Buscar este blog

martes, 7 de febrero de 2017

Llegó la hora de ordenarse en el fútbol profesional

;
Buena parte de los males del fútbol boliviano pueden tener los días contados con la aplicación del reglamento de Licencias de Clubes, que la Conmebol aprobó el 13 de septiembre de 2016 y que sus federaciones miembros están obligadas a ponerlo en práctica a partir de 2018. De lo contrario, los clubes que no tengan esta autorización no podrán participar en la Copa Conmebol Libertadores ni en la Sudamericana. El trámite para recibir el permiso se inicia en septiembre.

Entre los objetivos que persigue este estatuto figura el de ordenar el fútbol, transparentar la administración del mismo y promover nuevos valores, tres elementos clave de los que carece el fútbol nacional, y que son las causas principales para sus males. Para tener acceso a la licencia, los clubes deberán cumplir algunas exigencias, en las que se toman en cuenta cinco criterios: deportivos, infraestructura, administrativos, jurídicos y financieros.

En los criterios deportivos figura la obligatoriedad de que cada club tenga divisiones menores, al menos tres categorías de varones, y dos de damas. En el de infraestructura se exige que la institución disponga de un estadio seguro y confortable, además de instalaciones de entrenamiento. En los administrativos se demanda contar con personal calificado para diferentes áreas: técnicos, médicos y administradores.

En la cuestión jurídica se debe acatar la normativa internacional y la propiedad del club debe ser transparente. Por último, están los criterios financieros, donde el club debe tener, entre otras cosas, una auditoría independiente de sus finanzas.

En el reglamento, puesto en vigencia por la FIFA el 28 de diciembre de 2007, se aclara que una licencia vence sin previo aviso al final de la temporada para la que se expidió.

En plena adaptación

Consciente de que el reglamento de Licencias de Clubes puede darle una mano a la reestructuración del fútbol nacional, el presidente interino de la Federación Boliviana de Fútbol y titular de la Liga, Marco Peredo, ve con buenos ojos su implementación y adaptación a los estatutos del país.

Por ello el dirigente se puso como fecha tentativa para tenerlos listos hasta agosto de este año. “Los problemas económicos al inicio de cada torneo se van a acabar, como lo tuvimos recientemente con Real Potosí”, dijo.

En la adaptación del reglamento a Bolivia ya trabaja la comisión jurídica del ente liguero, integrado por Samuel González, de Guabirá; Robert Castedo, de Oriente Petrolero; Martín Iturri, de The Strongest; Alejandro Montaño, de Bolívar. En Bolivia primero se aplicará a la Liga y luego a la segunda división.

“Nosotros hemos terminado el borrador del mismo. En los próximos días una comisión de la Conmebol, integrada por asesores, nos va a visitar. Lo bueno es que en la elaboración de la Ley del Deporte se tomaron en cuenta varios aspectos de estos reglamentos y eso ayuda”, explicó González.

Personería jurídica

Samuel González reconoció que a algunos clubes les costará ordenar su documentación para presentar la personería jurídica. “En especial las instituciones nuevas son las que carecen de ese requisito”, afirmó el jurista.

Agregó que el reglamento de otorgación de licencias es bueno para el fútbol, pues permitirá que los clubes se ordenen como una empresa y cuenten con ingresos y egresos bien auditados.

Tener las cuentas claras, lo más difícil

Entre las trabas que tendrán la mayoría de los clubes bolivianos está la presentación del balance general auditado, que deberá ser realizado por un auditor externo. Esta es una de las exigencias en los criterios financieros para recibir la Licencia de Clubes de la Conmebol. Allí deberá figurar como mínimo el estado de pérdidas y ganancias de la temporada, además del flujo de caja.

También otro freno será el presupuesto anual, en el que deberán demostrar en qué se respaldan los gastos. Por ejemplo, si un club pretende tener una planilla que le signifique $us 1.000.000 al año, y sus ingresos seguros son de $us 500.000, su presupuesto será rechazado.

“Hay varios clubes que no hacen auditorías, pero a partir de 2018 tendrán que realizarlas; de lo contrario, cuando se clasifiquen a torneos internacionales, se complicarán”, sostuvo Marco Peredo, máximo dirigente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) y de la Liga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada