Buscar este blog

viernes, 24 de febrero de 2017

Bolivia no podrá recibir más desembolsos

;


El expresidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) anunció que ni la FIFA ni la Conmebol desembolsarán recursos económicos para la construcción de otros Centros de Alto Rendimiento, en el país, hasta que primero se culmine el escenario de Vinto.

"Mientras no se concluya el CAR de Vinto, no puede haber otro financiamiento", expresó.

Luego, confesó que Marco Peredo, titular interino de la FBF, y Clíver Rocha, tesorero, nunca tuvieron "interés" en terminar esa obra.

Por otra parte, informó que cuando todavía era presidente federativo, consiguió 2.800.000 dólares de la Conmebol para el desarrollo deportivo e indicó que una parte de este recurso tenía que ser destinado para concluir el CAR. Empero, contó que cuando lo detuvieron —por problemas personales—, el Comité Ejecutivo, en una reunión, destinó gran parte de ese dinero como "soporte" a los clubes de la Liga y a las asociaciones; otro tanto se asignó a un anticipo que solicitaron dos equipos, por conceptos adelantados de la Copa Libertadores 2017.

LT: Cuando usted todavía era presidente, la Conmebol destinó un recurso para desarrollo deportivo que tenía que ser usado para la conclusión del CAR de Vinto, ¿Qué pasó con ese dinero?

RL: Es bueno resaltar que cuando vino el presidente (de la FIFA) Gianni Infantino, el año pasado, hubo un compromiso muy fuerte de parte de él para terminar el CAR. Compromiso que también lo asumió el Gobierno con el presidente Evo Morales y, por su puesto, también la Conmebol.

Sobre esa base, yo emprendí todas las gestiones para que se pueda allanar todo el camino legal, teniendo en cuenta que había todo un juicio de la Alcaldía de Vinto contra expersoneros de la Federación (Boliviana de Fútbol). Pero gracias a la colaboración de la Alcaldesa de Vinto (María Patricia Arce) y a la decidida intervención del presidente Morales, en una reunión que se hizo en el Palacio de Gobierno, se allanó todo y logramos hacer un acuerdo para luego elaborar una adenda para que el plazo del comodato se pueda reducir de 50 a 40 años.

Sobre esa base, conseguimos los recursos, inicialmente de la Conmebol 2.800.000 dólares, destinados a desarrollo deportivo. Pero yo comuniqué a la Confederación que ese fondo, no todo porque era mucha plata, lo iba a destinar al CAR, de modo que con los desembolsos por concepto de forward yo podía recuperar esa inversión.

Lastimosamente, esto quedó truncado porque jamás hubo el interés de (Marco) Peredo y (Cliver) Rocha de impulsar la culminación de obras del CAR. No obstante, en una reunión de Comité Ejecutivo ellos me autorizaron que firme la adenda (al comodato con Vinto).

Yo puedo asegurar que los fondos estaban ahí, en muy buena cantidad. La conclusión del CAR no demandaba más de 300 mil dólares, con equipamiento y todo podíamos llegar a unos 500 mil dólares, pero con fondos que podían venir desde FIFA.

LT: ¿Qué hicieron con ese dinero?

RL: Cuando yo estoy fuera de la FBF, pero sin dejar de ejercer la presidencia, se reunió el directorio y decidió destinar un soporte de cerca de 62 mil dólares a los clubes de la Liga y también otro para las asociaciones.

Entre otros gastos más, alrededor de un millón de dólares ya se destinaron de esos 2.800.000 dólares. Obviamente sin retorno, porque es un soporte sin opción a recuperación.

Luego, tengo entendido de que se han hecho préstamos a algunos clubes (por conceptos de Copa Libertadores). De esos fondos algo se puede recuperar, lo otro ya está perdido.

Por si acaso, la Conmebol sabe de esta situación, y me reenviaron una copia de la transferencia en la que consta claramente que esa plata es para el desarrollo deportivo. Y eso hay que entender como infraestructura, divisiones menores, incluso fútbol femenino y de playa.

LT: Ante esta irregularidad, ¿a qué sanción se expone la FBF?

RL: Lo primero es que ellos (la Conmebol) van a aplicar una auditoría especial a esos fondos. Eso lo tengo claro, porque me lo dijeron que se van a practicar una auditoría especial a esos 2.800.000 dólares, porque además ese recurso todavía contiene algunos fondos de la Copa Centenario Estados Unidos 2016. Y hay un compromiso de la Conmebol de que todo lo que generó la Copa Centenario se invierta en desarrollo deportivo, bajo supervisión de los que organizaron este torneo que son: Concacaf, Conmebol y US Soccer (La Federación de Fútbol de los Estados Unidos). De esos dineros hay que dar cuenta a esas instancias.

LT: ¿Cuál es prioridad de los actuales dirigentes de la FBF con respecto al CAR de Vinto?

RL: Yo he visto por la televisión que ha conseguido la cesión de algunos terrenos en La Paz y en Warnes (Santa Cruz). Lo que me resulta inconcebible es que puedan conseguir los terrenos pero no tener los fondos. Porque, de hecho, de los 2.800.000 dólares, una buena parte ya ha sido destinado para los clubes y asociaciones.

Pero hay un problema mayor, la FIFA y la Conmebol nunca van a desembolsar fondos para ningún otro proyecto de infraestructura, mientras el CAR no se concluya. Eso siempre lo supe, incluso, cuando estuve en FIFA, hablé con personeros que están vinculados al rubro de financiamiento de infraestructura. Hemos hecho muchas reuniones, incluso en Cochabamba, con gente de la Conmebol y de la FIFA para allanar todo y que nos pudieran dar los fondos que correspondían al CAR, que era el proyecto Gol 1. Pero queda claro que, mientras no se concluya el CAR de Vinto, no puede haber otro financiamiento. Iniciar obras, abandonarlas y luego hacer en otro lugar…

La otra salida es recuperar los fondos invertidos (en el CAR de Vinto), porque ésa fue una condición: rescatar lo que ha desembolsado FIFA y en su momento Conmebol, y, una vez que esos fondos sean recuperados, cosa que es imposible, no hay forma de recuperarlos porque la Alcaldía de Vinto tendría que devolvernos el dinero, cosa que no lo va a hacer, además, no tendría por qué hacerlo. El compromiso de la Alcaldía es ceder los terrenos en comodato y hay cláusulas de seguridad que no permite que Vinto se quede automáticamente con el CAR, tampoco está la figura de que nos pueda devolver la inversión.

Yo creo que se ha distraído mucho a la opinión pública con eso de que se van a construir centros de alto rendimiento en varios lugares, cuando lo real es que el de Cochabamba no se ha podido concluir.

LT: En su momento se habló de que la FIFA no puede invertir en terrenos que no son de propiedad de la FBF, ¿es verdad?

RL: No. En absoluto. Es más, la última comunicación escrita de FIFA es que nosotros demostremos que el comodato tiene una duración mínima de 20 años.

La FIFA sabe que en muchos lugares del mundo existe esta figura del comodato. No es verdad eso de que no se puede invertir en algo que no sea de propiedad. Tenemos dos ejemplos claros, el comodato que tiene Aurora y Wilstermann; no creo que a nadie se le ocurriría de que esos terrenos vuelvan a la Alcaldía porque son de función social.

El ideal sería invertir en algo que sea de nosotros, pero eso también pasa por una tramitación que se hace ante la FIFA. No se trata de que la FBF diga "voy a comprar estos terrenos y voy a hacer aquí el CAR".

En la medida que los fondos llegan desde FIFA, hoy más que nunca, después de los actos de corrupción que han sacudido el mundo del fútbol, hay mucho cuidado, existe una comisión de auditoría y cumplimiento que fiscaliza todos estos fondos. Así que es difícil emprender otras obras cuando una no se ha terminado todavía.

LT: ¿Es viable la sugerencia de la Asociación de Fútbol de Cochabamba, de coordinar una Ley con el Estado para que se garantice que el CAR de Vinto sea de uso exclusivo para el fútbol nacional?

RL: Se podría tramitar una Ley de la Asamblea Nacional Plurinacional, sería la única forma para que Vinto pueda ceder todo el derecho propietario del CAR a la FBF. Pero creo que es casi imposible, por los intereses naturales y legales que tiene Vinto.

Lo ideal era terminar la obra conjuntamente, en el marco de comodato. La Alcaldía de Vinto, gracias a la decisión del Presidente y del Gobernador, está para terminar el puente. Esa fue la mejor señal del Gobierno de colaborar.

Pero creo que en este momento no es factible, más aún habiendo un comodato. Cumpliendo ese comodato, se podría trabajar en la transferencia definitiva, pero no antes porque el documento está firmado y está vigente. Nuevamente ir a la anulación del contrato y después procurar una Ley de la Asamblea, es un trámite largo y complicado, cuando a estas alturas el CAR ya debió estar funcionando.

Yo inicié las gestiones del CAR en febrero, en julio allanamos todo (el aspecto legal). Había una o dos empresas interesadas y en el cálculo de ellos, en cuatro meses podían terminar.

La obra gruesa y fina están hechas, sólo había que hacer refacciones. En unos seis meses eso debería estar funcionando.

LT: ¿Cuánto se necesita para terminar las obras con equipamiento?

RL: En un cálculo más o menos preciso de la gente entendida en el rubro, con unos 600 mil dólares podíamos tener el CAR con algún equipamiento adicional (camas, dormitorios, gimnasio y cámaras hiperbáricas). Y lo interesante era que viniendo una inspección de la FIFA, y viendo que el CAR estaba terminado, inmediatamente se movilizaban recursos para el resto del equipamiento.

Ya no es un prejuicio mío, pero algún componente regional tuvo que haber, porque abiertamente la oposición fue feroz de parte de Rocha y Peredo. Yo los llevé al CAR pero ya las conversaciones entre ellos iban por ese lado: "que muy lejos, que el cerro, la altura", cualquier argumento pero nunca la intención de terminar la obra del CAR, porque lo vinculaban a mi gestión.

LT: ¿Tuvo contacto con alguien de la Conmebol o FIFA en relación al tema del CAR?

RL: Hace unas tres semanas, con un funcionario de FIFA, quien me preguntó si se habían comenzado las obras. Les dije la verdad, que no se movió absolutamente nada porque en el Comité Ejecutivo no había el interés. Con ese argumento de que como no son nuestros terrenos, entonces no es bueno invertir.

LT: En estos días, ¿habló con la Alcaldesa de Vinto?

RL: La última vez, hace tres semanas para ver alguna cosa, entiendo la preocupación de la Alcaldesa de Vinto. Desplegaron todos sus esfuerzos de la manera más decidida para llegar a la firma de la adenda, también fueron gestiones muy intensas de parte de ellos, porque comprendieron que el CAR significada un polo de desarrollo.

Lastimosamente, teniendo los recursos, la plata, no me permitieron iniciar las obras, sólo era cuestión de aprobar los términos de referencia (en reunión de Comité Ejecutivo de la FBF) para iniciar la licitación, ya estaban los fondos garantizados.

LT: ¿Cómo se siente luego de ver que los recursos asignados al desarrollo del fútbol vayan a parar a manos de la Liga y de las asociaciones?

RL: Tengo una tremenda frustración de ver que fútbol sea así. Toda la plata termina yendo los clubes, ellos hacen malas contrataciones, para luego terminar con planillas de sueldos impagables, y, después, vienen las presiones de Fabol (Futbolistas Agremiados). Permanentemente, la FBF tiene que estar pagando planillas de sueldos.

Nunca se entendió, en el periodo en el que estuve, lo que era desarrollo deportivo, tal parece que era un término rarísimo.

La FBF, en este momento, es simplemente una especie de cooperativa, de caja de ahorro, donde hay dinero y el Comité Ejecutivo ve dónde puede poner esos recursos. Lastimosamente, cero en desarrollo deportivo y casi ninguna inversión en infraestructura.

LT: Ahora, alejado de la FBF, ¿cómo se siente?

RL: El balance es negativo, en lo personal, de todo lo que significó mi gestión.

Fue negativo en todo sentido. Todo se resuelve por disputas de quién puede llevar más dinero, quién puede tener poder, y ni siquiera poder de mando, sino de decisión en algunas cosas que tiene que ver en concentraciones, viajes. Cosas que no le hacen al fútbol nacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario