Buscar este blog

jueves, 13 de abril de 2017

Prevén un Capriles con 4 pantallas y 2 ascensores

;
El estadio Félix Capriles fue, ayer, inspeccionado por las autoridades tanto gubernamentales como deportivas y ya se definieron algunos cambios que tendrá el principal escenario de Cochabamba, de cara a los Juegos Suramericanos de 2018. Entre las mejoras figura la implementación de cuatro pantallas electrónicas que tendrán un tamaño superior a la que actualmente se ubica en la curva norte. Ya no habrá solo un ascensor, pues se prevé contar con dos. Los baños serán ampliados y la conexión de los servicios va a ser optimizada por completo.

El Capriles será sede de los actos de inauguración y clausura de los Juegos y también albergará el fútbol (varones). La Gobernación, el Ministerio de Deportes y el Comité Organizador de los Juegos (Codesur) quieren que el recinto “luzca como nuevo”.

Por ello, inspeccionaron el gramado para empezar lo “más pronto posible” con las labores. Técnicos de dichas instituciones que habían trabajado con base en propuestas deberán modificar los proyectos y adecuarlos a lo establecido ayer.

El aspecto sanitario fue uno de los principales puntos que se analizaron. En esa perspectiva, se determinó la mejora y la ampliación de los baños de las cuatro tribunas, ya que “es la primera impresión” que se llevan los visitantes.

Otra de las prioridades es acabar con la filtración de agua en las graderías. Solucionarán el problema con impermeabilizante, para que la estructura no se dañe aún más.

La sala Vip, que tiene una capacidad para cerca de 90 personas, será maximizada, para que pueda albergar hasta 130 personas. Contará también con aire acondicionado.

A eso se aumenta que el Capriles tendrá dos elevadores. El actual, con capacidad para ocho personas, será refaccionado y servirá para la prensa; en tanto que se construirá uno nuevo, con capacidad para 15 a 20 personas. Será solo para acceso de invitados y autoridades.

Los camarines son otro de los cambios importantes que se llevarán a cabo. Modificarán por completo dichos ambientes, puesto que los actuales son totalmente “inadecuados”. Se proyecta contar con agua caliente y fría, bancos en condiciones, duchas y pisos modernos.

El Capriles contará con pantallas electrónicas en las cuatro tribunas, mismas que serán “más grandes” que la que existe en el sector de la curva norte. La iluminación, por otro lado, va a ser cambiada por focos led para apagar y prender al instante; y no como las actuales luces, que tardan en hacerlo.

Las casamatas del campo de juego serán “de lujo” y contarán con asientos “de primera”, que costarán alrededor de 1.400 bolivianos cada uno.

En el área de calentamiento, al lado de las casamatas, se colocará pasto sintético, para no tener problemas con las lluvias.

Además, el recinto de Cala Cala tendrá nueva fachada, específicamente en las tribunas de general y preferencia.

Durante la visita, el ministro Montaño no estuvo de acuerdo con algunas especificaciones técnicas que presentaron los arquitectos e ingenieros, hasta el punto de quedar enfurecido. Sin embargo, entendió que se trataba de una inspección para definir los detalles.

Entre las recomendaciones a analizar, y que serán evaluadas hasta el siguiente miércoles cuando vuelvan a reunirse, están las de ver si son necesarias las butacas del sector de preferencia, ubicación de algunos ambientes para la cita, y principalmente los materiales con los que se trabajará en todas las áreas.

Definieron que más de una empresa realizará los trabajos de refacción, porque las labores se tienen que acabar hasta finales de diciembre de este año.

El inicio de los trabajos se dará una vez que todos los aspectos técnicos sean definidos. Se estima que ello se dé a inicios de junio.

La obra tendrá un costo que oscila entre 48 y 55 millones de bolivianos.

Reducir costos es la prioridad

Durante la visita hecha al estadio Félix Capriles, el gobernador Iván Canelas, el ministro de Deportes, Tito Montaño, el director de los Juegos Suramericanos (Codesur), Marcelo Ortubé, y el director del Servicio Departamental del Deporte (Sedede), Javier Villalobos, concordaron en que se debe “bajar los costos lo máximo posible”, ya que “no hay tanta plata”.

“Hemos verificado con los técnicos lo que se va a hacer y vimos que hay algunas cosas que se deben ampliar y otras que no es necesario hacerlas. En base a eso se definirá el costo real de lo que se necesita, pero hemos podido reducir algunos gastos y esa es la idea”, dijo Iván Canelas.

Antes de la inspección, las autoridades manifestaron que el presupuesto para la refacción sería de 48 millones de bolivianos. Durante la visita, los técnicos explicaron que la suma subiría a cerca de 60 millones. Sin embargo, tras la revisión técnica, las autoridades descartaron varias posibles modificaciones y volvieron a sostener que la base del presupuesto está entre 48 y 55 millones de bolivianos.

Asimismo, Canelas destacó que esta será la única oportunidad de refaccionar este y los demás escenarios, por lo que hay que aprovechar “todo lo que se pueda”.

“De no ser por algunos opositores, ahora podríamos tener el Batán y estaríamos tranquilos con tener dónde hacer nuestras ceremonias. Pero, ahora hay que aprovechar esta ocasión para lucir en buen estado nuestro escenario”, aseveró.

Las autoridades dieron plazo hasta el siguiente miércoles para que los técnicos trabajen en las nuevas modificaciones y ese mismo día se volverán a reunir para hacer una segunda inspección, en base a dichas observaciones.

“Hay una semana para hacer arreglos. Después de esa nueva visita, tendremos ya definido lo que será el presupuesto y las condiciones en las que se trabajará”, dijo Canelas.

Por su parte, Montaño calificó de “productiva” esta primera revisión técnica y espera que las refacciones en las cuatro tribunas del estadio de Cala Cala se inicie lo “más pronto posible”

“Vamos a tener visitas de todos los países, por lo tanto, se necesitan las mejores condiciones”.

2



Empresas como mínimo se contratarán para realizar los trabajos de refacción en el estadio Félix Capriles. Indicaron que lo ideal serían cuatro empresas para acabar “a tiempo” con la obra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario