una relación interinstitucional con el Gobierno, por medio de su Ministerio del Deporte.

¿Eso sería darle un rol al Gobierno dentro de la FBF?

No es que el Gobierno intervenga al fútbol, sino en el fútbol. Un claro ejemplo es lo que sucedió en Sudamérica, Chile, Argentina y Ecuador, que tienen una política buena para el deporte, que les está permitiendo cosechar los frutos de ese apoyo.

¿Su proyecto va a ser enviado a la FBF para ser consensuado o que lo tomen en cuenta?

Mi proyecto es producto de un trabajo de varios años y está acorde a la nueva dinámica de los últimos cambios y actualizaciones en el tema de las estructuras que tiene la Conmebol y la FIFA. Es un trabajo que está terminado, pero que no fue puesto en práctica porque la Liga y la ANF nunca se pusieron de acuerdo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada