Buscar este blog

martes, 26 de septiembre de 2017

La Federación puede perder dinero por falta de proyectos

;


La inestabilidad dirigencial dentro de la Federación Boliviana de Fútbol ha restado oportunidades de contar con infraestructura propia y el presidente interino de esta entidad, Carlos Ribera, agregó que la falta de proyectos puede provocar una pérdida de tres millones de dólares.

“Tenemos tres millones de dólares y que si no lo empleamos hasta fin de año los podemos perder. El dinero siempre ha estado ahí, por falta de capacidad no se hizo nada”, declaró Ribera la mañana del lunes en Cochabamba, en ocasión de la presentación de la nómina de convocados a la Selección Nacional para las fechas finales de las clasificatorias mundialistas.
Ribera ingresó a su quinta semana como interino, en este corto tiempo sintió las carencias dentro de la Federación. Van dos años de interinatos, desde que Carlos Chávez fue aprehendido y llevado al centro penitenciario de Palmasola en Santa Cruz, y este tiempo pudo ser utilizado para construir un campo de juego propio de la Selección Nacional.
“Desgraciadamente mucha plata ha pasado por la Federación, pero la han dejado quebrada”, lamentó Ribera, cuya estadía en el cargo no tiene una fecha final, de momento, mientras dure el proceso de veeduría de la Fifa y de la Conmebol a las elecciones a la presidencia.
La Fifa destina dinero a las federaciones para la construcción de infraestructura, de la misma manera trabaja la Conmebol. “Se necesita hacer gestión, hacer alianzas con empresas. Hay tres empresarios interesados en ceder terrenos y una vez que los tengamos a nombre de la Federación pedir a la Conmebol que nos entregue la plata para financiar”, explicó el dirigente cruceño.
En este tiempo, Ribera no pudo profundizar el estado en el cual se encuentra el Centro de Alto Rendimiento de Vinto, que Chávez, y a su turno, Rolando López, mencionaron que su inauguración estaba próxima. “Vinto tiene más problemas judiciales que deportivos”, concluyó el presidente interino.
Actualmente la Federación se encuentra en tiempo eleccionario y de mucho énfasis en la política, pero muy poco se hace gestión o piensa en una revolución general de nuestro fútbol. Esa falta de proyectos hace que la Conmebol pueda llegar a tomar la decisión de no desembolsar ciertas sumas para nuestro balompié. Fútbol femenino, divisiones inferiores y fútbol de salón son ejes en los que muy poco se trabaja en Bolivia, y que la Conmebol está apostando fuerte en el último tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario