Buscar este blog

lunes, 13 de febrero de 2017

Jugadores experimentados pesan en el fútbol boliviano

;



A pesar de sus edades, donde la mayoría ya colgó las chuteras, el físico aún les responde y acercarse o superar la barrera de los 40 años jugando al fútbol no los asusta. Al contrario, este grupo de futbolistas, que disputan el torneo Apertura de la Liga, sigue siendo figura en sus equipos, sacándole provecho a su experiencia y sorprendiendo con sus actuaciones. Entre ellos están Pablo Escobar, de The Strongest; Ronald Raldes, de Bolívar; Joselito Vaca, en Blooming, y Carlos Arias, de Sport Boys.

De estos jugadores, el que más destaca es el ‘Pájaro’ Escobar, que viene cumpliendo grandes actuaciones con el equipo atigrado y no solo en la Liga, sino también en torneos internacionales. El nivel que muestra hace olvidar que tiene 38 años y que el 12 de julio cumplirá 39. Además, el volante ofensivo tiene contrato por año y medio más con el Tigre. “Firmé hasta junio de 2018, un mes antes de cumplir mis 40 años, y de ahí veremos qué hacemos”, sostuvo.

El paraguayo-boliviano volvió a ser clave para que The Strongest se consagre campeón del Apertura 2016 y logre ganar hace una semana por primera vez en Uruguay. El triunfo por 2-0 fue frente a Montevideo Wanderers, por la Libertadores. También fue importante en la victoria en casa ante el mismo rival por 4-0, lo que significó avanzar de ronda. En esos dos partidos fue clave Daniel Vaca, con 38 años e interminable en el arco atigrado. Estar pisando los 40 no les impide a ambos ser dueños del puesto.

El capitán de la selección boliviana y gran refuerzo de Bolívar, Raldes, disfruta estar vigente a los 35 años y con un año de contrato con la academia paceña, que puede ampliarse de acuerdo al nivel que demuestre. En la Verde sigue siendo el líder y uno de los mejores jugadores, y es un hecho que en Bolívar llega para ser titular. Sobre él están depositadas las esperanzas del hincha celeste para que el ex defensor central de Oriente forme una de las zagas celestes más compactas de los últimos años.

En la academia también juega Wálter Flores, con 38 primaveras vividas y que aún tiene contrato hasta medio año. El volante de marca dejó la selección en noviembre y colgará las chuteras cuando acabe su contrato con los celestes. Volvió el pasado año a la Verde y las críticas que recibió Ángel Guillermo Hoyos por convocarlo fueron muchas. Eso sí, el jugador no defraudó la confianza del ex-DT de Bolivia.

Joselito Vaca, de 34, cada vez juega mejor y su calidad para crear parece no tener fin. Es el ídolo de los hinchas de Blooming, y por su nivel, aún tiene cuerda para rato. Junto a él, en la academia cruceña, con 35 años, cumple actuaciones destacadas el arquero Hugo Suárez y el recién llegado César ‘Picante’ Pereyra. Este último anotó dos goles y participó de los restantes en su debut ante la ‘U’ (4-2). Pablo Salinas, de Blooming, es otro de los veteranos celestes, con 37 años.

Por último, Sport Boys se reforzó para encarar la Liga y la Libertadores, y tres de sus principales jugadores que llegaron son veteranos. Se trata del arquero Carlos Arias, con 37 años; el volante español José Luis Sánchez Capdevila, con 35; y el atacante ecuatoriano Carlos Tenorio, con 38. En el plantel ya estaba el lateral izquierdo Rosauro Rivero, de 34. El arquero de Real Potosí, Henry Lapczyk, de 38 años, es otro al que los años no parecen pesarle.

Secretos de su vigencia

Consultados sobre los secretos para seguir vigente en un deporte donde la parte física es fundamental, los jugadores confesaron que le dan bastante importancia a la alimentación y que trabajan más que antes en el entrenamiento, porque con el paso de los años se va perdiendo potencia y explosividad. “Entreno igual que mis compañeros, pero le dedico más tiempo al gimnasio, con ejercicios de prevención y fortalecimiento para no sufrir lesiones”, explica el capitán atigrado.

Arias, que tras un año y medio volvió del retiro en el segundo semestre de 2016, sostuvo que su entrenamiento es más duro que antes y que asiste dos veces por semana al gimnasio. “Uno pierde velocidad por la edad, por ello el gimnasio es una necesidad”, dijo. Rivero agregó que comer lo más sano posible ayuda. “La alimentación es para tomarla en cuenta; el cuerpo lo siente”, recalcó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada