Buscar este blog

lunes, 7 de noviembre de 2016

Trabajo, trabajo y más trabajo, la receta de Hoyos

;

Angel Guillermo Hoyos, al igual que los jugadores de la Selección, se sintieron tocados tras las últimas noticias en lo que concierne a la resta de puntos a la Verde, por alinear a Nelson Cabrera ante Perú y Chile, porque no cumplía –según la FIFA- con las normas de elegibilidad.

Fue un duro golpe que lo reconoció Hoyos, al fin y al cabo, es un ser humano de piel y huesos. “Fue un golpe duro, pero hay que dejarlo atrás y pensar en lo que viene, uno se prepara siempre para tener una ilusión, objetivos, metas, pero hay que seguir”, comentó el seleccionador nacional, quien el día del comienzo del trabajo de la Selección, partió temprano a Copacabana, para “conversar” con la Virgen, según mencionó al departamento de prensa de la FBF, en una entrevista.

“Creo en Dios y la Virgen, eso es mi fortaleza, ha sido siempre desde que lo conocí, ahora los lazos son más duros y estoy más fortalecido”, dijo el timonel con el rostro cansado, tras la extenuante jornada de ayer, que terminó pasado el mediodía.

Es un entrenador obsesivo por el trabajo, de profunda fe religiosa, por eso es que sobre todo en los momentos malos, prefiere leer bastante y luego se entrega a su fe por Dios.

“No habíamos podido ir donde la Virgen antes de enfrentar a Brasil y Ecuador, por eso es que vimos un pequeño resquicio y decidimos visitarla, nos sirvió de mucho”, comentó en tono amable el timonel del seleccionado nacional, quien siempre está acompañado por Edison Ibarra, su asistente técnico y brazo derecho, de origen venezolano.

“Mi amor por Dios es más grande hoy”, dice el entrenador, quien se levanta todos los días a las 06.00 y duerme pasada la medianoche.

“¿Sabes?, la única receta para todo es trabajo, trabajo y más trabajo, no hay otro secreto, el grupo con el que estoy lo sabe, también los jugadores, por eso se trabaja con bastante intensidad”, contó el entrenador.

Los últimos cuatro meses han sido de bastante trabajo, tal como pide el DT; de bastante análisis y combinando la tarea con los juveniles y también con la absoluta. “Hoy (por ayer) comenzamos a las 08.00, primero con los chicos Sub 20, luego con los mayores, así es esto”, dijo sentado en la congeladora donde se almacena el agua y los rehidratantes de los jugadores.

En todo caso, el mensaje que dan él y los jugadores, a partir del sábado, “es que todo lo dirigencial se resuelve en ese nivel, mientras nosotros tenemos que pensar en Venezuela, primero, luego ante Paraguay”.

Ese es el objetivo, nadie habla de otra cosa, hay la intención de sumar, ¿le dejarán venezolanos y paraguayos?, es la pregunta.

AMIGO DE TODOS, ENEMIGO DE NADIE

El abrazo y gesto fraternal de Guillermo Hoyos cuando recibió a Marcelo Martins, este sábado en Huajchilla, en el entrenamiento, resume la relación que tiene el DT de la Verde con los jugadores.

Con unos hay más amistad, quizá porque los dirigió en su momento, tanto en Bolívar como en Oriente. Pero, poco a poco, Hoyos se ha ganado el respeto y cariño de los jugadores. Así como Hoyos habla con Jhasmani Campos, Edemir Rodríguez o el mismo Ronald Raldes, hoy se ha tejido una relación fraternal del DT con Marcelo Martins, Pablo Escobar y el resto de jugadores.

El DT les habla bastante, a ratos con alguna broma de por medio, a ratos con la seriedad que amerita el caso, lo evidente es que los tiene de su lado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada