Buscar este blog

sábado, 3 de junio de 2017

Bolivia ganó sin mucho esfuerzo a Nicaragua

;
La Selección Boliviana venció (1-0) ayer a su par de Nicaragua en un partido que tuvo dos tiempos distintos en el estadio Nacional de Managua. El primero para el local y el segundo para la visita, que pudo hacer algo más dentro el campo de juego. No fue un gran partido, no pasó de regular tomando en cuenta que varios jugadores de la Verde debutaron y recién se están conciendo en el campo de juego.

El único gol de partido fue de Gilbert Álvarez, en el minuto 58, luego de una gran asistencia de Raúl Castro a las espaldas de los defensores, a quienes les ganó la posición para vencer al arquero Erington con un fuerte remate hacie la izquerda del guardameta.

En la primera mitad, el combinado boliviano salió con la idea clara de abrir el marcador y antes de los cinco minutos tuvo dos llegadas sobre el arco nicaragüense pero sin consecuencias.

Nicaragua, por momentos muy inocente, estuvo más cerca de abrir el marcador aprovechando los espacios en la defensa de la Verde, A los 10 minutos Chavarría recibió un pase dentro el área grande para sacar un remate desde el sector izquierdo que se estrelló en el travesaño.

Nuevamente Chavarría lanzó un remate bajo y cruzado a la derecha del arco de Carlos Lampe, que pudo controlar en el minuto 21. Y la tercera ocasión fue otro disparo cruzado de Hurtado sobre la izquierda del arquero boliviano que se estrelló en la base del poste.

El cuadro nacional no encontró los caminos apropiados porque Castro y Chumacero no desplegaron el juego que habitualmente muestran en filas de The Strongest, talvés afectados por el césped sintético del terreno de juego.

Recién Bolivia tuvo la chance de anotar sobre los minutos finales del primer tiempo, en el 42, luego de un pase preciso de Castro hacia Bruno Miranda, que no supo definir ante la salida del arquero Erington, quien logró desviar el remate.

La segunda mitad fue otra cosa porque Castro y Chumacero despertaron. A ellos se sumó Gilber Álvarez. Además, el ingreso de Luis Alí por Bruno Miranda le dio más movilidad al ataque boliviano.

La Verde tomó el control del partido, con mejor manejo en el medio campo, tratando de controlar las salidas del rival.

No hay comentarios:

Publicar un comentario