Buscar este blog

miércoles, 23 de noviembre de 2016

David Paniagua: “Jamás recibimos comisión"

;


Tajante fue la respuesta de David Paniagua, secretario ejecutivo de la Federación Sindical de Futbolistas Profesionales de Bolivia (Fabol) cuando se le preguntó si recibía una comisión por cada proceso que llevaba adelante. Además, reconoció cobrar un sueldo, dinero que sale de los aportes.

Dijo que la Federación Internacional de Futbolistas Profesionales (Fifpro) lo supervisa y hace auditoría externa cada seis meses. Sabe que López no renunciará, a pesar del pedido de todos, porque más le interesa el beneficio económico que recibe de la Conmebol.

¿Por qué cuestionan a Fabol?

Hay que aclarar que los que cuestionan no son los futbolistas, porque ellos están informados de todo, ya que participaron de la última asamblea, donde fuimos elegidos. Los que cuestionan son aquellos a los que no les interesa saber la verdad.

Se cuestiona el tiempo que usted lleva en el cargo ¿por qué no hay elecciones en Fabol?

Cuestionan por falta de información, porque la gente que habla no sabe o no quiere informarse, ya que en nuestra página web está toda la información sobre la asamblea y el tiempo que dura la gestión, que es de cuatro años. En marzo de 2018 cumplimos nuestro periodo y obviamente que se tiene que renovar el directorio.

¿Fue a puertas abiertas?

Es a puertas abiertas, cuando se llevó adelante la última hubo mucha gente del fútbol, de la Federación Boliviana de Fútbol, de la Liga del Fútbol Profesional y de Fifpro (Federación Internacional de Futbolistas Profesionales). La asamblea está notariada y los futbolistas tienen conocimiento de eso y no hay duda de nada de ello.

¿Cuántas gestiones pueden estar en el cargo?

En los estatutos no hay nada de eso y por ello los estamos actualizando, porque hay una nueva Ley del Deporte, aunque no nos considera en el sistema deportivo porque nosotros somos un sindicato. Nuestros estatutos están desfasados, pero siguen vigentes porque con ellos se tramitó la personería jurídica y en ellos no existe ningún tipo de límite.

¿Fabol está reformando y actualizando su estatuto?

Siempre es bueno renovarse y en ese sentido es que estamos esperando que salga el reglamento de la nueva Ley del Deporte, porque en lo que corresponda o nos toque a nosotros tenemos que adecuarnos, porque las leyes están para cumplirlas. En la reforma que estamos haciendo al estatuto hay que aclarar que una persona solamente podrá ser reelecta una sola vez y nosotros no tenemos problemas, pero actualmente no hay ninguna restricción.

¿Quiénes participan en la reforma de los estatutos?

Es un mandato que dio la asamblea, se le informó y esta autorizó para que el comité ejecutivo haga las gestiones necesarias para llevarlas adelante. Obviamente que antes de que sean aplicadas las reformas tienen que ser aprobadas por el comité ejecutivo y por una asamblea.

¿Es usted quien reforma los estatutos?

Hay abogados, pero es gente que está ligada a Fabol, pues no se olviden que somos nosotros los que estamos interesados en reformar esto y obviamente que no va a venir a hacérnoslo gente de afuera que no sabe de qué se trata. Cuándo uno va a renovar sus estatutos no se lo va a dar a otro para que los haga, tiene que ser uno mismo para incluir y luego fundamentar lo cambios que se quieren hacer ante quienes representa.

¿Cobra un sueldo mensual para representar a los jugadores?

Nadie trabaja gratis. Nosotros estamos a tiempo completo y obviamente que tenemos gastos de representación, pero a los futbolistas no se les cobra un solo peso adicional, es del aporte sindical que ellos dan. Los que ganan menos de $us 1.000 ponen $us 10 y los que ganan más de eso aportan con $us 15.

¿Entra mucho dinero?

Es bueno que el país sepa que en Bolivia solo son dos clubes los que hacen de agente de retención y nos depositan a las cuentas de la Federación Sindical de Futbolistas Profesionales de Bolivia (Fabol), aunque sabemos que hay muchos clubes que están haciendo este descuento sindical, pero no lo están depositando a las cuentas del gremio. Esa situación la vamos a regularizar con la nueva administración de la Liga, ya que está normado y si no se sanciona, vamos a seguir en las mismas y eso no es correcto.

¿Quién los supervisa?

Por el trabajo que desarrollamos a tiempo completo, la Fifpro nos hace inspecciones una o dos veces por año, y cuando ellos lo piden semestralmente nosotros elevamos los informes, porque son ellos los que retribuyen nuestro trabajo. Al futbolista no le cuesta un solo peso supervisar. Nos hacen una auditoría externa cada fin de año y es Fifpro quien la paga, supervisa y aprueba, ya que es la única que nos puede suspender o llamar la atención si encuentra alguna irregularidad.

¿Cuáles son los clubes que cumplen y están al día?

En este momento ninguno. Los que hacen de agentes de retención son Oriente, Bolívar, The Strongrest, Blooming, Real Potosí, Universitario, la mayoría, pero en este momento nadie. Ni Bolívar ni The Strongest, que eran los que nunca se atrasaban, ahora cumplen.

¿Rolando López cuestionó que su gremio no tiene personería jurídica?

Nosotros tenemos personería jurídica. López no conoce ni sus propios estatutos y reglamentos y obviamente no está informado de lo nuestro. Este señor no sabe lo que sucede en el interior de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) y entonces cómo va a saber lo de Fabol.

¿Se ha reunido con él?

El otro día nos reunimos y aclaramos ese tema, porque él nos invitó a una reunión. Fue antes del partido frente a Ecuador y él nos dijo que si nosotros conocíamos los estatutos de la FIFA, de la Conmebol y de la FBF, ¿por qué en la federación no hay nada de Fabol? Ahí le dijimos que si él respondiera todas las notas que se le han enviado o pidiera información se le haría llegar, pero nunca las pidió. Salir a estas alturas a cuestionar la personería jurídica es parte de la ignorancia de López.

¿Fabol se queda con un porcentaje del dinero que ayuda a cobrar para los jugadores?

No. Ustedes pueden preguntar a los futbolistas y técnicos que resolvieron su problema a través de Fabol si alguna vez dejó un porcentaje o si le cobramos, jamás recibimos una comisión, por eso que el jugador confía en nosotros.

¿Cayó en saco roto el pedido de renuncia que hicieron los jugadores al presidente de la FBF?

Si los jugadores lo han declarado persona no grata, fue porque este señor dijo, cuando volvieron de la Copa Centenario, que los jugadores eran chantajistas y extorsionadores; cuando desahució a la selección antes de ir a Brasil, cuando intentó desconocer el acuerdo que ya tiene con los jugadores y aplicar su propio reglamento. Si él se va o no se va es cuestión de él, pero ya sabe que el camarín de la selección y de los clubes no lo quieren por su incapacidad, que está demostrada.

¿Cree que se irá?

Sabemos que no va a renunciar, pero cómo queda él ante el país, aunque no sé si le importa. Creo que lo único que le interesa es seguir siendo presidente por todos los beneficios que todo el mundo sabe que recibe. Una persona a la que todo el país le está pidiendo que se vaya y hasta su propio comité ejecutivo lo cuestiona, su primer vicepresidente le pide su renuncia, yo creo que debería irse.

¿Involucrar a los jugadores en estos temas no fue desconcentrarlos de lo futbolístico?

De ninguna manera. Si un señor los insulta, los llama chantajistas, tiene que generar una reacción de esta naturaleza. Claro que los jugadores tienen el derecho de pedirle la renuncia.

¿Fabol tiene un proyecto para presentar a la FBF en la reforma del estatuto?

Somos los únicos que hemos propuesto una estructura, que sea participativa, que involucra a todos los actores, pero ya ven, están ‘Pedro, Sancho y Martín’ en las comisiones y a nadie se le ha ocurrido preguntarnos nuestro criterio. Tenemos la esperanza de ser convocados para ratificar nuestro planteamiento y fundamentarlo porque proponemos el modelo de reforma que necesita nuestro fútbol. Ojalá nos permitan participar.

Carlos Chávez lo acusa de usar a los jugadores para beneficio personal ¿es cierto?

A él y al doctor Lozada muchas veces les fundamenté por qué sería bueno abrir la estructura de la federación, porque está demostrado que esto no funciona. Sabemos que el problema de la federación no es un tema de persona, el problema es la estructura, que es obsoleta y vieja. Mientras tengamos la misma estructura nada va a funcionar. Si buscáramos nuestro interés personal, lo más cómodo sería quedarnos donde estamos. Si queremos participar es porque creemos que desde adentro podemos aportar para que realmente las cosas que el fútbol necesita se vayan implementando. Sabemos que la Liga y la ANF (Asociación Nacional de Fútbol) no son capaces de sacar el fútbol adelante, ya que ellos sí cuidan sus intereses. Nosotros lo que queremos es partir ese equilibrio perverso que ha existido en nuestro fútbol y darle una esperanza nueva al fútbol.

¿Se usa al jugador?

Que si los usamos a los jugadores sí, pero es la única arma que nos dejan, pero ellos siempre están informados de lo que vamos a hacer, porque si los dirigentes cumplieran con todo lo que se comprometen no hubiera necesidad de esto

¿Por qué dicen que Fabol no existe como tal?

Nuestra personería jurídica dice que somos Federación Sindical de Futbolistas Profesionales de Bolivia, pero debido a lo largo que es el nombre, le pusimos Fabol al ‘ladito’, pero en todos los apersonamientos que hacemos es con ese nombre, pero se aclara que Fabol es nuestro acrónico. Hay gente interesada, que nunca hizo nada por el fútbol y ahora ve que estamos siendo protagonistas, quieren meterse.

En tantos años, ¿qué tiene de patrimonio Fabol?

Estamos en un proyecto ambicioso de tener nuestra sede propia. Estamos haciendo los trámites ante Fifpro y Dios quiera que dentro de poco podamos dar esa buena noticia.

¿Qué gana Fabol coadyuvando en el juicio contra Carlos Chávez?

No se trata de ganar, se trata de sentar un precedente. Lo hacemos por responsabilidad institucional. Queremos que el nuevo presidente de la FBF no nos mienta tanto y cumpla con los acuerdos. Por eso nos consideramos víctimas, por todo esto que la misma federación no cumple.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada