Buscar este blog

jueves, 26 de enero de 2017

"Deben cambiar el Estatuto de la FBF"

;


Las modificaciones que se hicieron para la nueva temporada de la Liga boliviana no son compatibles con lo que está establecido en la normativa de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), por lo que cualquier observación que se hiciera en el desarrollo del torneo sería completamente inválida, según explicó el expresidente de dicha institución, Mauricio Méndez.

Según los directivos ligueros, los cambios que se hicieron responden a las modificaciones que hizo la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) en los torneos que organiza; sin embargo, existe una contradicción con la “norma madre del fútbol nacional”.

La Liga determinó cambiar los periodos para la apertura del libro de pases, por lo que por aprobación del Consejo Superior, el periodo durará 12 semanas y procede la transferencia de jugadores que actuaron en otro equipo boliviano.

“El tema de la legalidad, la norma federativa tal y como está hoy, estipula que la apertura del libro de pases es a mitad temporada, es decir, que ahora es solamente para aquellos futbolistas que no han jugado en un club boliviano. El hecho de que en la Liga hayan aprobado que los jugadores pueden cambiar de equipo a mitad de temporada, está yendo en contra del Estatuto de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), porque no se ha cambiado la norma en un Congreso federativo, por lo tanto es ilegítimo”, aseguró.

Méndez explicó que las transferencias de jugadores se dan en dos periodos, uno largo que debe durar 12 semanas exactas al inicio de la temporada y 4 semanas a mitad de temporada. La Liga cambió la gestión deportiva, por lo que con esa aprobación la temporada inicia en enero y culmina en diciembre; sin embargo, el Estatuto de la entidad federativa estipula en su Artículo 77 que: “la gestión deportiva se inicia el 1ro. de julio de cada año y finaliza el 30 de junio del año siguiente”.

De acuerdo a este artículo y considerando que el fútbol nacional está a mitad de temporada, el libro de pases sólo debió ser habilitado en un periodo corto de cuatro semanas, añadió el exdirigente.

Otra observación que hace Méndez a las modificaciones en el ente liguero, es el referido a la aprobación de las mismas, pues si bien existió consenso en la mayoría, no hubo unanimidad.

“La variante que debería darse por unanimidad igual no es suficiente, porque se tiene que hacer el cambio en la norma madre de la FBF, pero lo peor es que no ha habido unanimidad para cambiar una convocatoria, cualquier equipo de fútbol en la fecha 19 de este campeonato puede hacer una impugnación y los tribunales de la Liga y la Federación van a tener que fallar por una ilegal habilitación, o sea, el pacto de caballeros no ha existido nunca y no va a existir, cualquiera puede impugnar”, explicó.

Méndez, de manera personal, expresó que la apertura del libro de pases le conviene a Wilstermann. “A mí me gustaría que se abra el libro de pases porque le conviene a Wilstermann, yo soy wilstermanista. Pero una cosa es lo que yo pueda sentir como hincha y otra cosa es lo que yo puedo decir como hombre que conoce de fútbol, ésa es la norma”, sostuvo.

A criterio del exdirigente, el torneo no debería iniciar hasta que no se consensúe la convocatoria.



CON 14 EQUIPOS SE AVIZORAN PROBLEMAS

De manera anual, los equipos juegan 44 partidos, en un sistema de campeonato que se desarrolla todos contra todos, en caso de aumentar la cantidad de equipos a 14 tendrían que jugarse 56 fechas, lo que de acuerdo al expresidente liguero, Mauricio Méndez, es “imposible”.

“En los dos torneos suman 56 fechas y es imposible que se pueda jugar en una temporada, porque hay que dejar fines de semana para la Selección, hay cuatro fines de semana como mínimo de vacación a fin de año, más dos o tres (semanas) de preparación, ya suman siete. A medio año pasa lo mismo, (así que) son como 12 semanas que no se juega fútbol”, explicó.

En todo caso, uno de los torneos tendría que jugarse por series y los que no clasifiquen a la siguiente fase de ese torneo estarían “parados por más de un mes”, situación a la que Fabol se puede oponer.

De acuerdo a Méndez, lo que debe proceder es “un cambio de temporalidad”, lo que implica terminar la temporada 2016-2017 y recién a partir de julio de este año, proceder con una adecuación de 18 meses.

“En 18 meses lo que se le tiene que dar a la ANF es un ascenso directo y dos indirectos, o en el peor de los casos dos descensos directos por los 18 meses, así, tranquilamente, sin violentar la norma. Sin afectar intereses de nadie se podría hacer el cambio de la temporalidad, no hay por qué violentar las reglas y hacer las cosas a la rápida para que se modifique esto, es un error que lamentablemente se está cometiendo porque se está forzando la apertura del libro de pases”, explicó.

Asimismo, Méndez señaló que habrá problemas económicos, en el tema de la repartición de los derechos de televisación, además, a criterio del exdirigente, los equipos que ascienden en su mayoría no son taquilleros, por lo que “eso implica que hay que viajar más y jugar menos”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario