Buscar este blog

lunes, 7 de agosto de 2017

División reserva: La salvación para el Mundial de Fútbol 2022

;
Efectuando un recuento de las edades que tienen los jugadores que son la base de la actual selección, nos encontramos con un promedio de 29 años de edad y para las Eliminatorias del Mundial 2022 tendrán 34, lo que en buenas cuentas, los actuales integrantes no van más para el siguiente mundial.

Si dejáramos de lado alguna vez la improvisación como es la costumbre de los dirigentes, tendríamos que pensar seriamente en un PLAN QUINQUENAL a partir del presente año que nos dé la posibilidad de contar con jugadores para el año 2022, con edades entre 26 a 30 años de edad, proponiendo se oficialice el campeonato de la División Reserva de los clubes profesionales, que tendrán que jugar paralelamente en preliminares de los partidos de su equipo de primera.

La particularidad que tendrá este campeonato, es que al ser paralelo con la primera, tendremos semanalmente dos Tablas de Posiciones que nos mostrarán qué clubes están trabajando en divisiones inferiores. Este certamen lo disputarán los jugadores que se encuentran en puertas de debutar en su primera, sin restricción de edad porque sería cerrar las puertas a quienes por uno o dos años estarían al margen de esa promoción. Además, esta división rescataría a jugadores lesionados para su reingreso a sus equipos de primera. Ambientarían a las nuevas contrataciones. Recorrerían los campos de juego de todo el país, adquiriendo experiencia y conociendo el estado de beligerancia con la que espera al equipo visitante el espectador dueño de casa.

Ahora bien. Para darle mayor jerarquía y motivación a este campeonato, una vez concluido conjuntamente con su primera, el campeón le otorgará tres puntos a su primera, el segundo dos y el tercero uno, situación que cambiaría la tabla final de posiciones de la división privilegiada.

Este campeonato permanentemente fue rechazado por los dirigentes ligueros, que veían un gasto y no una inversión, sin embargo clubes de la Primera “A” de las Asociaciones Departamentales que apenas tienen dinero para uniformar a sus jugadores, en su calidad de campeones y subcampeones, tenían que participar en el campeonato de la nefasta Nacional “B” y en el de su Asociación, lo que nos muestra la total ineptitud de los dirigentes de la ANF de avalar el doble campeonato que debían disputar estos clubes, con el riesgo de que se los programe a la misma hora en ambos campeonatos.

El desafío está planteado. Esperemos que los nuevos miembros del futuro directorio de la F.B.F. dentro de sus nuevos objetivos, tome en cuenta esta propuesta realista y de esa manera contemos con elemento para las Eliminatorias del Mundial 2022 y no estemos fuera antes de empezar las mismas como está ocurriendo desde el mundial de 1998.

Dr. Edgar Linares Mariscal, fundador y ex asesor legal de Fabol

No hay comentarios:

Publicar un comentario